Paraná

Comedores populares: "Estamos comiendo las sobras"

La manifestación de comedores populares, en reclamo de políticas alimentarias, hizo una olla popular para más de 300 personas frente a Casa de Gobierno

Miércoles 09 de Noviembre de 2022

Las organizaciones sociales que administran comedores populares, nucleadas en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), se concentran este miércoles frente a casa de gobierno, en Paraná, para exigir políticas alimentarias que contengan a los espacios sociocomunitarios que cocinan el alimento en los barrios populares donde el Estado está ausente. La manifestación se realiza en Plaza Mansilla donde se hace una olla popular para más de 300 personas. En el lugar se concentraron integrantes del Frente Barrial 19 de Diciembre. Trabajadores Excluidos, Movimiento Popular Nuestra América, entre otras organizaciones sociales.

Comedores populares reclamo políticas alimentarias olla popular 6.jpg

Gisela Zapata, de La Poderosa, indicó a UNO que tienen sendas asambleas en los barrios San Martín y Gaucho Rivero donde asisten con 600 raciones. El reclamo es porque les llega desde el Estado alimentos secos y no tienen posibilidad de cocinar alimentos frescos. “Nos autogestionamos a través de bingos y rifas pero ya no eso alcanza. A nuestros gurises no les damos frescos, nuestro merendero se está sosteniendo con una taza de leche y tres galletitas por chico, es lo que nos da el Municipio. Una vez al mes tenemos que andar hinchando para conseguir. Si le cuesta alimentarse a una persona con un salario básico imaginen como nos cuesta a nosotros. Estamos comiendo las sobras porque, lamentablemente tenemos que cocinar con sobras que buscamos en verdulerías, o lo que nos donan. Queremos que nos escuchen. Lo alimentario sigue en rojo y no tenemos respuestas”, expresó.

Comedores populares reclamo políticas alimentarias olla popular 4.jpg

Por su parte Carina Medisi, de la misma agrupación, agregó que han golpeado puertas y se tiran la pelota entre el municipio y el gobierno provincial.

Hay una sola tarjeta alimentaria de 24.000 pesos para sostener dos comedores que dan alimentos de lunes a viernes.

Marha Suárez, de Nuestra América, dijo que ante los reclamos los funcionarios hacen oídos sordos y advirtió: “Si nos quiren tener todos los días acá nos van a tener. Si quieren que cortemos la calle, la vamos a cortar. Pero necesitamos soluciones. Tenemos comedores en Anacleto Medina, en 12 de Octubre, en Mosconi y Antártida Argentina con chicos y adultos mayores que necesitan comer. Nadie llega a fin de mes. Estamos cansados porque no están verseando”, acotó.

En tanto Lilian Godoy, del frente barrial 19 de Diciembre, señaló que en el merendero Lucerito están preocupados porque se vienen la vacaciones e inician las colonias de los chicos y no alcanzan los alimentos.

Comedores populares reclamo políticas alimentarias olla popular 11.jpg

Hacia Desarrollo Social

Por otra parte explicaron que el mensaje de la olla popular es lo que hacen todos los días para alimentar a la gente de los barrios: “Juntar un poquito de cada lado para sostener la olla. Todo lo hacemos a pulmón. Somos las trabajadoras de la triple jornada que aún luego de tantos años de lucha no tenemos un salario digno. Merecemos un salario como tienen las cocineras en las escuelas”, sintetizaron.

Comedores populares reclamo políticas alimentarias olla popular 5.jpg

Contención

Los comedores comunitarios son espacios sostenidos por grupos de personas de los barrios populares que por lo general brindan su casa para cocinar para sus vecinos. “Hace tiempo la situación de los comedores es crítica, no cuentan con dinero para la compra de carnes y verduras y las partidas otorgadas por nación son insuficientes. Cada vez más familias recurren a buscar la vianda a los comedores y las ayudas provinciales y municipales son insuficientes”, indicaron los referentes.

Según la misma fuente, las organizaciones vienen sosteniendo reuniones con funcionarios de provincia y municipio para discutir la emergencia alimentaria que se vive en los barrios: Cada vez más familias recurren a buscar la comida, las partidas de alimentos secos no han aumentado desde el año pasado y no se cuenta con dinero para la compra de carne y verdura.

Comedores populares reclamo políticas alimentarias olla popular 7.jpg

“Las reuniones han sido infructuosas, Desarrollo Social provincial otorga una tarjeta por organización de 23.000 pesos la cual aumentó a 50.000 este mes para sostener 12 comedores con un promedio de 150 comensales cada uno, en el caso de una de las organizaciones. Desde el Municipio llaman ‘refuerzo alimentario’ a la entrega de algunos kilos de verduras y secos que son menos del 10% de los recursos que se usan en un comedor”, explicaron.

En este contexto las organizaciones quieren discutir política alimentaria que contenga la emergencia social, y que se sostenga a largo plazo, “para que los gurises tengan un plato de comida donde el Estado no llega”. En menos de un mes terminan las clases y muchos niños y adolescentes que dependen de los comedores escolares para comer a diario, no tendrán ese sustento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario