Residuos

Concepción del Uruguay, con nueva planta de residuos

El nuevo emplazamiento de Concepción del Uruguay estará dedicado a la clasificación y disposición final de residuos sólidos urbanos.

Domingo 24 de Julio de 2022

La nueva Planta de Separación, Tratamiento y Disposición Final de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) para Concepción del Uruguay (Relleno Sanitario) se encuentra en su etapa final de obra.

Como primer paso se estima que, para las próximas semanas, se pondría en funcionamiento la nueva celda de disposición final y la planta de clasificación y separación de residuos sólidos urbanos, la que se ubica en un terreno propio de la municipalidad.

Según se ha detallado oficialmente, estos trabajos se realizan de forma articulada entre los diferentes actores del ecosistema de la ciudad, tal el caso del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) respondiendo a un trabajo colaborativo que se puso en práctica.

“Junto al intendente Martín Oliva, el Coordinador de Salud Ambiental, Francisco Savoy y el Coordinador de Infraestructura, Alejandro Rojas, recorrimos la obra de la inminente planta de tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de la ciudad. La misma se está ejecutando en el predio de 14 hectáreas que adquirió el municipio para tal fin, al inicio de esta gestión”, señaló en las últimas horas Yary Seyler, Jefe de Gabinete de la comuna uruguayense.

La propuesta contempla la gestión sustentable de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de la ciudad y la revalorización de la mayor parte de residuos posibles con el fin de minimizar los volúmenes destinados a enterramiento en el relleno sanitario.

Para ello, se consideró los espacios para el tratamiento de los residuos sólidos domiciliarios, residuos industriales no peligrosos, residuos verdes, neumáticos fuera de uso (NFU), áridos y escombros, y residuos voluminosos.

En paralelo se han licitado las obras para el saneamiento de un sector del actual vertedero San Cayetano, siendo no sólo una política de gobierno, sino de Estado, en tanto es una obra proyectada a 20 años de vida útil.

Estas obras suponen un proyecto que ayudará a gestionar los residuos de la ciudad de una forma ambientalmente sustentable y apuntando al desarrollo de la economía circular.

“El tratamiento responsable de los Residuos Sólidos Urbanos, como su separación en origen y posterior revalorización de los materiales reciclables, no sólo promueve el desarrollo de la economía circular, sino que también permite que esta nueva planta tenga una proyección de 20 años de vida útil, aproximadamente”, remarcó Seyler.

La obra

Como infraestructura principal, se planteó la construcción de tres módulos de disposición final, la instalación de una planta de tratamiento de lixiviados y la desgasificación del vertedero para evitar problemas de emisiones de gas de relleno a la atmósfera.

Para el diseño de los módulos, en cuanto a su capacidad, se adoptó un valor de ingreso promedio de 90 toneladas por día, según el registro del año 2020, considerando la disposición final del total de los residuos de tipo domiciliarios recolectados, en un período de utilidad hasta 20 años y una densidad de residuos estabilizados dentro del módulo de 0,70 t/m3.

Además, se estima que el 30 por ciento de los materiales reciclables son de fácil colocación en el mercado local, ya que se trata de papel y cartón, la mitad de los plásticos (PET, PEAD y PP), vidrio y metales.

Como infraestructura complementaria, se construirán naves industriales para la clasificación, acopio, y prensado del material separado, y depósito de maquinarias.

En paralelo se construirá una oficina de control de ingreso y pesaje de camiones, vestuarios y sanitarios para personal.

Con INTI y UNER

Para la confección del Proyecto Ejecutivo se conformó un equipo técnico interdisciplinario, compuesto por profesionales de la Dirección de Salud Ambiental, de la Secretaría de Salud, Discapacidad y Derechos Humanos, y del Instituto de Tecnología Industrial (INTI).

El equipo interdisciplinario de asesores del INTI se conformó con asesores técnicos de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba; integrado por Alejandra Barlatey, Verónica Bertoncini, Gisela Rodríguez, Federico Bailat, Mariano Minaglia, Gustavo Ruhl, Violeta Silbert y Eugenio Pettigiani.

Además de esto, la confección del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) estuvo a cargo de docentes investigadores de la Carrera Salud Ambiental de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario