Paraná
Jueves 19 de Abril de 2018

Celebraron en Paraná el Día Mundial de la Biodanza

La clase abierta se realizó en la primera cuadra de la peatonal San Martín. Risas y abrazos para visibilizar una practica que se expande por el mundo.

Con risas, tomados de las manos, en ronda y bailando se festejó este jueves en Paraná el Día Mundial de la Biodanza con una clase abierta sobre la peatonal San Martín. Los organizadores habían adelantado que la idea era visibilizar la práctica y buscar derribar algunos preconceptos.

Las rondas se multiplicaron en numerosas ciudades del planeta para recordar el nacimiento de Rolando Toro (1924-2010) el creador del Sistema, antropólogo, psicólogo y poeta que comenzó en la década de 1960 sus investigaciones con la utopía de "humanizar la medicina". Luego de 50 años Biodanza llega a miles de personas en todo el mundo.

En la región las clases se facilitan desde 1991 y con el tiempo se formó la Escuela de Biodanza Santa Fe, que tiene la sede en la capital de Entre Ríos, en donde se forman los facilitadores en un espacio enmarcado en el modelo teórico operativo enraizado en el Paradigma Biocéntrico, formulado por su creador y base conceptual del sistema.


Embed

En la clase abierta de Paraná sorprendió como el "caminar con otros" en tribu potenció la alegría de los que participaron desde temprano en la celebración. Una mujer llegó y preguntó qué es la Biodanza a lo que el facilitador Victor Benizer le respondió: "Es un trabajo con las emociones" y ella se emocionó al escuchar la palabra emoción.

"Necesitamos expresar nuestras emociones para sanar. La mayoría de las enfermedades que tenemos tienen que ver con que no podemos expresar las emociones que sentimos", insistió Victor mientras decenas de personas caminaban y bailaban en círculo.

Uno de los organizadores, aprovechando el poder de comunicación que tienen las redes sociales, repartió un papel impreso en donde expresaron: "Recibimos registros de hoy en Facebook- Celebramos la Biodanza" y agregaron el hashtag #BiodanzaParaná.

Otra de las particularidades fue la producción que realizó un grupo de estudiantes filmando con cámaras fijas y un drone el encuentro. La edición final formará parte de un trabajo académico en donde explicarán el desarrollo de la técnica en la región.





Comentarios