Secciones
Vacunación

Cómo se realizan los operativos de vacunación antigripal

Se lleva adelante en centros de salud. Preparan campaña para afiliados de PAMI. Para jubilados, arranca en residencias o internados.

Jueves 26 de Marzo de 2020

La campaña de vacunación antigripal ya se desarrolla en todo el territorio nacional. Según el Ministerio de Salud de la Nación, comenzó con los trabajadores de la salud de todo el país y por personas mayores de 65 años que estén “institucionalizadas”.

Al respecto, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, afirmó que “ya se distribuyeron 1.400.000 dosis de vacuna antigripal para adultos: 800.000 dosis pediátricas, 470.000 a PAMI”.

En la provincia, ya se inició en algunos centros de salud de la provincia. Cada uno instrumenta su modalidad.

En Paraná, la mayoría comenzó con el personal del establecimiento. Por otra parte, ayer se informó que en el centro de salud Luis Gianotti de Oro Verde inició esta tarea en su sede y en la sala de primeros auxilios de barrio El Triangular; a su vez, el municipio contrató un enfermero que llegará a los domicilios para vacunar primero a las personas con alto riesgo, y luego a los adultos mayores de 65 años.

Teniendo en cuenta las condiciones particulares de este año por la pandemia, la Provincia apunta a evitar que la gente se aglomere en los vacunatorios o servicios de salud.

Por su parte, la Unidad de Gestión Local XIV de PAMI iniciará mañana la vacunación.

Según informó a UNO su titular, Claudio Ledesma, ayer recibieron las primeras 500 dosis, que se aplicarán a los afiliados que están en los centros geriátricos o en internados especiales. La tarea estará a cargo de médicos de la obra social, en operativos especiales con móviles de la institución.

En tanto que a partir de la recepción de nuevas dosis se definirán las estrategias de actuación, siempre con el propósito de evitar que los adultos mayores se muevan de sus domicilios o se aglomeren.

Operativo

“En la Provincia estamos diagramando el Plan de Vacunación, para ello la Dirección de Epidemiología, a través del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), junto a la dirección General del Primer Nivel de Atención y en coordinación con las otras áreas del Ministerio, se encomendó a la red de atención primaria que organizara un plan estratégico en sus centros de salud”. Velázquez precisó que esta planificación es desarrollada por cada establecimiento “acorde a su área programática, con la información geolocalizada y nominalizada de su comunidad, identificando primero su población de adultos mayores, embarazadas e individuos con factores de riesgo para desarrollar búsquedas activas domiciliarias y atención programada, en virtud de evitar el desplazamiento de las personas”.

Entre Ríos ya recibió la primera remesa de dosis, que está siendo distribuida. Según se informó de modo oficial, actualmente los servicios de salud presentes en todo el territorio provincial están trabajando en la organización que permita llegar con la vacuna a la población objetivo, sin desatender el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio ni las medidas de cuidado tendientes a controlar la circulación del coronavirus. Es en este marco que la aplicación de la vacuna se hará secuencialmente, por etapas, y ya se ha comenzado a inmunizar al personal de salud (dado que mantiene contacto estrecho con pacientes) y luego se avanzará sobre los grupos de riesgo priorizados, de acuerdo a la planificación.

Ante la necesidad de establecer estrategias priorizadas para el trabajo con la población con factores de riesgo, ya que junto con los adultos mayores constituyen el grupo con más predisposición al contagio de coranavirus, el Ministerio de Salud estableció como línea de acción la Nominalización de Personas con Factores de Riesgo: esto es la identificación de la población que presenta afecciones como diabetes, hipertensión, riesgo cardiovascular, obesidad, EPOC y asma, entre otros.

Al contar con esta información los equipos de salud pueden diseñar estrategias para garantizar la vacunación de estos grupos de riesgo: búsquedas activas y comunicación, vacunación en domicilio, vacunatorios con horarios diferenciados y turnos programados; y también les permite planificar la provisión de medicamentos para tratamientos crónicos de tal manera de reducir la movilidad de las personas y así evitar que deban concurrir al centro de salud.

El jefe del departamento Inmunizaciones, Claudio Niz, explicó: “Cada establecimiento de salud o vacunatorio debe implementar medidas con respecto a la seguridad de las personas; y se contemplarán distintas estrategias, que definirá cada director de acuerdo a las características de la población a cargo y las posibilidades de su efector”.

Programación en etapas

En primera instancia ya se comenzó a vacunar al personal de salud que está en contacto estrecho con pacientes, tales como médicos, enfermeros, radiólogos y demás integrantes de los equipos sanitarios.

Posteriormente se vacunará a todos los mayores de 65 años; y a todas las personas entre los 2 y 64 años que tengan factores de riesgo, ya que se trata de la población más vulnerable frente al Covid-19. En esta etapa se iniciará aplicando la vacuna a aquellos adultos mayores que ya estén institucionalizados (en geriátricos o establecimientos de salud) y luego se realizarán las tareas de búsqueda activa.

La vacuna antigripal no genera protección contra el coronavirus, pero evita que la la Influenza no genere cargas de morbimortalidad en estos grupos.

Finalmente, la tercera etapa de la campaña comprende la inmunización de niños de 6 meses a 24 meses de edad; embarazadas y puérperas.

Receptores

Deben recibir la vacuna los grupos de riesgo como niños entre 6 y 24 meses; las embarazadas y puérperas; personal de Salud; personal esencial (tomadores de decisión del Gobierno, Policía, Gendarmería, Bomberos y Fuerzas Armadas); personas entre 2 y 64 años con factores de riesgo como enfermedades crónicas (enfermedades respiratorias como asma, fibrosis pulmonar, broncoespasmo, entre otras); cardiopatías (valvuloplastías, insuficiencia cardíaca, hipertensión arterial, miocardiopatías); pacientes oncológicos; obesos; diabéticos; y personas mayores de 65 años. Este último grupo debe recibir la vacuna, independientemente de que cuente o no con cobertura social.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario