Cadenas Extranjeras
Viernes 16 de Marzo de 2018

Comerciantes de Galarza se movilizaron para frenar avance de las cadenas extranjeras

Los vecinos juntos a los dueños de locales reclamaron al municipio y concejales que tomen medidas para proteger los puestos de trabajo

En los 90, y a principios de este siglo, fueron las grandes cadenas multinacionales; ahora –y desde hace varios años– son fundamentalmente los capitales de origen asiático. Pero el problema sigue siendo el mismo: el proceso de transnacionalización de los supermercados, que deja en el camino a comerciantes locales y también hace perder puestos de trabajo.
A diferencia de lo que ocurría años atrás, el desembarco no solo se da en las ciudades más grandes, sino que ya se ha concretado en distintos pueblos del interior de la provincia. Vecinos y comerciantes de General Galarza se encuentran movilizados ante el temor por el interés, conocido y manifiesto en las calles, de la apertura de este tipo de locales en la ciudad.
Por esa razón, y tal como informó UNO días atrás, reclaman al Concejo Deliberante que instrumente medidas de protección.
El jueves por la noche se trasladaron hasta la sede del municipio, donde sesionó el cuerpo legislativo. En ese ámbito –según contaron ayer a UNO– tomaron el compromiso de los ediles para elaborar una ordenanza que establezca algunas exigencias: por ejemplo, la necesidad de contar con una residencia de tres años en el pueblo para solicitar la habilitación de una superficie comercial mayor a 600 metros cuadrados.
Actualmente rige en la ciudad el Decreto municipal N° 61/17, que establece una suspensión temporaria de nuevas habilitaciones por 120 días. Ese plazo vence en abril.
Los supermercados de capitales asiáticos han avanzado considerablemente en los mercados donde se van insertando. La particularidad es que a diferencia de las grandes superficies comerciales, proliferan en los barrios, en formatos de menores dimensiones. Cuentan entre sus críticos al propio gremio de trabajadores de Comercio, ya que generalmente no toman personal: es atendido por sus dueños, y tercerizan determinados rubros, como verdulería o carnicería, por ejemplo.
Como las prohibiciones atentan contra los principios de libertad garantizados por la Constitución, numerosas ciudades en los últimos años dispusieron ordenanzas o decretos de suspensiones de carácter temporarios: hubo en Crespo, Diamante, Federal, Nogoyá, e incluso hasta en Paraná. En el caso de la capital provincial, pasado ese lapso se incorporó, por ejemplo, la necesidad de un estudio de impacto ambiental o de imposibilidad de instalar un comercio de determinado rubro, en cercanías a otro similar. Sin embargo, ello no frenó el avance.
En la sesión del jueves en General Galarza, se leyó el documento y petitorio de los comerciantes. Reclaman, por ejemplo, que se mantenga la suspensión de nuevas habilitaciones hasta tanto no esté aprobada la zonificación de la ciudad, "con los respectivos dictámenes técnicos", o que se determinen "posibles áreas de asentamiento, condiciones de operatividad, y demás medidas que contemplen los impactos o alteraciones en el medio social".

Comentarios