Secciones
Obras

Con buenas perspectivas aceleran los pasos para reactivar obras privadas

Con protocolo sanitario ya acordado, gremio y empresas quieren dar impulso a la actividad de la construcción. Ayer, la Uocra se reunió con Bahl.

Martes 14 de Abril de 2020

La delegación Entre Ríos de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) avanza en la provincia con reuniones para reactivar las obras privadas lo más inmediato posible, en el marco de la pandemia por el Covid-19 Coronavirus.i

Si bien como en todo el país la obra pública es una de las actividades exceptuadas en la cuarentena, su ritmo es muy bajo frente a las distintas obligaciones económicas que debe afrontar el Estado en el marco de la pandemia.

El plan transita con buenas perspectivas para el sector gremial, apuntó el secretario general, Walter Doronzono. Es que además de las charlas que ya venían manteniendo con los ministros de Economía, Hugo Ballay; de Planeamiento, Daniel Richard, y el titular del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV) Marcelo Bisogni, el gremio ya firmó a nivel nacional un protocolo sanitario frente al Covid-19, con la Cámara Argentina de la Construcción.

“Vemos con optimismo que se pueda retomar la labor en el ámbito privado, ya el protocolo fue presentado por el secretario general, Gerardo Martínez, al presidente Alberto Fernández y autoridades de Salud, y dieron vía libre para trabajar cumpliendo las medidas de prevención”, indicó a UNO.

El dirigente entrerriano consideró que se ha privilegiado la salud de los trabajadores “sobre todas las formas, con las distintas empresas, para acondicionar y tener todos los recaudos y tomar todas las prevenciones”, precisó respecto del plan de actuación que propone, entre otros puntos, un estricto control de las personas que ingresen a la obra; verificación de la existencia de alguno de los síntomas a los operarios, en el horario de inicio de cada turno, con personal especializado debidamente protegido; o escalonamientos de tareas según áreas.

En el marco de esas gestiones y trámites, Doronzono contó que el gremio mantuvo una reunión ayer con el intendente de Paraná, Adán Bahl, con el fin de que se puedan reiniciar una decena de obras privadas que están paralizadas, y que demandan unos 350 trabajadores.

“Le informamos y mostramos el protocolo sanitario armado con las cámaras. Garantizamos la salud como política sanitaria, e informamos al intendente también sobre los desarrollos de muchos emprendedores inmobiliarios, para ver cómo lo considera y si se puede liberar progresivamente”, indicó.

La obra pública, en tanto, está habilitada como actividad dentro de las excepciones del Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/2020, donde es declarada esencial la obra pública, pero no así la privada.

“En el contexto de la provincia venimos trabajando bien, pero tenemos que estar los tres componentes: trabajadores, empresarios y Estado. Este protocolo que ha firmado Gerardo Martínez y que lo tenemos también en la provincia, vamos a pedir que Salud lo vea y que sea homologado para que vea el grado de seriedad con el que queremos trabajar y darle las garantías a los trabajadores”, señaló en relación a las tratativas que se llevan adelante en Entre Ríos. En ese sentido, dijo: “En materia de obra pública en la provincia estamos trabajando, veníamos trabajando”, pero admitió que hay un problema, la situación financiera y los problemas de caída de recaudación, frente a la necesidad de afrontar gastos en Salud y contención social: “Eso puede impactar en algunas obras de arquitectura”, dijo Doronzono.

Actualmente la obra pública en ejecución está relacionada a viviendas del IAPV, y también intervenciones como en las plantas potabilizadoras de agua de Concordia y de La Paz.

“Hay una cuestión de seguimiento, y habrá que definir las prioridades en materia de obra pública, más allá de que todas lo son, pero viendo gradualmente aquellas con protocolo que puedan seguir”, mencionó.

A diferencia de otros rubros, el trabajador de la construcción es jornalero: día que no trabaja, no cobra. Frente a esa situación, el dirigente de la Uocra contó: “Pedimos a las empresas que estén a la altura de las circunstancias. Por ello solicitamos que aquellos compañeros que estaban en empresas, para la segunda quincena de marzo y la primera de este mes sean considerados con un anticipo cuenta del SAC y como Fondo de Cese Laboral. Pretendemos que los que tengan relación de dependencia, más allá del decreto presidencial de que no puede haber despidos, es el compromiso de las empresas para garantizar un ingreso a cada trabajador”. Al respecto, dijo que encontraron buena predisposición para adelantar la quincena, y sostuvo que en las negociaciones con los empresaris habrá casos en los que habrá que hacer acuerdos colectivos o por empresas, “porque nuestra actividad es muy dinámica”.

Por último, recordó las gestiones que Uocra llevó a nivel nacional con las autoridades de Gobierno y del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa), sobre el planteo de los corralones, que fueron exceptuados y desde la semana pasada pueden funcionar.

“Ahora queremos garantizar que la obra avance tanto en el sector público como en el privado”, señaló.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario