Secciones
Concepción del Uruguay

Concepción del Uruguay: intentan reparar la casa de Urquiza

Está ocupada por el Correo Argentino, hace décadas. El edificio está dañado por falta de mantenimiento; ahora intervino el municipio de Concepción del Uruguay.

Sábado 22 de Agosto de 2020

La casona está a punto de cumplir 150 años, y el deterioro que ha sufrido a lo largo de décadas sin intervención alguna, obliga a tomar medidas antes que se produzca algún desmoronamiento o sus daños se vuelvan irrecuperables. Está ubicada en el corazón de la ciudad de Concepción del Uruguay, frente la plaza Francisco Ramírez, y la mandó a construir Justo José de Urquiza en 1868 como residencia para su familia en la ciudad, estaba destinada a ser la alternativa urbana al Palacio San José, donde había transcurrido casi toda su vida.

El vencedor de Caseros nunca llegó a habitarla, pues fue asesinado en 1870, y la construcción finalizaría tres años más tarde, cuando gran parte de su familia ya se encontraba en Buenos Aires o en otros lugares fuera de Concepción del Uruguay.

A raíz de ese pasado, fue declarada Monumento Histórico Nacional, una distinción que también trajo aparejada una complejidad burocrática que ha sido el pretexto central para no hacer reparaciones, intervenir por mejoras, o darle un destino más acorde a su pasado.

Ni el gobierno municipal ni el provincial tienen potestad real para trabajar sobre el edificio, pues es solo la Comisión de Monumentos de la Nación la que puede intervenir en su estructura.

Después de varios intentos frustrados, una comisión integrada por profesionales y especialistas uruguayenses, pudo ingresar esta semana al edificio para hacer un relevamiento luego de haber gestionado y logrado los permisos para poder trabajar sobre el lugar que está ocupado, en gran parte, por el Correo Argentino, y también por dependencias de las áreas de Cultura y Deportes de la municipalidad.

La comisión, denominada de Preservación de Patrimonio Histórico, recorrió las instalaciones para tomar conocimiento del estado real en que se encuentran los sectores actualmente usados por el Correo Argentino.

En diálogo con UNO, la ingeniera Claudia Cardozo, responsable del área Proyectos Especiales de la comuna, remarcó que “fue importante esta primera intervención pues nos dio una noción acabada de una situación que demanda intervención en muchas de sus partes, sobre todo en los techos, pues gran parte de los problemas tienen su origen en las filtraciones. El edificio está estructuralmente integro, lo cual nos da tranquilidad en ese sentido”, señaló la ingeniera.

Embed

En el mismo sentido, Cardozo remarcó que la autorización para ingresar al edificio se obtuvo de parte de los organismos nacionales que guardan este tipo de espacios, sin embargo, todavía no se lograron fondos para un plan de recuperación integral.

“Nosotros vamos a intervenir con obras que serán financiadas por el municipio de Concepción del Uruguay, porque hay un compromiso con la preservación del patrimonio histórico de la ciudad, el intendente Martín Oliva es quien respalda esta intervención, por lo que ya estamos haciendo las evaluaciones necesarias para establecer los costos de las obras iniciales que son necesarias, a su vez, se elaborará un anteproyecto que permita hacer la restauración integral del edificio recurriendo al pedido de fondos nacionales”, resaltó Cardozo.

Daños

Si bien los detalles del informe de la comisión todavía no se han dado a conocer de manera formal, basta una simple recorrida por el lugar para darse cuenta que hay humedad, techos derruidos, grietas, escaleras desgastadas, falta de pintura, hierros oxidados y pisos desparejos a lo largo de toda la casa.

En el caso del área del correo, las paredes también están decoloradas, descascaradas y las partiduras avanzan en todo el frente. Hay ornamentaciones a punto de caerse, plantas y hasta pequeños árboles crecen en lo largo de la baranda del balcón que rodea la construcción por lo alto.

casa urquiza.jpg
La casa está en el centro de Concepción del Uruguay.

La casa está en el centro de Concepción del Uruguay.

Durante algún tiempo hasta se llegó a prohibir la circulación por sus veredas ante el peligro latente que significaban los pedazos de mampostería a punto de caerse desde lo alto del edificio.

“Nosotros también obtuvimos la autorización de parte del jefe del correo para recorrer esta zona, por cuestiones de protocolo de prevención ante el Covid lo hicimos fuera del horario de atención al público y cuidando de no sumar mucha gente en cada espacio, solamente nos quedaría conocer el estado de la vivienda que se encuentra dentro de esta misma estructura”, señaló la ingeniera.

La vivienda a la que hace referencia, es una parte del edificio que han utilizado históricamente los jefes del correo como su vivienda personal, espacio que habita con su familia.

Recuperar la casa

Si bien la edificación fue declarada Monumento Histórico Nacional el 23 de julio de 1984, por medio del Decreto Nº 2254 del Poder Ejecutivo. Cinco años más tarde, a través de un convenio cuyos términos nadie logra tener del todo claros, la casa fue ocupada por la sucursal local del Correo Argentino y así ha permanecido durante todos estos años.

En varias oportunidades se ha intentado recuperar la casa para que pase a ser patrimonio de la ciudad, pero ha sido imposible mover al correo del lugar. Durante muchos años esta iniciativa se vio obstaculizada debido a que el servicio postal estaba en manos privadas y no se encontraban los mecanismos burocráticos necesarios para desplazar a la empresa prestadora del servicio.

En el año 2012 hubo un intento por recuperar el edificio por parte de la Municipalidad y se refaccionaron a nuevo una serie de oficinas con espacios de atención al público y accesos para vehículos a solo dos cuadras de distancia, en lo que se conoce como la Municipalidad Vieja, sin embargo, el acuerdo no prosperó y finalmente este lugar fue ocupado por la Oficina de Turismo y un Centro de Artesanos.

Si bien todo el edificio sigue siendo sede del funcionamiento de la oficina postal, hay un ala donde la ciudad logró establecer el Museo Andrés García y la Sala Evocativa de Malvinas, dos espacios muy reducidos en función de la amplitud que tiene la casa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario