Secciones
La Provincia

Citrus: se inició la cosecha en los campos entrerrianos

La tarea en Chajarí y Concordia avanza con personal de cada zona, mientras se elabora un protocolo para el traslado de trabajadores del citrus.

Martes 24 de Marzo de 2020

La cosecha del citrus, producción emblemática en Entre Ríos, se inició en estos días en campos de las zonas de Federación, Chajarí y Concordia, donde se concentra la actividad.

De acuerdo con lo manifestado a UNO desde la Federación del Citrus de Entre Ríos, la tarea comenzó con personal de cada zona, por lo que el ritmo aún no es intenso. Es que se explicó, se encuentra en elaboración un protocolo de trabajo entre varias dependencias del gobierno provincial y la institución que reúne a los productores para adoptar medidas de seguridad en línea con las exigencias planteadas del gobierno nacional para evitar la propagación del virus Covid-19.

El diseño de este manual de prácticas es sustantivo, teniendo en cuenta que la cosecha es una gran movilizadora de mano de obra en los campos y, justamente, la ciudad y zona de Concordia es la que más provee del recurso humano. El traslado y tránsito de gente se debe hacer con gran responsabilidad y estrictas medidas de seguridad para preservar la salud.

Días atrás la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) confirmó que los trabajadores rurales están exceptuados del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el artículo 6, inciso 13, del Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 297/2020, por realizar actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria y de pesca.

El gremio, claro está, exigió a los empleadores garantizar las medidas de higiene y seguridad establecidas por el Ministerio de Salud para poder desarrollar las tareas que se demandan y asegurar el abastecimiento durante los plazos establecidos.

Precisamente, una de las fallas características -y motivo de inspecciones de las áreas laborales- es el traslado, muchas veces en precarias condiciones, de los trabajadores a los campos, como las condiciones de hacinamiento en los lugares donde permanecen para desarrollar la labor.

El comienzo de la cosecha del citrus se da con la variedad temprana de mandarinas y las primeras naranjas, en este caso son las que se destinan a la exportación, aunque en el actual estado del mercado internacional podrán destinarse eventualmente parte de ellas al mercado interno.

La cadena citrícola comprende varias fases, que incluyen desde el trabajo manual de extraer las frutas de los árboles, la tarea de empaque, cámara de frío, industria, transporte, entre otras relacionadas con la producción, distribución y comercialización.

Habitualmente, en marzo de cada año el sector inicia la cosecha de las frutas tempranas, que abarcan las especialidades okitsu y satsuma de mandarinas, y las primeras naranjas.

Esta labor se desarrolla aproximadamente hasta mediados de mayo.

Pero la cosecha, en realidad, se prolonga varios meses: es que la de aquellas frutas de media estación –naranjas salustiana y de ombligo– arranca generalmente desde mayo hasta agosto; y posteriormente las tareas siguen con las frutas “tardías” como las naranjas valencianas hasta fin de año.

A lo largo de esta cadena, con variaciones según el nivel de producción, el sector moviliza y demanda entre 15.000 y 20.000 puestos de trabajo.

La provincia representa casi el 40% de la citricultura del país (mandarinas y naranjas), con unas 36.800 hectáreas destinadas a su cultivo; más de la mitad son naranjas, y un 40% corresponde a mandarinas. La producción promedio anual entrerriana es de más de 800.000 toneladas.

En la citricultura la participación nacional entrerriana es superada apenas por Tucumán, aunque en esa provincia el 90% de la producción corresponde a limones. Los productores entrerrianos -unos 1.800 aproximadamente- atienden el 70% del mercado nacional de mandarinas y naranjas.

Expectativas por la reactivación china

Los puertos asiáticos están retomando sus niveles de actividad, y así, si bien lentamente, los negocios comienzan a moverse con una actividad incipiente.

La posibilidad abriga expectativas en la industria frigorífica de la carne vacuna nacional, que había abierto un gran mercado en China, y que debido al coronavirus, se paralizó desde fines de enero, prácticamente. Actualmente existen aún ciertos problemas en el abastecimiento de contenedores, que limitan el ritmo de carga de los nuevos negocios pactados.

En la provincia hay dos frigoríficos exportadores: Alberdi y San José.

La planta ubicada en Oro Verde, tal como informó UNO semanas atrás, fue la única entrerriana en ingresar al gigante asiático. Su primer envío a China a fines de enero había representado un 10% de la producción total de un mes; también llega a Brasil, Arabia Saudita, Estados Unidos y Europa.

El sector cárnico del país está hoy destinando a la producción al mercado interno, ya que además comenzaron a aparecer serias dificultades justamente en Europa, donde el avance de la enfermedad del coronavirus resulta devastador. Por lo tanto, hay una fuerte desaceleración en el negocio que propone la Cuota Hilton.

El avance del Covid-19 en China trajo como consecuencia la parálisis del Puerto de Concepción del Uruguay, que luego de registrar en el último año un movimiento récord, desde hace más de un mes tiene nula actividad exportadora.

Las restricciones impuestas en China para la descarga de mercaderías afectó la comercialización de madera de pino desde La Histórica.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario