Secciones
Tendencia

Casas de té trabajan a full, un placer que lleva al paraíso

El tiempo acompaña y los protocolos permiten reunirse más. Ponerse al día con amigos, merendando deliciosas opciones en alguna de las casas de té, es la que va

Sábado 25 de Septiembre de 2021

El sol que baña las tardes estos días en que la primavera por fin se asoma, invita a sentarse en alguna de las mesas de las casas de té de Paraná, que tras una mayor flexibilización de las actividades pueden recibir más gente. Sobre todo si cuentan con un espacio al aire libre, volviendo a palpitar el movimiento de los tiempos previos a la pandemia, cuando se pusieron de moda o se consolidaron como un lugar de encuentro.

Un té con sabores exóticos y milenarios, un café repleto de espuma en cualquiera de sus variantes, o un licuado, son parte de las tentaciones que encuentra cualquier persona que visita un sitio de este tipo. Pero lo que más convoca a quien elige un lugar así son los manjares que se ofrecen al paladar, sobre todo si el visitante es de los que piensan que hay sabores que son un pasaporte al paraíso.

Casas de té son hoy el lugar ideal para ponerse al día con amigos..jpg
Casas de té son hoy el lugar ideal para ponerse al día con amigos.

Casas de té son hoy el lugar ideal para ponerse al día con amigos.

Tortas esponjosas que entran por los ojos y van directo al corazón, antes que al estómago. Bizcochuelos con cremosos rellenos, frescos y multicolores; o crocantes milhojas rebosantes de dulce de leche, son parte de esta fiesta para los sentidos que significa compartir una merienda — un desayuno— en este tipo de espacios.

Para los que gustan de lo salado más que lo dulce, también hay alternativas: sandwich, tarteletas y medialunas rellenas completan la oferta. Es imposible resistirse.

En una de las casas de té más antiguas de la capital entrerriana, que funciona en la zona de la plaza del Bombero —o plaza Alberdi para respetar su verdadero nombre— contaron a UNO que en estos días la concurrencia se incrementó y las preferencias son sentarse al aire libre, a disfrutar de estos días más benévolos en compañía de amigos, pareja, o familiares. También tienen desde hace un tiempo una sucursal en la Costanera, con patio. Valeria, quien trabaja en el lugar, aseguró: “Hay más reuniones ahora y vienen acá a juntarse a compartir un momento. Se está observando mucha gente grande que hacía un montón que no se veía y como tuvo la oportunidad de ponerse la segunda dosis está empezando a salir. Vienen, se juntan y charlan; están horas hablando”.

“Ahora eligen más sentarse afuera, al aire libre. Y a nosotros que tenemos esa opción, nos favorece. Estamos hace casi 11 años en Paraná y además de quienes vienen ocasionalmente, tenemos nuestra clientela fija, no solo de acá, sino de Santa Fe”, expresó.

Según analizó, la gente elige compartir un momento de encuentro en un lugar así por “los precios accesibles”, y para darse un gusto: “Hay quienes vienen a cortar la semana. Una señora vino estos días y contó que está a dieta, que no come harina y se tentó con una porción de nuestras tortas. Tenemos unas 16 variedades, hechas por nuestra pastelera. Una porción de torta común está a 220 pesos, y tenemos las torres combinadas con cosas dulces y saladas a 480 pesos para dos personas, y a 690 para tres. Y para acompañar hay té en hebras y en saquitos, también con un montón de variedades, a partir de los 140 pesos; o licuados o batidos, desde los 190 o 200 pesos”, comentó.

En la carta exhiben las opciones de té, entre las que se pueden hallar rosa mosqueta e hibiscus, combinaciones de jazmín, naranja y mandarina, vainilla y canela, entre otras; pero además explican cuáles son sus propiedades y beneficios; y se detallan los ingredientes de cada torta. Para celíacos, personas con dietas hipocalóricas o diabéticas también hay alternativas más light, como tostadas de salvado, mermeladas o alfajores, y jugos exprimidos, para que nadie quede afuera de un festejo si el grupo de amigos escoge reunirse en una casa de té.

“No solo llega gente grande, sino también chicos, adolescentes y jóvenes. Les encanta venir y últimamente lo que estamos haciendo son cumpleaños. Las nenas de 7 u 8 años se juntan entre cinco o seos y toman el té o un licuado, y comen una torre”, señaló Valeria.

En otra de las casas de té de la capital entrerriana, situada en calle El Plumerillo, coincidieron en que más personas comenzaron a salir, en este tiempo en que las flexibilizaciones dieron una tregua a aquellos que disfrutan de salir a compartir una merienda en compañía de los seres queridos. “Se juntan personas de todas las edades, y en estos días en que volvieron las clases presenciales se ven muchos nenes que van a la tarde. También los días de lluvia son los más fuertes”, indicó a UNO Florencia, trabajadora del lugar.

A su vez, comentó: “Más que nada nos eligen por las tortas, aunque ahora sumamos restaurante y también vienen mucho para la cena y el almuerzo. Atendemos en horario corrido de 9 a 24 y además contamos con takeaway y envíos a domicilio”.

“Entre nuestros clientes, hay quienes vienen a festejar incluso cumpleaños de 15 en estos tiempos. Y lo que notamos es que hay más gente que viene a tomar el té acá, o directamente vienen a comprar y se van al parque Urquiza”, dijo, y agregó: “Contamos con variedades en hebras y en saquitos, y después cafetería con café, frapuccino, submarino, capuccino, mokaccino, licuados y smoothies; y dipsonemos de gran variedad de tortas: 12 que siempre tenemos en stock y después podemos hacer a pedido, según el gusto y piacere del cliente”. Y respecto a los precios, mencionó que la porción de torta está a 320 pesos, y tienen promociones: tres porciones por 900 pesos, y cuatro por 1080; y el té en hebras está a 170 pesos.

En medio de esta tendencia, también en otro tipo de locales gastronómicos advirtieron que creció al demanda de los que prefieren reunirse por las tardes a compartir una merienda. Alexis, de un conocido restobar de la Peatonal, contó a UNO: “Tenemos buena cafetería y ofrecemos una gran variedad de tortas con té, café, capuccino, milkshake, jugos, limonadas. Y tenemos unas medialunas que son caseras, que son las protagonistas del desayuno y la merienda”.

“El público que viene a consumir este tipo de propuesta es de todas las edades, y está creciendo mucho el segmento de los jóvenes. Se está viendo más movimiento de gente que aprovecha que está lindo para sentarse afuera”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario