Secciones
Medidas que rigen por la pandemia

Comercio electrónico: ¿puede salvar a los negocios?

Por el avance de la pandemia, hay rubros que solo podrán vender online hasta el 30. Para tener éxito, es clave contar con la logística adecuada

Viernes 21 de Mayo de 2021

A partir de las restricciones que rigen desde hoy para frenar la pandemia, muchos negocios tradicionales se ven nuevamente obligados a implementar exclusivamente el comercio electrónico, a través de delivery o take away.

Esta dinámica de oferta y demanda virtual creció de manera inusitada a partir del año pasado, y fue la forma que muchos negocios encontraron para poder sobrevivir al no poder abrir sus puertas.

Más allá de las medidas concretas que se van tomando ante la pandemia, está claro que el comercio electrónico llegó para quedarse, habida cuenta de que sigue incrementándose el número de consumidores que adoptan las compras online y las prefieren, no solo por cuestiones de seguridad sanitaria, sino también por comodidad.

En este marco, ya el año pasado, Diego Urfeig, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) había explicado: “En este contexto, donde la prioridad es evitar el contacto físico y la aglomeración de personas, comprar online es una experiencia que los consumidores eligen para poder satisfacer sus necesidades de forma segura y con comodidad; y ello se expresa en ahorro de tiempo y esfuerzo más que en ahorro de dinero”.

Durante el 2020, en Paraná esta modalidad de comercialización funcionó mejor en unos rubros que en otros, pero en general, los referentes de los negocios locales saben que adaptarse a los tiempos que corren, en los que las tecnologías juegan un rol preponderante, es fundamental.

Joel Lifschitz, propietario de una empresa vinculada al desarrollo de software y actual presidente del Polo Tecnológico de Paraná, analizó la situación y comentó a UNO: “Respecto al comercio electrónico en general, todos sabíamos que en algún momento íbamos a comprar y vender por Internet, y ya mucha gente lo hacía, pero quizás no tan de golpe como ocurrió a partir de la pandemia. Lo que pasó es que los que estuvieron mejor preparados para esa situación pudieron adaptarse más rápido y los que no, debieron reconvertirse lo antes posible. Esto pasó a nivel global, en el país, y también en Paraná”.

A su vez, aclaró: “No solo tuvieron que adaptarse a vender online, sino a todo lo que tiene que ver con el ecosistema en sí, porque si uno puede vender pero no tiene solucionada la parte de envíos, por ejemplo, esto puede ser contraproducente, ya que se puede vender mucho, pero si no se entrega va a haber clientes insatisfechos”.

“Lo mismo pasa con los métodos de pago. Hay que estar preparado para recibir pagos online o con diferentes tipos de billeteras virtuales. Hay empresas de Paraná que lo venían haciendo y, al igual que como ocurrió a nivel nacional, incrementaron sus ventas y duplicaron sus usuarios. Lo que preveía a cinco años lo hicieron en medio año de pandemia, durante el 2020; es lo que pasó en muchos sectores cuando fue la parte más estricta de la cuarentena”, explicó.

Por otra parte, destacó que en este proceso en el que la logística cobró vital importancia, hay empresas –como la local Vamos Rápido– que incorporaron mano de obra de otros rubros. Por ejemplo, el empleo de taxis para entregar en tiempo y forma diversos pedidos, sumándolos a la flota de cadetes en moto o en bicicleta que proliferaron en la capital entrerriana desde el año pasado. “Así también pasó con muchas empresas a nivel nacional, que también absorbieron gente de otras empresas que habían quedado en algunos casos sin trabajo, y eso hace ver que han crecido”, refirió Lifschitz.

Respecto a las ventajas de comprar de forma virtual, evaluó: “Creo que son varias. Se puede acceder a mejores precios, a optimizar tiempo y además tener todo en la palma de la mano, desde el celular. Hoy en día ya es la tendencia comprar más por dispositivo, aunque por ahí depende mucho de cuáles son los artículos que se busca, porque hay sitios que están preparados para aplicaciones y otros que no”.

Sobre este punto, precisó: “Hay muchas casas de ropa, por ejemplo, que han tenido que integrarse en plataformas E-Commerce como Mercado Libre, o cualquiera de estas que son conocidas, que al no tener una plataforma propia que integre la logísitica y los modos de pago virtuales. De este modo, solo deben cargar el producto y ponerle el precio”.

Comercio electrónico online.jpg
El comercio electrónico llegó para quedarse, a partir de la pandemia.

El comercio electrónico llegó para quedarse, a partir de la pandemia.

Otro aspecto que destacó Lifschitz es que en la actualidad “también se ha dejado de usar tanto efectivo y se ha sumado más los pagos virtuales: “La pandemia generó que se procure tocar lo menos posible dinero físico, y se han implementado los pagos por QR y mucho también a través de billeteras virtuales”, señaló.

Respecto a las garantías de seguridad en este modo de comercialización no presencial, observó: “Es como pasa en las compras tradicionales: uno está expuesto a estafas o a engaños y esto puede pasar en un negocio físico como electrónico, por eso es recomendable tomar los recaudos. En el caso de las operaciones online, buscar páginas que estén adheridas a la CACE. Y en sitios que no sean seguros, no dar datos particulares ni contraseñas, ya que ningún banco u otro medio de medio de pago se los va a pedir”.

Por su parte, Marcelo Quiroga, presidente del Centro Comercial e Industrial de Paraná, contó a UNO: “Nosotros hemos hecho capacitaciones específicas sobre estas herramientas de venta online, para que los socios accedan a algunos tips de comercialización online, que es lo más difícil. En estos espacios se abordó lo que son las distintas redes sociales, y nos enfocamos en Instagram, que hoy es la red social que más llega al consumidor, que permite una llegada mucho más certera al ofrecer el producto”, comentó.

No obstante, comentó a UNO: “Todavía hay cierta reticencia en los comerciantes que más años llevan trabajando de modo tradicional y todavía les cuesta a algunos socios del centro implementar los sistemas de venta virtual”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario