Secciones
Argentina

Concepción: entre la memoria de sus desaparecidos y la captura de "Chispa" Sánchez

Fiel al recuerdo de sus muertos durante la dictadura, Concepción también es parte del pasado de uno de los asesinos de Walsh.

Sábado 16 de Mayo de 2020

Si bien es una ciudad que se acostumbró a ser escenario de hechos históricos importantes de la Argentina, Concepción del Uruguay también tiene un fuerte vínculo con su pasado más reciente, y sobre todo, con los hechos vinculados a la Memoria que remite a sus detenidos y desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar.

Esta última semana en particular tuvo un nuevo capítulo para ese recuerdo, y trajo al presente cuatro nombres de jóvenes uruguayenses que desaparecieron a manos del terrorismo de Estado entre los años 1976 y 1983. Este mes de mayo se recuerda un aniversario más de la muerte de Raúl De Sanctis, Carlos López, Miguel Ángel Rousseaux y Manuel Liberoff.

El detalle de sus vidas, sus historias y su final estremecen por la cercanía de sus familiares, la cotidianidad de sus días y el espanto de un dolor inimaginable.

De forma paralela, otro hecho de relevancia nacional y vinculado a los mismos temas también se sumó para reforzar la memoria de esta ciudad con aquel tiempo de dolor. La captura de Gonzalo Chispa Sánchez, uno de los asesinos de Rodolfo Walsh, prófugo de la Justicia argentina por más de cuatro décadas, fue capturado y extraditado desde Brasil. Parte del pasado de Sánchez está fuertemente enlazado con Concepción del Uruguay.

Represor capturado

A cada una de las historias de jóvenes uruguayenses desaparecidos, tan propias de familias conocidas de esta ciudad, se sumó esta misma semana una noticia que también tuvo a Concepción del Uruguay como escenario secundario de otra historia tan triste como impactante: La captura del represor argentino Gonzalo Chispa Sánchez, uno de los prófugos de la Justicia en la causa ESMA, imputado por su participación en el grupo de tareas que secuestró y desapareció a Rodolfo Walsh en 1977. El militar, que también participó de los vuelos de la muerte, tuvo su paso por Concepción del Uruguay donde se desempeñó en dependencias de la Prefectura Naval Argentina.

Sánchez prestó servicio en la Prefectura de Zona entre los años 1981 y 1983, y según afirman algunos testimonios de quienes lo conocieron o prestaron servicio junto a él, se lo recuerda como un hombre difícil de tratar, agresivo y muy nervioso. De acuerdo con lo que se desprende de la causa judicial, Sánchez integró el grupo operativo que emboscó a Walsh en 25 de marzo de 1977 en el barrio de San Cristóbal, donde el autor de Operación Masacre e integrante de la organización Montoneros cayó asesinado tras resistir con una pistola calibre 22 con la que hirió a uno de sus atacantes.

Chispa fue mencionado en las denuncias que formularon los sobrevivientes de ESMA en el exterior, ante la Conadep y en el Juicio a las Juntas, pero la sanción de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final evitó que enfrentara la acción de la Justicia en los primeros años de la recuperación democrática.

Según los datos recabados sobre el pasado de Sánchez en Concepción del Uruguay, este estuvo apenas algo más de dos años en esta ciudad. Sin embargo, se casó y tuvo dos hijas con una joven de La Histórica. El poco tiempo de su estadía formaría parte también de un procedimiento típico de las fuerzas armadas con los militares que participan de sus ‘operaciones clandestinas’ a fin de protegerlos y no sostenerlos mucho tiempo en un solo lugar. El represor tiene 69 años y fue arrestado en Paraty, en el litoral sur de Río de Janeiro, el lunes a la tarde. Además de ser oficial de la Prefectura, durante la dictadura integró el Grupo de Tareas 3.3 de la ESMA.Chispa Sánchez vivió cerca de dos décadas en Brasil, donde había sido detenido en 2013 en la ciudad de Angra dos Reis, también en el litoral sur de Río de Janeiro, para extradición, pero en 2016 obtuvo la prisión domiciliaria, de la que se escapó. El represor se había radicado en Brasil para trabajar en la industria naval en el litoral de Río de Janeiro, pero un nuevo pedido de captura llegó en 2019 y el Supremo Tribunal Federal finalmente autorizó la extradición hacia Argentina.

Recuerdo

Mayo trae a la memoria la desaparición de Raúl René De Sanctis, nacido en Concepción el 29 de junio de 1954, tras lo cual siendo pequeño se mudó junto a su familia a Rosario. Comenzó a estudiar Antropología en la UNR y era obrero de la empresa metalúrgica Acindar. Fue militante de la JUP y de Montoneros. Tenía 22 años cuando fue secuestrado y desaparecido por el terrorismo de Estado en la estación de trenes de Campana, Buenos Aires. Estaba casado con Miryam Ovando, quien se encontraba embarazada de seis meses cuando fue secuestrada. La hija de ambos, Laura Catalina De Sanctis, nació en cautiverio en julio de 1977. Laura fue localizada el 8 de septiembre de 2008, ocupando el lugar 94 entre los nietos recuperados.

Carlos López

El 2 de mayo de 1976 desapareció por acción del terrorismo de Estado en Córdoba, donde estudiaba y militaba en el Ejército Revolucionario del Pueblo. Después de muchos años, su hija Verónica López comenzó a reconstruir la historia de su padre. Hoy es parte de la Comisión Memoria, Verdad y Justicia de Concepción del Uruguay.

Miguel Ángel Rousseaux

Nació en Concepción el 4 de octubre de 1938, habiendo desarrollado en su ciudad los estudios primarios. Se trasladó a Buenos Aires y con 16 años ingresó a trabajar en la fábrica Alpartagas y a militar en el Partido Socialista. Al mismo tiempo terminaba la escuela Secundaria nocturna, después se afilió al Partido Comunista, trabajó en la fábrica de Gilette y se casó con Norma Beatriz Medina, con quien tuvo tres hijos. En la madrugada del 12 de mayo de 1976, un mes y medio después del golpe de Estado, se realizó un allanamiento en su domicilio y fue secuestrado. Nunca más la familia supo de él. Con el tiempo, los vecinos relataron que escucharon golpes y gritos esa madrugada. Aún se ignora cuál fue su destino.

Manuel Liberoff

Nació en La Histórica el 31 de marzo de 1921. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio del Uruguay y se graduó de doctor en Medicina en Uruguay, donde vivía desde 1944. Vivió y ejerció la medicina popular en la zona de camino Carrasco, en Montevideo. Desde 1952 fue directivo del Sindicato Médico de Uruguay y fundador de las Asociaciones de la Enseñanza Secundaria. Como militante, era miembro del Partido Comunista Uruguayo. Fue detenido el 12 de julio de 1973 en su domicilio de Montevideo. El 7 de noviembre de 1973 lo expulsaron de Uruguay. En Argentina fue secuestrado en mayo de 1976. El Estado argentino lo reconoce como desaparecido recién en 1997.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario