La Provincia
Viernes 26 de Octubre de 2018

Casarse y festejarlo con invitados, en promedio supera los 200.000 pesos

Hay costos ineludibles para la celebración de una boda, como el salón, el DJ, la vestimenta, las alianzas, el servicio gastronómico y la torta

Hay meses del año, como octubre, noviembre, febrero y marzo, en los que habitualmente se incrementa la cantidad de casamientos. En esto coinciden desde el Registro Civil y quienes están vinculados a algún rubro dedicado a los servicios que se contratan para la fiesta.
Unirse en matrimonio es un paso trascendental para muchas parejas y aprovechando las bondades del clima en esta época del año, procuran sellar su amor ante la ley colmados de expectativas. La mayoría espera poder celebrar un momento tan importante junto a sus familiares, amigos, compañeros de trabajo y del club, y algún que otro conocido que creen que debe estar presente. Sin embargo, cuando empiezan a averiguar los costos de la fiesta, habitualmente empiezan a acotar la lista de invitados: si bien el valor de una celebración de este tipo es muy variable, una boda en la que deben comprarse las alianzas, el vestuario, los zapatos y la torta, y contratar el salón, el DJ y el servicio gastronómico para 150 personas, puede costar unos 217.300 pesos, sin contar otras opciones que se suman para que sea una noche inolvidable.
Según Romina Werner, la primera wedding y event planner que empezó a trabajar en Paraná y cuenta con una amplia trayectoria en el tema, lo primero que se plantean los novios al decidir hacer un festejo es cuánto va a costarles. Al respecto, dijo a UNO: "Es variable y depende de un montón de factores. No es lo mismo hacer una fiesta para 80 personas que hacer una para 250, porque el costo cambia abismalmente. No es lo mismo hacer una casamiento con una decoración un poco más lumínica que una ambientación completamente temática. No es lo mismo contratar a un DJ que ilumine lo básico y solo pase música, a uno que incorpore pantallas, techos y pisos de LED y otras opciones tecnológicas. Va a depender del proveedor que se elija. De pronto se puede organizar una festejo por 80.000 pesos o tener una fiesta por un millón".
A su vez, señaló: "Es de acuerdo a lo que los novios elijan y decidan. Hay veces que también en la fiesta la familia colabora mucho y les regala el servicio, la bebida, la barra, los vinos, el champán o el vestido, y entonces los costos van bajando. Es imposible tener un cálculo exacto porque va a depender del estilo de fiesta".
Desde hace varios años se instaló la posibilidad de que los invitados paguen una tarjeta, y se trata de una costumbre que se fue naturalizando y trajo alivio al bolsillo de los novios: "Muchas veces las parejas que se casan están conviviendo desde antes, entonces ya tienen todo para la casa. Por eso, ayudarlos con la tarjeta para la fiesta en vez de hacerles un regalo, es otro gran aporte. La mayoría de los novios están muy agradecidos con esto", expresó Werner.
Sebastián Martin, referente de un servicio gastronómico, también aclaró que los costos son "muy variables" y sostuvo que el presupuesto para un enlace se ajusta a las opciones que elija el cliente. "Lo más completo que ofrecemos cuesta en promedio unos 1.000 pesos por persona, e incluye vajilla, mantelería, bebida, servicio de comida con recepción, primer plato, plato principal, postre; barra, mesa dulce, brindis y trasnoche. De ahí se puede empezar a achicar. Hay gente que pide el servicio sin el vino porque lo ponen los familiares, sin la barra porque no quieren, sin mesas y sillas porque las tiene un salón. Pero también hay casos donde se inclinan por un plato más costoso y los gastos suben, igual que si requieren una vajilla de primera línea, con tres copas, doble cubierto", explicó.
Conocedor del rubro, sostuvo que "el alquiler de un salón está en el rango de los 20.000 pesos", y observó: "Los más caros son los que tienen mayor capacidad, pero también está la posibilidad de recurrir a un salón de un club o de un sindicato, donde a los socios les hacen un precio que es mucho más económico".
En cuanto al DJ, refirió: "Uno que se está iniciando cobra unos 10.000 pesos, y uno que ya tiene sus años de trayectoria y es un referente del rubro pide entre 25.000 y 30.000 pesos". Acto seguido, aclaró: "Es como todo, en el área de los servicios hay quienes están inscriptos y en regla, y otros que trabajan en la informalidad y cobran menos, porque no hay controles. Y a veces la gente busca el precio, aunque no le ofrezcan garantía ni confianza".
La torta de bodas cuesta 350 pesos el kilo y es otro emblema de este momento que los enamorados subliman. Mónica Olivera comentó: "La torta sigue estando presente en los casamientos, pero se está usando mucho más lo que es la mesa dulce. Para que haya una torta de bodas igual, últimamente se está optando por hacer algo más decorativo o un piso falso". En este sentido, indicó: "Se calculan 10 porciones por kilo, pero cuando hay mesa dulce en vez de hacer una torta de 15 kilos si son 150 invitados, se hace una de cinco".

Costosos rituales
Al margen de la fiesta, la flamante futura esposa debe pensar en el vestido, que arranca en los 4.000 pesos promedio y de ahí asciende –y en muchos casos de manera exorbitante– según los accesorios que lleve. A eso hay que sumarle los zapatos: unos par de calidad cuesta desde 2.500 pesos en adelante. Para el hombre que va a contraer enlace la vestimenta pueden abaratarse recurriendo al alquiler del traje, que oscila los 1.500 y los 3.000 pesos; y la compra de unos mocasines promedia los 2.000 pesos.
Las alianzas son un elemento ineludible para la ocasión y se consiguen desde 2.000 pesos el par de plata y oro, pasando por una amplia gama de precios según el material, el grosor y si lleva algún relieve o grabado, lo que las encarece ostensiblemente. No obstante, la inversión promedio en uno de los símbolos más categóricos para exponer el nuevo estado civil –y que se utilizará por lo general hasta que el vínculo se disuelva por algún motivo– ronda los 5.000 pesos.
La ceremonia en la que quedarán unidos como matrimonio ante la ley, con los derechos y obligaciones que eso supone, es gratuita en el Registro Civil si se efectúa en el horario de atención del organismo; solo hay que pagar un sellado de 120 pesos para recibir la libreta de familia que se entrega junto al trámite. Pero en el caso de que los novios opten porque se los case en su fiesta, tienen que pagar un depósito estipulado en 11.250 pesos, aunque puede variar según la jurisdicción. Graciela Amati, titular del registro civil de calle Urquiza en Paraná, quien se ocupa de declarar marido y mujer a los contrayentes, contó a UNO que es alta la demanda de parejas que prefieren desposarse en el festejo, por lo que recomiendan hacer la reserva tres meses antes. "Los días que más nos requieren para estos casos son los viernes y los sábados por la noche", indicó.
Si bien es un costo extra, Romina Werner sostuvo: "La mayoría de las parejas decide contratar a la jueza para que vaya a casarlos en el lugar donde se desarrolla la fiesta porque pueden concentrar dos festejos en uno, evitando el doble gasto de la vestimenta de la novia, el traje del novio, la peluquera, la maquilladora, la comida el brindis. Se hace todo en la misma noche y es una ceremonia muy sencilla, que no dura más de 15 minutos, y todos puedan participar de la ceremonia; además esto agiliza los tiempos".
También hay ocasiones en que el sacerdote va a la fiesta a celebrar la unión religiosa y esto añade otro desembolso. Y por otro lado, hay que sumar las fotos, el video, la decoración del salón y otros gastos extras si los novios solicitan los servicios de una wedding planner, quieren show en vivo, fuegos artificiales de salón o una cabina de fotos como alternativa para realzar el festejo, entre otras variables que se fueron incorporando al ritmo de las modas para que sea una noche única. Habrá que ver con qué presupuesto se cuenta. Lo importante es adaptarse con actitud a las opciones que estén al alcance para celebrar una instancia con la que tantos enamorados sueñan.

Comentarios