Secciones
Transporte público

Choferes no aceptaron promesa por aguinaldo y sigue el paro

Empresarios completaron el pago de salarios, pero no el medio aguinaldo. Sigue sin haber colectivos.

Sábado 06 de Julio de 2019

En horas de la noche, los trabajadores reunidos en asamblea en la sede de ERSA resolvieron mantener el paro de colectivos urbanos en Paraná. Mientras que Fluviales-ERSA finalmente abonó el medio aguinaldo y desde las 20 se normalizó el servicio Paraná-Santa Fe.

Durante el día se completó el pago de los haberes de junio (habían acreditado el jueves solo el 70%), aunque hubo trabajadores que denunciaron que no percibieron la totalidad. Ello generó que la predisposición para levantar el conflicto perdiera terreno, junto con la promesa de abonar el Sueldo Anual Complementario (SAC) pasado el fin de semana extra largo.

Embed

Ante este escenario, y sin entidades bancarias al menos hasta el miércoles, solo el pago en efectivo de las deudas salariales puede destrabar el conflicto y que se levante la medida de fuerza.

Durante el día las empresas Mariano Moreno y ERSA, asociados en la Unión Transitoria de Empresas (UTE) Buses Paraná –concesionaria del servicio– habían denunciado que el municipio les adeudaba unos 50 millones de pesos. Con el compromiso de pago de una parte de esa deuda, acercaron a la UTA la propuesta.

Embed

El secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Paraná, Ricardo Frank, informó que el ofrecimiento a las empresas fue abonar el miércoles –luego del feriado extra largo–, los fondos correspondientes a los subsidios por la implementación del Boleto Estudiantil Gratuito Universal (BEGU). En tanto que por el reclamo correspondiente a los 2,80 pesos del subsidio municipal vigente desde el 15 de abril, hay una observación administrativa que dilató la liquidación, dijo. “En la cuenta hay unos ítems que incluyeron los empresarios, que debe determinar SUBE en Buenos Aires si corresponde abonar, por las tarifas diferenciales”, explicó el funcionario.

Embed

En el caso de afrontar el pago por ambos conceptos, a las empresas les ingresarán unos 8 millones de pesos, que permitirían saldar justamente la masa salarial correspondiente al medio aguinaldo. “Pero hay que ver si el adelanto que se otorgó para evitar el conflicto por el no pago del bono de 5.000 pesos a los trabajadores en marzo –que originó una medida de fuerza que se saldó con un aporte municipal– se descuenta en este caso”, planteó Frank.

El titular de Servicios Públicos sostuvo que no ha habido demoras en los pagos, sino que las acreditaciones habitualmente cumplen trámites administrativos de 45 días o más. Y eso lo saben las empresas, dijo.

Ocurre que hasta el 1º de enero, todo aumento salarial era financiado con subsidios nacionales. Pero con la eliminación del viejo esquema y el retiro de la Nación –solo sigue solventando a provincia de Buenos Aires y Capital Federal–, cada conflicto salarial termina repercutiendo en cada municipio, que tiene que actuar e intervenir con nuevos subsidios o vía aumento de tarifas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario