Secciones
La Provincia

Con algunos cambios, confirmaron la condena a Taleb

La Sala Penal del STJ dispuso que la inhabilitación para ocupar cargos públicos no sea perpetua. No deberá pagar la multa

Martes 13 de Agosto de 2019

La Justicia provincial abordó una causa emblemática por enriquecimiento ilícito contra un exlegislador entrerriano. Se trata del proceso que se le siguió a Raúl Abraham Taleb en abril de 2016 a raíz de una denuncia promovida por su adversario político en Diamante: Rodolfo Miguel Parente. Después de un breve juicio oral y público, a Taleb se lo condenó a tres años de prisión condicional, sumado a la inhabilitación absoluta perpetua para ejercer cargos públicos, una multa de 442.507 pesos, el decomiso de un departamento ubicado en calle Buenos Aires de Paraná y el cumplimiento de tareas comunitarias. Ayer la Sala la Sala Nº 1 de Procedimientos Constitucionales y Penal Superior Tribunal de Justicia (STJ) hizo lugar parcialmente al recurso de impugnación extraordinaria presentado por la defensa del acusado, donde se modificó un punto del fallo de primera instancia.

En la resolución dejaron sin efecto la inhabilitación absoluta perpetua para ocupar cargos públicos y la multa de 442.507 pesos, pero se la confirmó en todo lo demás. La condena condicional no sufrió variaciones, por lo que deberá cumplirla, aunque entre las modificaciones la Sala Penal le impuso a Taleb la pena de inhabilitación absoluta por cinco años.

Los fundamentos del fallo serán dados a conocer el 12 de septiembre a las 12.30.

“Se enriqueció ilícitamente”

El 18 de abril de 2016, el presidente del tribunal de juicio, Elvio Garzón, determinó que Raúl Taleb “se enriqueció ilícitamente cuando ocupaba una banca en la Cámara de Diputados de Entre Ríos. En el recinto además se escuchó al mismo Garzón dar lectura a la parte resolutiva del veredicto, basado en las pruebas testimoniales y las pericias sobre el patrimonio de Taleb. Para acreditar los bienes del exembajador se tomó el período 1991-2003, llegándose a la conclusión de que existe un patrimonio que está corroborado y otro conjunto de bienes que no se pudo comprobar.

Para ello el tribunal admitió haberse basado en la pericia contable oficial de Ángel Pasadore, la cual demostró que en 1991 Taleb el único ingreso que tenía era el sueldo como asesor del bloque de la Cámara de Diputados. “No se ha acreditado que usted haya recibido alguna herencia, como así también que haya tenido ahorros previos”, explicó Garzón al divulgar la parte neurálgica del fallo.

También se tuvieron en cuenta las sucesivas adquisiciones de bienes que efectuó el exdiplomático a partir de 1994, registró UNO durante la cobertura del juicio.

En el recuento del patrimonio se incluyó un departamento de calle Buenos Aires, un inmueble en calle 25 de Mayo y la compra de varios automóviles. “No se encuentra acreditado que haya sacado la quiniela”, se fundamentó en el dictamen y además se hizo notar la diferencia entre la fecha que se habría hecho la apuesta y el momento de la adquisición del bien.

En el veredicto se tuvieron en cuenta atenuantes, entre ellos la edad del condenado en ese momento (64 años), el excesivo tiempo que llevó el proceso y su falta de antecedentes penales.

La defensa de Taleb que ejerció el abogado Julio Federik recurrió en varias instancias la sentencia de primera instancia.

A fines de 2017, la Cámara de Casación Penal, concedió el recurso extraordinario para que la condena a Taleb sea revisada por la Sala Penal del STJ.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario