Secciones
Paraná

Con horarios fijos, iglesias de Paraná permiten comulgar

Es una iniciativa que acerca la eucaristía a los fieles. El protocolo indica que debe comulgarse en la mano. Se realiza bajo un protocolo.

Viernes 05 de Junio de 2020

En la parroquia Santo Domingo Savio de Paraná, ubicada en Miguel David 151 de Paraná, se indica que se puede recibir la comunión todos los días en los siguientes horarios: 10, 12, 17 y 19. En el mes del Sagrado Corazón de Jesús la parroquia que lleva su nombre y se encuentra en Enrique Carbó 461 otorga la Eucaristía todos los días a las 11.45 y 17.30. En tanto que en la Iglesia de la Medalla Milagrosa (El Talar y Las Magnolias del barrio la Milagrosa), la comunión es de lunes a sábado a las 12 y 18, y los domingos a las 10.

Dentro de las recomendaciones se pide el uso de tapabocas, distanciamiento social y purificación de las manos. Este último punto es importante porque la Iglesia tiene un protocolo que indica que la hostia consagrada debe ser recibida en la mano durante este tiempo de pandemia.

Muchos fieles consideran “herético” no recibir la comunión en la boca y tener que tocarla con sus dedos. Es por esto que el padre Mario Haller, de la parroquia La Piedad, escribió una carta para explicar la necesidad de tomar recaudos.

Dentro de las diferentes medidas de protocolo de la Iglesia para reanudar las misas presenciales, se encuentra el punto que indica la necesidad de comulgar en la mano para evitar el contacto de los dedos del sacerdote con la lengua del cristiano.

“Si al comulgar en la boca, el comulgante tuviera el virus, un pequeñísima porción de saliva en la punta del dedo del sacerdote, podría ser transmisora del virus a otro hermano-comulgante”.

Mientras se aguarda el regreso de las celebraciones litúrgicas presenciales (todavía se realizan por Facebook o televisión), el presbítero recordó que esta situación ya se vivió 10 años atrás con la epidemia de influenza. “Se dio también durante la gripe A. No es saludable que en situaciones como estas los comulgantes se vuelvan incapaces de una sana adecuación a las circunstancias. Queda claro que comulgar en la boca o en la mano exige el respeto al Señor. Queda claro que comulgar de un modo u otro –en tiempo de normalidad– es una opción del fiel”, subrayó.

El párroco de la iglesia La Piedad de Paraná hizo hincapié sobre lo que se informa en las redes. “Una persona me dijo: ‘comulgo como se debe’ entendiendo que se debe comulgar en la boca con exclusión de la comunión en la mano. Ciertamente, no juzgo sus intenciones pero sí la parcialidad de su afirmación y el riesgo que desde una elección personal haga ‘escuela’ sin fundamentos y sin la ‘adhesión cordial’ a la enseñanza de la Iglesia creyendo que la suya es ‘la enseñanza’ sobre este tema, tal vez basada en algún indiscutible leader (ciegamente obedecido) o en algún influencer de turno”.

Ante esto, escribió y publicó en las cuentas de Facebook de su parroquia y también del futuro santuario a Jesús Misericordioso, su carta titulada “Cuidemos las dos vidas: la tuya y la mía – la tuya y la del otro. Una reflexión acerca de la Comunión en la mano en tiempo de pandemia”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario