Secciones
Causa Céparo

Comienza el segundo juicio al expolicía Céparo, acusado de torturar a docentes

Será a partir de las 9 en el Tribunal Federal de Paraná. Se lo acusa de delitos de lesa humanidad. Había sido condenado a 11 años.

Miércoles 16 de Octubre de 2019

En el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná comenzará hoy el segundo juicio al expolicía Atilio Ricardo Céparo, condenado hace dos años por los delitos de Privación ilegal de la libertad y torturas cometidas durante la última dictadura cívico-militar. Será a partir de las 9, cuando el tribunal encabezado por Roberto López Arango comience a determinar su responsabilidad en las privaciones ilegales de la libertad y la aplicación de tormentos contra tres mujeres, víctimas del terrorismo de Estado. Por la primera condena, Céparo recibió una pena de 11 años de prisión y cumple arresto domiciliario en la ciudad de La Paz.

En esta oportunidad irá al banquillo como acusado por los casos de tres jóvenes docentes que fueron secuestradas en noviembre de 1976 en Cipoletti, Neuquén, y llevadas al centro clandestino de detención conocido como La Escuelita en donde fueron sometidas a torturas. Luego fueron trasladadas a Paraná, en donde se las mantuvo detenidas ilegalmente en un primer momento en la Unidad Familiar (o Casa del Director) de la Unidad Penal N° 1, para posteriormente ser llevadas a la cárcel de mujeres (Unidad Penal N° 6).

Embed

Según la acusación, estando en esas condiciones en la UP Nº 6 fueron sacadas de allí por Céparo junto a otro represor de la Policía de Entre Ríos de apellido Zapata, ya fallecido. Ambos las obligaron a firmar una declaración que luego fue usada como prueba de cargo en el Consejo de Guerra al que fueron sometidas, en una parodia de juicio que consistió en la puesta en marcha del aparato burocrático militar para intentar legitimar los crímenes cometidos, se informó desde la querella.

ceparo3.jpg
ceparo7.jpg
ceparo8.jpg

Está previsto que la primera audiencia sea hoy desde las 9, con lectura de la imputación y las testimoniales de las tres víctimas, para continuar los dos jueves siguientes con las declaraciones de testigos. Para el 11 de noviembre se prevé una inspección ocular en la cárcel de mujeres.

La primera condena

Céparo se convirtió en el primer exmiembro de la Policía de Entre Ríos en ser condenado por delitos de lesa humanidad. El juicio permitió comprobar el rol de esta fuerza de seguridad en la represión de los perseguidos por razones políticas durante los años del terrorismo de Estado, y corroborar que la Jefatura de Policía ubicada en calle Córdoba funcionó como centro clandestino de detención y centro de torturas, consignó UNO durante la cobertura del caso.

ceparo4.jpg
ceparo5.jpg
ceparo6.jpg

El represor fue condenado por su actuación como miembro de la patota de la Policía de Entre Ríos que en septiembre de 1976 secuestró a una trabajadora de la salud en el sanatorio La Entrerriana de Paraná, la trasladó a la Jefatura y a la comisaría de barrio San Agustín y la sometió a torturas con picana eléctrica y otras vejaciones en la sede central de la Policía.

El tribunal, integrado por los jueces Lilia Carnero, Noemí Berros y Roberto López Arango, consideró que los delitos fueron cometidos en el marco del segundo genocidio (el primero fue el exterminio de los pueblos originarios).

“Los testimonios son veraces y las pruebas son contundentes. Las pruebas lo condenan”, dijo en el juicio el fiscal federal José Ignacio Candioti.

ceparo1.jpg

Finalmente, los querellantes Marcelo Boeykens y Sofía Uranga hicieron hincapié en que el caso por el cual fue juzgado Céparo “no fue un hecho aislado”, ya que las torturas eran sistemáticas y habituales durante la dictadura cívico-militar, aplicadas por las fuerzas armadas nacionales

ceparo1.jpg
ceparo2.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario