Secciones
La Provincia

Caso Ormazábal: fiscal aseguró que “los testimonios son coincidentes en que era muy desprolijo en su actividad”

Los dijo el fiscal que investiga al bioquímico acusado de utilizar los mismos descartables con varios pacientes. Fueron negativos los primeros resultados sobre posible transmisión de hepatitis o HIV en las víctimas.

Lunes 09 de Julio de 2012

El doctor Miguel Vila, fiscal que lleva adelante la investigación contra el bioquímico Abel Ormazábal por posibles delitos contra la salud en cinco personas, aseveró que los exámenes de serología dieron negativos, “pero se prosigue la causa y que hay que esperar unos meses para descartar completamente este delito”.

Vila detalló a Diario Río Uruguay que “el hecho podría encuadrar en una actitud culposa de negligencia del eventual imputado, de no haber obrado conforme a las normas de su profesión”, y agregó que “el accionar culposo surge fundamentalmente de las declaraciones" de sus compañeros de trabajo, sobre "cómo era el accionar y la conducta de Ormazábal en el cumplimiento de sus funciones”.

Según el fiscal, de lo que se puede sacar en limpio de las distintas testimoniales que realizó en la sede de los tribunales con el personal de la dirección de Especialidades Médicas, “es que todos son coincidentes en que era muy desprolijo en su actividad”. Y agregó que “la directora de esa dirección y los técnicos de laboratorio son coincidentes en era desprolijo y que había muchas quejas de parte de él, de parte de lo que recibía de haberes. Decía constantemente que estaba mal pago”.

En la actualidad, Ormazábal continúa prestando servicios en otros centros de salud privada y también en el hospital Masvernat de Concordia.

La investigación

La causa iniciada el 10 de mayo a través de una denuncia hecha por Mario Imaz, secretario municipal de Salud y Bienestar, concentra a tres querellantes y dos denunciantes, que son personas que fueron atendidas durante fines de abril y principio de mayo en la ex asistencia pública.

Hubo pruebas de oficio y se tomaron declaraciones, pero un dato importantísimo se conoció esta semana cuando el fiscal recibió los resultados de los exámenes encargados al Hospital Felipe Heras para conocer si los pacientes fueron infectados de alguna enfermedad, en el uso de la misma aguja para las extracciones de sangre.

Para Vila, este primer resultado negativo, “es fundamental para descartar el delito contra la salud, que es cuando se propaga alguna enfermedad” y puntualizó que en principio, “ahora el hecho podría encuadrar en una actitud culposa de negligencia del eventual imputado, de no haber obrado conforme a las normas de su profesión”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario