Ley de Narcomenudeo
Miércoles 21 de Marzo de 2018

Castrillón le hizo demandas a Bordet, a magistrados y a legisladores

El presidente del STJ abrió su primer año judicial. "No somos un poder magnánimo", advirtió. Su visión sobre la Ley de Narcomenudeo

Al abrir formalmente el año del Poder Judicial en Entre Ríos, el presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Emilio Castrillón, puso énfasis en diferentes ejes que marcarán la agenda de la actividad tribunalicia en 2018. En sus primeros conceptos el titular del alto cuerpo resaltó que al asumir lo hizo para “brindar un servicio, esencial del Estado, pero no por ello es un poder absoluto, magnánimo, porque nos sentimos comprometidos en el juego democrático de pertenecer a una conducción provincial”. El exlegislador también se diferenció de la Corte Suprema de Justicia, ya que planteó: “No tenemos ni los mismos problemas ni los mismos horarios ni los mismos atrasos ni las pérdidas de bolillas. No estamos para que nos marquen los rumbos”. Y en este punto consignó que el máximo tribunal nacional está a cargo del “18% de las causas que tienen los entrerrianos, el otro 82%está en manos de los jueces que han puesto ustedes a través del Consejo de la Magistratura”.
El vocal hizo alusión al caso de Leonardo Fornerón, el padre que luchó por la restitución de su hija biológica. Dijo que en este marco se logró que “los entrerrianos tuvieran jueces especializados en Familia, en cada uno de los departamentos”, y en tono irónico recordó: “A aquellos que nos mandaron a estudiar, por la equivocación de alguno, pero hoy tenemos una Justicia especializada”.

Interpelación a legisladores
En el salón remodelado del segundo piso de Tribunales, el sucesor de Claudia Mizawak envió un mensaje a los legisladores nacionales. Les pidió que cuando se hagan cambios en normas y se adhiera en Entre Ríos “deben prevenirse los organismos para que esos derechos sean tutelados, caso contrario la realidad supera la ficción: la tutela efectiva no llega”, aseveró.
De la misma forma exhortó a los legisladores, en este caso provinciales, sobre la necesidad de brindar herramientas y presupuesto para el funcionamiento de la Fiscalía anticorrupción, instaurada en la Constitución de Entre Ríos de 2008. “La Fiscalía Anticorrupción y la organización de la misma es una tarea de ustedes. El artículo constitucional es meramente operativo. Forma parte de la Procuración y le tienen que fijar la estructura y las reglas, a efecto de que no sea vulnerada la tarea que le fijó la Constitución. Esa es una tarea pendiente, lo marco como reflexión y no como un reproche”, manifestó.

Al avanzar en su alocución –en la conferencia de prensa previa–, se refirió a la reciente adhesión a la Ley nacional de Narcomenudeo. “Le manifesté al gobernador que es una función que no es de la provincia de Entre Ríos, que la asumimos porque evidentemente hay una necesidad. Vamos a tener que medir y a partir de la medición pueden llegar a hacer falta funcionarios, pueden hacer falta defensores. Pero hay que asumir que en Entre Ríos el narcomenudeo existe y que corrompe las bases de nuestra sociedad, y fundamentalmente nuestros jóvenes que pueden aportar mucho en el futuro, en lugar de aportar para el delito y el castigo”, reflexionó durante el acto.
Otro de los aspectos centrales sobre los que versó el funcionario estuvo orientado al control de gastos del Poder Judicial. “Nosotros llegamos y después de las turbulencias que sufrimos tuvimos la necesidad de tener un control de gastos. Por eso fue que le pedimos al señor presidente del Tribunal de Cuentas y al vocal al que le corresponde la Justicia, una auditoría permanente en el Poder Judicial”, señaló.
De esa manera, y sin nombrarlos, recordó los pedidos de juicio político que afrontaron el año anterior la expresidenta del STJ Claudia Mizawak, y el exvocal Carlos Chiara Díaz. “Necesitamos un control permanente. Hemos dado instrucciones de que cualquier acto u operación importante del Poder Judicial tenga la intervención previa del Tribunal de Cuentas. Sobre todo porque no solo creemos que somos honestos, sino que además debemos parecerlo y demostrarlo”, expresó.
En esta línea le pidió al gobernador, Gustavo Bordet, que la figura del contador general de la Provincia se redefina para que también colabore con el Poder Judicial. “Nosotros hemos dotado de fuerza y fortaleza al contador del Poder Judicial, de tal manera que no exista algo que no tenga control de gasto. Es una solución que tenemos que dar. La Tesorería General de la Provincia tampoco aparece como nuestra Tesorería”, indicó.

La reflexión de Bordet sobre el discurso del titular del STJ

Bordet participó ayer de la apertura del año judicial 2018 de la provincia, donde el presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ) Emilio Castrillón, brindó un informe de las acciones desarrolladas por el alto cuerpo y se refirió a las políticas de gestión judicial. Bordet reflexionó sobre el discurso brindado por Castrillón y dijo que se basó “fundamentalmente en la integración de un trabajo armónico pero manteniendo la independencia entre los tres poderes del Estado, cumpliendo así un precepto republicano de poder tener en la sociedad entrerriana perfectamente dividido quién tiene que administrar las cosas y la economía de la provincia, la marcha y las obras, como lo hace el Poder Ejecutivo; quién tiene que legislar en este caso y dotar del contexto normativo como el Poder Legislativo; y quién tiene que juzgar y decidir sobre los bienes y las personas de los entrerrianos, como el Poder Judicial”.
“Mantenemos con el Poder Judicial una relación de independencia, pero también de cooperación para que delitos como el que estamos hablando en el narcomenudeo puedan ser severamente castigados porque es un flagelo que ataca las redes sociales más vulnerables de nuestra sociedad”, advirtió.


Comentarios