Secciones
Concordia

Concordia: ataques con piedras se repiten en los ingresos

Vecinos de Villa Adela y alrededores, en accesos a Concordia, advierten que los actos vandálicos se intensificaron. Piden garitas de seguridad.

Sábado 03 de Octubre de 2020

Una problemática que se repite en los últimos años y que esta semana casi tuvo consecuencias graves es la inseguridad en los ingresos a la ciudad de Concordia. En la última semana se reportaron un par de ataques vandálicos a automovilistas en los ingresos por el puente Alvear y también en el acceso por la avenida Presidente Frondizi.

La modalidad se repite respecto a los ataques que reciben los automovilistas, ya que son víctimas de pedradas desde los laterales de la avenida a la altura de los puentes. Las denuncias son repetitivas y desde muchos sectores manifiestan que es necesaria una acción policial permanente, como alguna vez lo tuvo el control policial en el ingreso a la ciudad en las inmediaciones de la Avenida Presidente Perón.

Vecinos de Villa Adela que transitan por el lugar para dirigirse a Concordia han reportado en innumerables ocasiones los momentos de suma tensión que han sufrido por parte de malvivientes. Quienes han pasado por estos atropellos, han narrado lo cerca que estuvieron de sufrir heridas de consideración. Colectivos de corta distancia, como solo ahora transitan en tiempos de pandemia, al igual líneas de larga distancias, son los principales “blancos” de estos delincuentes.

Ahora, la pregunta es, ¿se deberá esperar a que haya una víctima fatal para tomar cartas en el asunto? Según cuentan testigos, muchos de los ataques son dirigidos por menores que utilizan sus “gomeras” para cometer estos delitos. En los próximos días, vecinos de Villa Adela y la zona pedirían una reunión con las autoridades municipales para solicitar una pronta solución, ya que los ataques se intensificaron en el corto período.

concordia.jpg
Vecinos de Concordia manifestaron su preocupación por los ataques.

Vecinos de Concordia manifestaron su preocupación por los ataques.

Federico Sirimarco es un joven padre que vivió en carne propia el pasado jueves la sensación de haber estado muy cerca de que algo grave ocurriera. Transitando con su vehículo desde Concordia hasta Villa Adela recibió un piedrazo en la ventanilla, al momento de ingresar al puente Alvear. Lo peor del cuadro fue que llevaba en su auto a su hijo de 1 año y 8 meses. El menor quedó asustado, debido al estallido, como también porque ingresaron restos de vidrios dentro del habitáculo.

“Veníamos despacio, habíamos ido a comprar comida, mi bebé se asustó mucho por el estallido y por los vidrios que ingresaron adentro. Gracias a Dios no nos pasó nada. La verdad, no sé qué pensar de esta ciudad. ¿A ver señores gobernador y/o intendente qué están esperando para poner garitas con policías en esa zona? ¿O cuando les pase a alguien de su entorno van a reaccionar? La impotencia que siento en este momento no se la deseo a nadie, no por mí, sino por mi bebé”, narró el joven padre.

Ese mismo día, pero en horarios de la tarde, una empresa de transporte urbano que hace su recorrido diario de Villa Adela a Concordia también fue atacado con piedras. En uno de los laterales en el anteúltimo asiento viajaba una mujer, la cual recibió el impacto de los pequeños cristales rotos. La suerte jugó del lado de la pasajera ya que no sufrió cortes, pero la empresa nuevamente deberá pagar otra ventanilla más con lo que implica el alto costo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario