Solidaridad
Jueves 21 de Diciembre de 2017

Cecilia es ciega y cumplirá su sueño de tocar guitarra

La joven de Santa Elena ofrecía canjear su celular por un instrumento en buenas condiciones. En un gesto solidario, alguien le hizo un regalo

Cecilia es ciega, tiene 16 años y vive en Santa Elena. Hace años que con su voz deleita a quienes la escuchan cantar y desde hace un tiempo también empezó a aprender a tocar la guitarra, de manera autodidacta.
Con un instrumento gastado al que le falta una cuerda intentó crear melodías de oído, pero fue difícil hacerlo sonar bien en estas condiciones. Como en su casa el dinero no sobra y en su familia no podían comprarle una guitarra nueva, entonces le propuso a su mamá, Carmen Suárez, canjear su celular.
Carmen es el sostén de la familia, con sus ingresos como niñera, empleada doméstica y cuidadora de ancianos. Tiene cinco hijos y viven todos en una casa que alquilan, por lo que llegar a fin de mes se les hace cuesta arriba. La pensión por discapacidad de Cecilia contribuye en algo, pero no para darse gustos. Así que en Facebook la joven posteó: "Hola. Tengo un celular nuevo, con poco tiempo de uso. Mi nombre es Cecilia y lo quiero cambiar por una guitarra en buenas condiciones. Mi gran sueño es cantar y componer y necesito una guitarra. Mi familia no cuenta con dinero para comprarla y por eso quiero entregar mi celu, ya que es lo único de valor que poseo".
Su historia fue publicada en el suplemento Panorama Regional, que acompaña la edición de los domingos de Diario UNO. El periodista santaelenense Eduardo Cárdenas fue el impulsor de la iniciativa de compartir el sueño de Cecilia. Desde entonces, recibieron numerosos llamados de personas interesadas en concretar el trueque, y también de otros que manifestaron su intención de regalarle una guitarra sin pedir nada a cambio. Pero sin que nadie haga efectiva su intención, los días fueron pasando y las esperanzas de Cecilia se fueron diluyendo.
Sin embargo, ayer llegó a su casa un paranaense, de nombre Ernesto, que no quiso que se dé a conocer su apellido. En un gesto solidario, fue con su hija y un empleada, y llevaba consigo una guitarra recién comprada, con amplificador y todo. Se le entregó en mano a Cecilia y se quedaron a compartir un rato ameno con la familia. "Espero que me regalés el primer tema que grabés", le dijo con simpatía a la chica.
Feliz, la adolescente no salía de su asombro y entonó las primeras notas con su sorpresivo obsequio navideño. "Después de que se hizo pública su intención de que ella quería canjear el celular, habíamos recibido montones de llamados y promesas de gente que quería donar una guitarra, pero al final no pasaba nada. Hasta que vimos llegar a esta persona que traía una guitarra acústica como Cecilia quería, nueva, recién comprada", dijo a UNO Carmen, visiblemente agradecida.
A su vez, contó que a Cecilia ya la invitaron a cantar en un coro y confía en que se seguirán abriendo más puertas para que ella se pueda desarrollar en la música y seguir su vocación: "Ha llamado mucha gente con buenas intenciones, otros no tanto y nos han dicho que con esto queríamos dar lástima. Nada más lejos de la realidad, porque lo que queríamos era hacer un canje. Gracias a Dios hubo buenas personas que fueron más allá y tuvieron un gesto solidario. Estamos muy agradecidos", destacó.
Carmen contó que su hija "aprende de oído" y confía en que en algún momento podrá formarse con algún docente: "Tiene el oído muy desarrollado, se pone su auricular y enseguida saca el tono. No toma clases de guitarra en este momento. Quizás más adelante, cuando estemos en condiciones, se pueda pagar un profesor para que le enseñe", señaló.
Por su parte, Cecilia también agradeció a Ernesto el gesto, y contó que le gustan las canciones de Abel Pintos y el rock nacional. "Estoy muy contenta. Hace poco que estoy aprendiendo, pero me gusta mucho", aseguró a UNO, feliz y emocionada.

Integración
Cecilia concurre a la escuela Maipú y con una computadora del plan Conectar Igualdad a la que su familia le pegó cartelitos en Braille sobre cada tecla para que las identifique, se le hace más fácil. Además, con un sistema de audio logra acceder a los textos. "Se está manejando así. Tiene una máquina de escribir en Braille, pero las hojas –de mayor gramaje– son muy caras y yo no tenía dinero para comprarle. Además en la escuela no hay quién entienda Braille y yo le tenía que pasar a mano los apuntes para que ella los lleve al otro día y se los puedan corregir los profesores", indicó Carmen. Una maestra integradora de La Paz va a una vez por semana la ciudad donde viven y puede dedicarle a Cecilia una hora, porque también hay otros alumnos ciegos en otras escuelas.
Carmen contó que hace dos años regresó a Santa Elena, su ciudad natal, de la que se había marchado hace mucho para radicarse en Tucumán. En esa provincia logró trabajar en un proyecto de inclusión. "Allá pude llevar adelante propuestas, pero en Santa Elena cuesta un poco", expresó. En este marco, señaló: "Para el 15 de octubre, por ejemplo, propuse que se hiciera alguna actividad por el Día del Bastón Blanco, pero no tuve respuesta ni acompañamiento en esto. En Tucumán para esa fecha siempre se hacía una marcha, salían con sus compañeros a concientizar sobre el tema".
Sabe que el de la integración es un arduo camino por recorrer y no baja los brazos para brindar lo mejor a su hija. "En la escuela al principio la miraban raro porque es la primera vez que integraban a una chica ciega, pero ahora la realidad es diferente. Ella tiene uno de los mejores promedios del curso. Los profesores y ella se han adaptado muy bien", sostuvo.
Carmen sabe que si bien no cuenta con los recursos que suelen estar al alcance en las ciudades más grandes, confía en que en Santa Elena se pueden llevar adelante iniciativas que tiendan a integrar a las personas con discapacidad visual. "Ya he presentado un proyecto, viendo la posibilidad de conseguir una impresora Braille para poder imprimir los trabajos escolares, porque algunos cuestan hacerlos, y de este modo ayudar no solo a Cecilia, sino a los otros niños ciegos que viven acá. También me gustaría ayudar a personas adultas que van quedando ciegas por diferentes enfermedades", concluyó.

Comentarios