Secciones
Automotores

Con el plan Junio 0KM las ventas de autos nuevos crecieron un 30% a nivel regional

En concesionarias locales afirman que el programa impulsó la demanda en el sector, que venía en franco retroceso. Piden que se extienda en julio.

Miércoles 26 de Junio de 2019

Quedan pocos días para concretar compras de automóviles nuevos aprovechando los beneficios del programa Junio 0KM impulsado por el gobierno nacional para reactivar las ventas en este sector.

La medida, promovida en conjunto con la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), se aplica a más de 230 modelos y versiones de automóviles livianos, que pueden adquirirse con descuentos que pueden llegar hasta 90.000 pesos en el precio de venta al público. La misma rige desde el 5 de este mes y de no mediar una prórroga su vigencia se extenderá hasta el fin de semana.

En Paraná la mayoría de las concesionarias coinciden en que desde su implementación crecieron notablemente las consultas y que el programa impulsó mayores ventas. En algunos casos aseguran que las operaciones se incrementaron alrededor de un 30%.

Sobre este punto, Ramiro Reiss, gerente general de Haimovich Paraná, señaló a UNO: “Las consultas aumentaron notablemente. Eso demuestra que mucha gente está buscando oportunidades y esta es una muy buena oportunidad, porque son descuentos inmediatos, directos, de 90.000 pesos para vehículos que están arriba de los 750.000 pesos; o 50.000 pesos si son de un precio menor a ese importe”.

“Se han concretado muchas operaciones: nosotros estamos más o menos en un 30% más respecto al mes pasado, cuando no teníamos este plan”, destacó.

Asimismo, Reiss recordó que en el plan no están incluidas las pick ups, los vehículos comerciales ni tampoco los planes de ahorro, y comentó que de las marcas que comercializan en Haimovich los modelos de Toyota con más demanda fueron el Etios, el Yaris, y el Corolla. Al respecto, señaló: “Tenemos unidades que van desde los 480.000 pesos, a los Corolla más equipados, que llegan al millón de pesos”. En cuanto a Volkswagen, los más vendidos fueron el Polo, el Virtus, y el Vento, cuyos precios en estos casos “van de los 620.000 pesos, hasta el Vento, que está en 1 millón de pesos”.

También indicó que este mes las ventas de unidades financiadas alcanzaron un 30%. Al respecto, refirió: “Mayoritariamente las mejores tasas son con la financiación de las marcas. Volkswagen financia el service y Toyota lo hace a través de la compañía financiera. Hay opciones que van desde los 12 meses hasta los 60. Ofertamos tasas con cuotas fijas y tenemos algunas alternativas con crédito UVA”.

El porcentaje restante de las operaciones impulsadas a partir del plan Junio 0KM fue al contado, pero el empresario explicó: “En estos casos la mayoría entrega vehículos usados en parte de pago, y abonan la diferencia. En un auto que vale 1 millón, entregan un auto de 500.000 o 600.000 pesos”.

Sobre la continuidad del plan, Reiss comentó: “En principio las fábricas nos dicen que termina ahora a fin de este mes. Nosotros estos días podemos seguir haciendo las operaciones normalmente y después se verá entre las fábricas y el Gobierno, que son quienes implementaron el programa, si pueden continuar o no. El cupo que dio el Gobierno en su momento no se completó, porque comprar un auto no es una operación sencilla y lleva sus tiempos. En función de eso están evaluando si extienden o no el plazo para cumplir con este cupo o no, a eso no lo sabemos”.

En este marco, manifestó: “Nosotros formamos parte de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) y en función de los muy buenos resultados hemos solicitado la continuidad del plan. De hecho hemos presentado estudios que dan cuenta de que por cada auto adicional que se ha vendido, a través de los impuestos el Gobierno recupera tres veces el importe invertido. Son cálculos hechos por Acara y es una muy buena medida, porque logra un beneficio importante para los consumidores, obviamente para nuestra actividad que estaba muy retraída, y para el Gobierno, que recauda más de lo que invierte en este plan”.

Gastón Niz, gerente de ventas de la concesionaria Macua, coincidió en que el repunte de las ventas desde que rige este plan fue de un 30% hasta ahora, y también hubo un incremento notable de consultas. “Seguramente podría continuar este programa, que realmente cumplió las expectativas. Por lo pronto podemos seguir vendiendo para patentar la semana próxima”, dijo, y subrayó: “Renault también subvencionó parte de la financiación para hacer más atractivo al programa, y aparte del plus que aplicó el Gobierno hubo un aporte de las terminales y concesionarias”.

De los modelos de Renault más vendidos, contó que fueron el Captur y el Duster los que encabezan la lista. Además, expresó que la mitad de las operaciones se concretaron al contado y la otra mitad financiadas. Al respecto, mencionó: “Hay distintos paquetes promocionales. La alternativa de comprar con tasa cero hasta 18 meses es la más elegida, y también la de financiar a 36 meses el 50% del valor del vehículo. Después hay otras alternativas que financian entre el 50% al 70% del auto entre 48 y 60 meses”.

Por su parte, Sebastián Ferrer, gerente de la firma Coinauto, evaluó: “Realmente para nosotros el programa Junio 0KM generó un éxito en ventas. En el caso de Chevrolet entran todos los vehículos de pasajeros, no los comerciales, y los descuentos de este plan se acumulan con los del concesionario y la fábrica. Los precios han mejorado bastante y esto generó muchas expectativas, que se volcaron a través de las consultas. Estamos teniendo bastante movimiento en general y se está hablando a nivel país de un aumento del 10% de las ventas, pero en comparación al mes pasado el porcentaje es muy superior y el incremento se notó”.

Respecto de los modelos más demandados, indicó: “En nuestro caso fue el Chevrolet Onix, vehículo inicio de gama de la marca y un poco el caballito de batalla; que con el plan Junio 0KM, más el de General Motors y Coinauto, tiene un descuento final hasta fin de mes de 219.000 pesos”.

Ferrer analizó que el 40% de las operaciones fueron al contado, en muchos casos recibiendo vehículos como parte de pago. “El restante 60% fueron ventas financiadas. Lo que es General Motors tiene todos los meses planes en cuotas fijas en pesos, con tasas reducidas de fábrica. Después, la tasa más baja ronda el 9,90%, y algunos todavía entran con la modalidad 0%, son hasta en 24 cuotas. Los planes promocionales con una tasa un poco más elevada, pero que sigue siendo baja, son hasta en 36 cuotas, que son los más convenientes. Y con los tradicionales hay opciones hasta en 60 cuotas”.

En tanto, Ramiro Tamaño, gerente de la concesionaria Nation –que comercializa las marcas Peugeot, Citroën, Chery y PSFK– manifestó que lo que más vendieron fueron los modelos C4 Cactus y C4 Lounge, de Citroën; y en cuanto a Peugeot, tuvo más demanda el 208: “Se comercializó porque a la vez hubo promociones con autos más antiguos, con lo cual podíamos vender a un valor diferente un 208, que rondó los 570.000 pesos una versión intermedia”, indicó.

No obstante, sobre el plan analizó: “Generó más afluencia de público, que no estábamos teniendo, y en ese sentido creó un interés. Se hicieron más ventas comparado con los meses anteriores y esto fue bueno, considerando que la demanda en el rubro venía en caída desde el año pasado, pero no fue el impacto que esperábamos”. A su vez, aclaró: “Fue más lo que puso la fábrica y el concesionario que el aporte que hizo el Gobierno: del Gobierno fueron 20.000 pesos del total del aporte de los autos de hasta 750.000 pesos y 40.000 para los vehículos de un valor superior a los 750.000 y hasta los 2 millones. Los autos que comercializamos en la marca Citroën y Peugeot son unidades que arrancan en el orden de los 500.000 o 600.000 pesos y el descuento no impacta tanto, por eso lo que se hizo desde la marca y el concesionario fue sumar más bonificaciones para que impacte de manera diferente”.

Por último, reflexionó: “Por más que se tenga un pequeña ayuda, no hay buenas condiciones crediticias. La masa de clientes normales, que son los asalariados que dependen de un crédito, no está pudiendo acceder. Y el gran problema es el poder adquisitivo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario