"Tavi" Celis
Jueves 31 de Mayo de 2018

Causa Celis: La defensa de Varisco no apelará el fallo de la Cámara

La Cámara rechazó apartar al juez porque no se probó su parcialidad. El intendente decidió no apelar. La indagatoria se realizaría el lunes 4

El juez Federal Leandro Ríos seguirá al frente de la causa por comercialización de estupefacientes en la que está imputado el intendente, Sergio Varisco. Sin embargo la indagatoria del intendente de Paraná no podrá llevarse a cabo al menos hasta que transcurra una semana de la que dispone la defensa del presidente municipal para apelar la decisión conocida ayer.

Dentro de los principales argumentos de la Cámara Federal de Apelaciones para rechazar la recusación de Ríos, que plantearon los abogados Rubén Pagliotto y Miguel Ángel Cullen, se indicó que el apartamiento del juez natural de una causa "constituye un acto de gravedad que debe ser analizado con mucho detenimiento y de interpretación restrictiva de las normas en juego, atendiendo con preeminencia al espíritu de las mismas por sobre su literalidad; y en consecuencia, siempre que no existan pruebas serias y concluyentes de que un magistrado pueda ser sospechado de parcialidad, no puede sustraerse la causa de su jurisdicción".

En ese punto se indicó la necesidad de hacer "un distingo entre lo que es la existencia de un elemento objetivo, corroborable y en este caso, de público y notorio, con la posibilidad de que ello pueda afectar la imparcialidad del magistrado", ya que más allá de la existencia de un hecho objetivo "la afectación de la garantía de ser juzgado por un juez imparcial requiere demostrar con certeza la parcialidad del juez".

El planteo de los defensores de Varisco apuntó a que, en 2003, Ríos se desempeñó como querellante en representación de la familia de la concejala Mercedes Lescano; a raíz de lo cual Varisco afrontó una causa por Homicidio culposo.

Los camaristas dijeron que la actuación del magistrado fue como patrocinante del querellante. "... tal circunstancia permite considerar que aquel temor de parcialidad, no aparece racionalmente comprobado", se indicó.

Y apuntaron: "...su labor consistió exclusivamente en asesoramiento profesional y técnico. Precisamente, el letrado patrocinante no tiene actividad autónoma en el proceso".

Igualmente desacreditaron la eventual existencia de "un razonable temor de parcialidad" basándose en "el largo tiempo transcurrido entre aquella intervención profesional por parte del hoy juez federal y la actuación que ha dado lugar a esta incidencia" y también en que los recusantes no indicaron siquiera "que algunos de los actos del doctor Ríos en el expediente principal hayan revelado alguna animosidad o intencionalidad para contra este".

En ese mismo sentido se indicó que el "supuesto fáctico" invocado por la defensa de Varisco, "más allá de que pueda ser subsumido literalmente" en el artículo 55 del Código Penal "no autoriza a concluir por sí solo que el magistrado no actuará con la imparcialidad que su investidura exige".


Los defensores
Los defensores de Varisco disponen de un plazo de cinco días para apelar el rechazo a la recusación, pero no lo harán. Trascendió que los abogados están disconformes con la resolución y que son partidarios de apelarla, pero que el intendente no quiere dilatar más el tema, por el costo político que significa.También trascendió que la indagatoria se haría el lunes 4 de junio.

Ayer el abogado Pagliotto indicó: "Desde un primer momento, el intendente Varisco quiso declarar ante el juez federal. No lo hizo porque sus defensores le dijimos que el doctor Leandro Ríos estaba incurso en una causal objetiva de excusación y que por ello no daba garantías de imparcialidad. Así lo planteamos ante la negativa del juez a excusarse".

Y agregó: "Nos sobran fundamentos y razones para apelar la resolución muy endeble y superficial de la Cámara. Seguimos sosteniendo que la norma procesal que invocamos para apartar a Ríos es clara, contundente e imperativa. Dice que el juez deberá inhibirse..., cuando hubiese actuado profesionalmente en favor o en contra de... La Cámara, en una demostración clara de alineamiento corporativo con el juez, intenta hacerle decir a la norma procesal lo que ella no dice", apuntó.

Luego anunció que no habrá apelación: "A pesar de asistirnos razones sustanciales de orden jurídico, por expreso pedido de nuestro defendido (Varisco), dejamos clausurada la etapa de las recusaciones a la espera de su citación a indagatoria, a fin de poder declarar, explicar detalladamente toda esta situación y responder, sin limitación alguna, las preguntas que deseen formularle tanto el juez como el fiscal de la causa".

Finalmente Pagliotto consideró que es "muy cierto aquello de que no se puede gobernar en medio de un estado de sospecha generalizado. Varisco nada tiene que ocultar. Tiene una doble responsabilidad en esta saga: defenderse como ciudadano y dar cuenta de sus actos ante todos los paranaenses en su calidad de intendente de Paraná".

Efectivamente durante la mañana el intendente de Paraná había dicho en FM Litoral: "No tengo nada contra el juez que tiene hoy la causa (..) ya sea que se resuelva su continuidad o no, voy a prestar indagatoria cuando se me requiera".

No se concretó
La clausura de las recusaciones, que se decidió ayer, dejó sin concretar la eventual impugnación del accionar del fiscal Ricardo Álvarez, que fue quien argumentó a favor de la permanencia de Ríos al frente de la causa.
La versión circuló durante las horas previas a conocerse la resolución que sostuvo a Ríos, aunque también se decidió no avanzar para no extender la situación desfavorable desde el punto de vista político para Varisco.
La razón de la recusación que no se hizo es la supuesta animadversión del fiscal hacia el intendente por haber echado de la Municipalidad a su hermano. Sucede que el fiscal Álvarez es hermano del exdirector de Medio Ambiente, Marcelo Álvarez, a quien Varisco sacó de la función política luego de un incidente relacionado con un secuestro de drogas.
Pero Álvarez además fue el interlocutor del abogado Hugo Gemelli en aquella escucha telefónica viralizada el año pasado en la que quedaban en evidencia presuntos vínculos entre Celis y dirigentes de la Municipalidad de Paraná, y fue quien formulaba las advertencias sobre la llegada de gente pesada a Paraná a cobrar los compromisos incumplidos con Celis.

Comentarios