Geriátricos
Jueves 02 de Agosto de 2018

Clausuraron un geriátrico y el Juzgado de Faltas N° 3 responsabilizó a Salud

A un acta de infracción del establecimiento, la jueza Silvina García le sumó la copia de una denuncia por un fallecimiento de 2015

Desde le Juzgado de Faltas N° 3 de la Municipalidad de Paraná determinaron la clausura de un geriátrico que se encuentra en calle Diamante 286. La determinación fue luego de la realización de un acta de infracción de parte de Habilitaciones y de haberse adjuntado una denuncia por la muerte de una mujer en 2015 en el establecimiento. En el lugar señalaron que ninguna autoridad se acercó a notificar la determinación, ofrecieron su versión de los hechos y por lo menos hasta la tarde de ayer había alojados siete abuelos.
Silvina García, es la jueza que clausuró el geriátrico y dijo a UNO: "La Dirección de Habilitaciones hizo un acta de infracción la semana pasada. Luego de eso la abogada de la hija de una señora que falleció en 2015 presentó al Juzgado de Faltas un adjunto de la denuncia que habían hecho en su momento", y agregó: "La aclaración que debo hacer es que la Municipalidad es competente solo de la habilitación edilicia y a la Provincia le compete todo lo demás. Este lugar en cuanto a los requisitos que se requieren por el municipio terminó de reunirlos pero como es una facultad del juez de faltas resolver, velar por la seguridad, la salubridad y de todas las exigencias que hacen que el lugar funcione bien, me pareció que era bastante grave la denuncia adjuntada como para clausurarlo y no rehabilitarlo hasta que Salud de la Provincia demuestre que está en condiciones".
Según el Ministerio de Salud, en su registro oficial, en Entre Ríos hay habilitados 18 geriátricos privados, de los cuales siete son en Paraná, pero ninguno coincide con la dirección en donde funciona el hogar de ancianos clausurado, por lo tanto no está habilitado o al menos no existe en los registros provinciales. Según el Ministerio, los geriátricos públicos habilitados son 19, ninguno se encuentra en Paraná.
"Se trata de una situación compleja por las responsabilidades compartidas. Nosotros no tenemos nada que ver, es preventiva la determinación de clausurar el geriátrico y que Salud de la provincia revea el tema", dijo García y agregó: "El lugar no está habilitado porque necesita que tenga las dos habilitaciones, le faltaban las dos. En el Municipio, esta persona (por el dueño del lugar) fue presentando lo que necesitaba y lo terminó hace algunos días. Pero esto es al revés, hay que hacer primero los trámites y después empezar a funcionar".
En mayo, el mismo juzgado había resuelto la clausura de otro geriátrico de calle Gualeguaychú con un expediente sobre ese establecimiento en la mira de la Justicia local desde 2016. Pero entonces ocurrió que la medida llegó cuando en el lugar ya no había abuelos alojados y no funcionaba como tal desde hacía un tiempo. Hubo hasta un ida y vuelta, y aseguraban en el municipio que contaban con presentaciones realizadas por los dueños poco tiempo antes de la clausura. Al parecer, se habían mudado.
"Cuando asumimos la gestión empezamos a hacer reuniones con la Provincia y se hicieron durante todo 2016 porque la responsabilidad es compartida, pero la mayor responsabilidad la tienen Salud", sostuvo la jueza.
Explicó además que en esas reuniones se discutían los protocolos de acción para estas situaciones. "Pero cuando cambiaron las autoridades de Salud, ellos no se reunieron más con nosotros, más allá de que se lo pedíamos. Yo me sigo manejando con ese protocolo, mandándoles los oficios, pero no tuvimos ninguna reunión. Esto que hacemos de comunicar a los familiares que retiren a sus parientes si están en el lugar, no nos corresponde tampoco a nosotros, pero no vamos a ir a poner una faja sin saber si están ahí los abuelos. Eso le compete a la Provincia", reafirmó.
También confirmó algo que se sabe, que ha sido denunciado en general, pero que todavía no tiene solución: "Muchos geriátricos funcionan de manera clandestina y se cambian de lugar. Por eso pedimos que sean denunciados". En casi todos los barrios de la capital provincial, y en algunas zonas incluso cada pocas cuadras, se sabe que funciona un geriátrico o una casa donde se pueden alojar a los abuelos. Al relevar la lista de los lugares habilitados, se advierte de inmediato que la mayoría funciona de manera ilegal. Se estima que solo en la capital provincial hay unos 60 establecimientos de manera irregular aunque es evidente que faltan relevamientos oficiales y concretos.
Sobre el fallecimiento de una mujer en 2015 en el geriátrico recientemente clausurado, García contó: "La Justicia dice que la señora falleció porque no le hicieron correctamente las higienes que necesitaba. Yo, como funcionaria, dije que no están dadas las condiciones de seguridad del lugar, pero no es injerencia de la Municipalidad. Hasta que la Provincia se haga cargo lo clausuro, en todo caso que vengan (por Salud) y digan que está en condiciones", reafirmó.
"Sobre este tema nadie se ocupaba. Empezaron a surgir los casos, pero no son nuevos. Existieron siempre. Es fácil mirar para otro lado si total nadie se entera, puedo archivar y mandar un oficio, me lavo las manos; pero el tema es que empezamos a tomar el problema y actuamos. Algunos lo critican", remató.
UNO fue hasta el geriátrico y tras golpear la puerta atendió una mujer con un rosario colgado del cuello quien dijo que todo era una gran confusión y la cerró. Tiempo después salió otra empleada, una encargada del lugar. Lo primero que dijo ante las preguntas fue que con geriátrico nadie (por las autoridades) se comunicó, por lo menos hasta ayer por la tarde y que la dueña irá al juzgado junto a su abogado en la jornada de hoy. Al momento hay unas siete personas alojadas. "Hace mucho se hizo un juicio porque se murió una viejita", dijo la mujer que pidió no ser nombrada y describió su punto de vista sobre ese hecho, aún en juicio, según su explicación.
También destacó que en otro momento el mismo lugar salió en todos los medios porque había sido clausurado, pero siguió funcionando. La mujer contó que durante la jornada de ayer los familiares de los abuelos alojados llamaron a preguntar qué era lo que estaba ocurriendo, pero como no tenían ninguna explicación, más allá de lo que había salido en los medios, no les pidieron que los busquen.
"Ayer (por el miércoles) llegó una multa porque faltaba algo, pero no faltaba nada, están todos los papeles presentados", agregó la empleada. Pero ante la pregunta sobre la habilitación del establecimiento, la respuesta fue negativa.

Comentarios