Feria del Libro
Sábado 14 de Octubre de 2017

Cita obligada con la lectura y la cultura, para todas las edades

V Feria del libro. Pese a los inconvenientes organizativos de último momento por el retiro de la participación de la Municipalidad, el espacio ha tenido una buena afluencia. Hay gran expectativa por el movimiento para hoy y mañana

Tras superar desde lo organizativo la imprevista decisión a último momento de la Municipalidad de Paraná, de no participar de la realización de la Feria del Libro sustentando tal medida en evitar incumplir la veda electoral, libreros, editores y escritores de Paraná destacaron ayer el apoyo de la ciudadanía y la afluencia a la sala Mayo, que seguramente se incrementará sensiblemente durante las jornadas de hoy y de mañana.
El evento constituido en un clásico de la capital provincial para esta fecha, instalado en la grilla de los principales eventos del calendario anual, es una cita obligada para todos los gustos y edades. La prolífica oferta de producciones literarias es un imán para chicos y grandes, con precios accesibles, ediciones regionales y nacionales, clásicos, versiones antiguas, entre un sinfín de variedades.
"Hemos tenido una gran aceptación de la ciudadanía, a la que agradecemos por visitarnos, como siempre", comentó a UNO Nadia Jacob, en los stands de Librería Klaxika.
En la feria desarrollada este año bajo el lema "Un río, una mirada, un libro", hay unos 70 stands, donde exponen librerías, editoriales y escritores de Paraná, libreros de la región y de otras provincias, e instituciones educativas y universitarias.
Jacob contó que todos los puesteros están expectantes con el movimiento que se dará durante hoy y mañana, e incluso invitó a acercarse a las familias a buscar el regalo para el Día de la Madre.
"Pese a los inconvenientes organizativos suscitados a último momento con el retiro de la Municipalidad, la Feria está funcionando con normalidad, con la propuesta original de todos los libreros que habían comprometida su participación", añadió. Por el lugar pasaron distintas delegaciones escolares, como de la Escuela de Educación Técnica N° 3 Teniente Luis Cenobio Candelaria, o de Paraná High School, entre otras.
La afluencia de gente, creciente para días de fin de semana, se verá beneficiada también con el complemento de otra propuesta, como la Feria de los Artesanos, habilitada ayer, y que ocupa toda la calle Raúl Alfonsín, en el tramo entre la sala Mayo y la rotonda del Puerto Nuevo. Hay unos 200 artesanos distribuidos en cuatro carpas.
Ayer expusieron Pablo Felizia (periodista de Diario UNO) con su obra Crónicas Patrias, y Ricardo Romero, con su novela El conserje y la eternidad. Hoy a las 19 será el turno del periodista Daniel Enz, que abordará "La importancia de los libros periodísticos en estos tiempos en Entre Ríos".

Problemas
Resultó sorpresiva la salida del municipio de la parte organizativa; pese a ello, los escritores, editores y libreros de la ciudad decidieron encarar la edición con esfuerzo y mucha voluntad, para mantener la tradición de un evento que desde hace cinco años se realiza en el fin de semana largo de octubre.
Ayer, los distintos puesteros locales consultados por UNO prefirieron no alimentar el conflicto existente con el municipio. Pero transmitieron que si bien el compromiso fue de apoyar a la feria, y solo retirar la cartelería institucional y tres disertantes nacionales –Miguel Bonasso, Marcos Aguinis y Miriam Lewin–, lo que ocurrió en los hechos fue que se quitaron de la agenda otros disertantes –algunos locales–, e incluso hasta las propuestas artísticas preparadas para la noche. Cada jornada tenía previsto el cierre con espectáculos de música, folclore y tango, que también fueron cancelados.
"En Viedma– contó uno de los libreros locales– se desarrolla este fin de semana una Feria del Libro Municipal, sin ningún tipo de inconveniente por la veda. Todavía no nos queda claro eso", afirmó, en relación a la determinación tomada por la Municipalidad, a la siesta del día previo al inicio, con los stands en proceso de armado.
El proceso iniciado hace cuatro meses, para la realización de la nueva edición de la Feria del Libro, ya tuvo sus contrapuntos y falta de acuerdos. Los libreros plantearon lo interesante que sería invitar o garantizar la llegada de las escuelas a la sala Mayo, o disponer líneas de colectivos desde el centro, algo que finalmente no avanzó en los días previos.
Finalmente, como se sabe, la organización quedó a cargo de la Asociación de Librerías, editoriales y escritores de Paraná. Ellos se hicieron cargo de los gastos de limpieza diaria, del servicio de agua (dispenser) y hasta debieron colocar cestos para la basura.

Datos

La V Feria de Libro de Paraná permanecerá abierta hasta mañana, y puede ser visitada de 9 a 21.
Hay unos 70 stands en la sala Mayo; unos 20 pertenecen a libreros, editores y escritos de Paraná, y el resto de la región y de otras provincias.
La cita con el libro es complementada por la habilitación ayer de una Feria de Artesanos, ubicada en carpas sobre calle Raúl Alfonsín, lindante a la sala Mayo. Hay unos 200 expositores.

Comentarios