Educación
Jueves 25 de Abril de 2019

Ciencia y técnica retroceden por merma de presupuesto y caída de ingresantes

Directores de institutos denuncian política de desmantelamiento. Este año al Conicet de Diamante no accedió ningún nuevo becario

Menos del 30% de los investigadores que debían ingresar este año finalmente accedieron a los cargos disponibles para la carrera de investigación científica en algunos de los institutos dependientes de la Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). Y se suman a los que se recortaron entre 2016 y 2018. Junto a ello hay un fuerte recorte presupuestario, que se retrajo a menos de un 0,40% del Producto Bruto Interno (PBI); la ciencia y técnica tuvo en el presupuesto actual 1,1% del Presupuesto Nacional 2019, casi 0,50% menos que en 2016.
En ese marco de crisis, hay serias dificultades para sostener la investigación y la ciencia para el desarrollo tecnológico independiente del país, mientras avanza un proceso de "fuga de cerebros" ya advertido el año pasado por más del 90% de los directores de Conicet de todo el país y con firmas de 11 premios Nobel, investigadores y científicos de todo el mundo.
En este contexto, durante las últimas semanas se han realizado distintas protestas en todo el país.
"La situación del Conicet en la provincia es muy preocupante, tanto como en el resto del país ya que se ven afectados los grupos de investigación y el funcionamiento de los centros de investigación. Esto impacta muchísimo en todo el sistema científico en general ya que el Conicet es uno de los principales actores de tracción" del país, dijo a UNO la investigadora adjunta del Centro de Investigaciones Científicas y Transferencia de Tecnología a la Producción (Conicet) de Diamante, Brenda Ferrero.
En el marco de un estrategia de crecimiento de la ciencia y la técnica, contemplada en el Plan Argentina Innovadora 2020, se pretendía llevar de tres a cinco investigadores cada 1.000 personas de la Población Económicamente Activa. En 2015 ingresaron casi 900 investigadores, y en 2019 debían acceder a la carrera científica alrededor de 1.300 profesionales. Sin embargo, desde 2016 se redujo el acceso y en el último año apenas fueron poco más de 400. Los aspirantes a la carrera de investigador científico son profesionales con estudios de doctorado y posdoctorado.
"No existen números oficiales de cuántos fueron los postulantes presentados a los centros del Conicet con lugar de trabajo en los centros de investigación de Entre Ríos, ni de los que ingresaron. Por lo tanto es difícil tener un dato cuantitativo ajustado. Pero este año no hubo un solo ingreso a carrera de investigador en el Conicet de Diamante", planteó la científica, y al mismo tiempo marcó que el año pasado solo se habría registrado uno solo. Vale recordar que en 2017, debido a la negativa del Gobierno por continuar esa política de Estado, algunos becarios ingresaron a las universidades Nacional de Entre Ríos (UNER) y Autónoma de Entre Ríos (Uader), en el marco de un convenio firmado a nivel nacional para que una parte de esos profesionales que debían ingresar a los institutos de ciencia, accedan al sistema universitario.
"Se está exigiendo la apertura de una instancia de negociación para tratar la urgente situación de los excluidos del organismo, a partir de la denegación del ingreso a la carrera de investigador científico del Conicet. También la necesidad de una urgente recomposición salarial", explicó Ferrero.
En el marco de la movilización del sector, la semana pasada se realizó una marcha de antorchas, para manifestar la difícil situación que se atraviesa. Diversos organismos de Ciencia y Técnica de las universidades públicas marcharon desde el Ministerio de Educación hasta Plaza de Mayo, para exigir una respuesta al gobierno nacional que garantice una partida presupuestaria adicional y urgente, que permita ampliar los cupos de ingreso en el Conicet para revertir los despidos y también recomponer el salario de todos los trabajadores del sector, según detalló.
En tanto, días atrás, en una reunión autoconvocada en Córdoba con más de 140 directores de institutos del Conicet de 18 provincias, reclamaron la instrumentación de un plan "de salvataje" del Conicet: "Las instituciones científicas, entre ellas el Conicet, afrontan hoy una profunda crisis producida por una política de desmantelamiento, expresada en una dramática reducción del presupuesto real asignado a las instituciones que componen el sistema científico nacional y agravada por el deterioro del funcionamiento institucional. Esta política no está de acuerdo con la aspiración de una Argentina inserta en el mundo desarrollado", plantea en un tramo la nota.
Y añadió: "Centenares de proyectos de investigación se encuentran hoy paralizados porque su funcionamiento ha sido pulverizado. Una vez más asistimos a la exclusión de jóvenes investigadores del sistema científico. En muchos casos, esta situación conduce al éxodo de científicos altamente calificados en cuya formación el Estado Argentino ha invertido importantísimos recursos, que son recibidos con los brazos abiertos por los países desarrollados. Los Institutos de investigación no cuentan con los fondos mínimos necesarios para su funcionamiento".

Comentarios