Secciones
Coronavirus en Entre Ríos

Clases: implicará la movilización de 10 millones de personas

Desde Agmer Paraná, Susana Cogno reiteró que no están dadas las condiciones para volver a clases presenciales. Vacunas contra Coronavirus, paritarias y brechas

Miércoles 20 de Enero de 2021

Susana Cogno, secretaria general de Agmer Paraná habló las condiciones para volver a clases, de las vacunas contra el Coronavirus Covid-19 y las paritarias, entre otros temas.

Tras el anuncio del gobierno provincial del regreso a las clases presenciales con protocolos desde el 1 de marzo, Cogno señaló que se trata de la misma discusión que no terminó en diciembre del año pasado. “Seguimos sosteniendo que, para el regreso a las aulas, necesitamos ciertas condiciones que no están garantizadas, y no deben ser declamativas sino concretas”.

Ante el micrófono de la Radio de UNO en la 97.1 La Red Paraná, la gremialista ahondó: “Todos queremos volver a la presencialidad. Ahora estamos en una situación de pandemia con un índice de contagios importante y en la que la circulación del virus nos hace pensar que abrir las escuelas de forma apresurada e irresponsable traerá graves consecuencias”.

En este punto estimó que hay 9 millones de alumnos y un millón de docentes en Argentina, lo que significarán 10 millones de personas circulando. “Si esa cantidad tiene, al menos, tres personas en su círculo íntimo, estamos hablando de mas de un 70% de la población argentina en movimiento”, calculó.

Susana cogno.jpg

Protocolo

Sobre los detalles del protocolo provincial y de la posible vacunación de docentes Cogno recalcó que piden condiciones de trabajo: “Lo que no se está diciendo es que la presencialidad no será igual que antes. Los alumnos retornaran en grupos muy reducidos y rotativos, dependiendo de los metros cuadrados de cada aula, dos días a la semana. Por ejemplo, de tres grupos de 10 alumnos si son una clase de 30. Eso significa una logística muy grande no solo de los trabajadores de la educación sino también de las familias para que el retorno sea organizado”.

Por otra parte expresó que, además de la logística se requiere inversión: “Pedíamos Paritarias de condiciones laborales ya que hay que evaluar también cuántos docentes son personas de riesgo; cuántos estarán en modalidad presencial y cuántos en teletrabajo. Eso significa que un mismo docente no podrá estar en esas dos realidades. Hay que tomarse el tiempo para organizarlo. Esto se complica en secundaria con trabajadores que se desempeñan en cinco o seis escuelas”.

Logística e infraestructura

Para Cogno volver a clases presenciales es complicado por la logística y cuestiones de infraestructura y bioseguridad que dificultan el cumplimiento de los protocolos. “Para garantizar la distancia social prioritaria el espacio físico debe estar condiciones. Hay escuelas que no tienen agua. Cómo garantizarán la higiene de las superficies”, cuestionó.

Para la docente luego de un año sin presencialidad estas condiciones deberían haber sido solucionadas por el Estado.

LEE MÁS Clases: un esquema bimodal y grupal para volver en marzo

Vacunas

“Si la vacuna fuera la definición de esta política pública los docentes ya tendríamos que estar vacunados. Porque otra cosa que no se tiene en cuenta es que los docentes iniciamos actividades en febrero y estamos a menos de un mes y aun no se han generado las condiciones de trabajo”.

Brechas

Sobre la brecha tecnológica y la necesidad de garantizar a todos los alumnos los equipos y conectividad, Cogno señaló: “La pandemia solo visibilizó las condiciones de desigualdad que ya habíamos denunciado”.

Paritarias

Por otra parte, Cogno recordó que está interrumpida la discusión salarial. “Se debe retomar y discutir sobre el traslado de los docentes que viajen para dar clases y no solo en términos económicos sino también sanitarios. “En el 2020 la educación la sostuvieron los docentes. La política del gobierno fue imprimir unos cuadernillos pero la tarea pedagógica se desarrolló por el esfuerzo de los docentes con sus computadoras, sus teléfonos y sus fotocopias, sin recibir ni una moneda de aumento salarial”, aseveró para agregar: “Es injusto que digan que no queremos volver a trabajar. Estamos desnudando condiciones que el sistema arrastra durante muchos años. Esta es la oportunidad de solucionar dialogando ya que la respuesta no es unilateral”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario