Secciones
Delivery

Cadetes en moto o en bici copan las calles para que más gente se quede en sus hogares

En este tiempo de cuarentena en Paraná aumentó la demanda en el sector, al que también se sumaron los servicios que trabajan con plataformas on line.

Miércoles 13 de Mayo de 2020

El aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado en el país para frenar el avance del coronavirus trajo inevitables cambios en las costumbres sociales, y hasta trazó un nuevo mapa de la demanda laboral, al menos hasta que dure este período, que de a poco se va flexibilizando.

En este marco, las cadeterías comenzaron a cumplir un rol fundamental ante la consigna “Quedate en casa”. Quienes trabajan en el rubro advirtieron un notable incremento de la demanda de un servicio que se transformó en esencial y contribuye a que la gente salga lo menos posible de los hogares y de este modo evite un posible contagio del Covid-19, sobre todo en los casos de los adultos mayores, que integran la población de riesgo.

Además de las cadeterías que hace años realizan el traslado de mensajería y paquetes en la capital provincial, desde hace un tiempo relativamente reciente se sumaron los delivery a través de aplicaciones en Internet, que diversifican la oferta.

El público más joven es el que está más habituado a su uso, pero se van sumando otras franjas etarias. En este marco Victoria, una joven contadora de 24 años, contó a UNO que utiliza a menudo dos plataformas, una que trabaja exclusivamente con pedidos gastronómicos, y otra a través de la cual pide comida pero además artículos de otros rubros: “En este tiempo compré un cancán, un repuesto para el termo y un juego de mesa, y también hice una compra que incluyó una budinera, cervezas, cereales y galletitas, y como superaba los 600 pesos, el envío fue gratis”, celebró.

Gustavo De Barba es uno de los socios de esta empresa que utiliza Victoria para abastecerse sin salir de su casa utilizando una app. Desde hace casi dos años se brinda el servicio en Paraná y contó a UNO: “Desde que empezó la cuarentena la demanda se duplicó, y en los usuarios recurrentes se triplicó. Se han visto incrementados los pedidos tanto de los productos propios como los de terceros”.

Sobre este punto, explicó: “Somos una plataforma multiservicio, no es solamente delivery. Contamos con nuestro supermercado propio con más de 10.000 artículos de distintos rubros que la gente puede comprar y le llevamos el pedido a su domicilio; también tenemos tiendas que son de terceros, donde compran los productos que están a la venta, nosotros los buscamos y se los llevamos; y además trabajamos con restaurantes, en los que la gente hace su solicitud y vamos al local que elige y le acercamos su encargo”.

“Pedí un taxi, delivery de comida o lo que necesites y te lo llevamos en menos de una hora”, promocionan en su página, en la que se puede hacer la operación con distintas promociones: “Hay envíos que son gratuitos superando determinado monto, otros que son gratuitos considerando las bandas horarias, y hay descuentos del 10% pagando con la billetera virtual de la plataforma, entre otros beneficios”, indicó De Barba.

A su vez, observó que si bien los jóvenes son los que están más familiarizados con el uso de las tecnologías y las plataformas, hay gente adulta que también las utiliza, sobre todo en la actualidad. “Hay un rango muy amplio de edades. Nosotros le damos una prioridad a la gente mayor, que tiene factores de riesgo”, afirmó.

Por otra parte, indicó que aplican todo un protocolo para garantizar la seguridad frente a esta pandemia, sobre todo para el trabajo diario de llevar los alimentos. Al respecto aseguró: “Le comunicamos a la gente que se quede en su casa, que cuando le llevamos las cosas antes y después se laven las manos, desinfecten y apliquen todos los procedimientos que las autoridades de salud nos recomiendan en estos casos”.

Por su parte, Horacio Buralli, titular de una cadetería que funciona desde hace siete años en Paraná, comentó a UNO: “Creció muchísimo la demanda, más del 100% durante las primeras semanas de la cuarentena. Ahora que abrieron los comercios y se flexibilizó un poco, descendió, pero igual es muy superior al movimiento habitual”.

Según contó, es muy extenso el abanico de rubros con el que trabajan y desde que se estableció el aislamiento aparecieron nuevos clientes que dinamizaron aún más la actividad. “Somos uno de los primeros exceptuados, el servicio que brindamos es fundamental, y en esta pandemia aparecieron clientes que no teníamos, como los negocios de ropa, juguetes, librerías y demás; también gente que hace viandas, tortas, postres. Es re amplio, las personas lo que buscan es mover sus productos que estaban parados y la alternativa es el delivery”, dijo, y observó: “Lo que se vio mucho ahora es que nos llaman los vendedores. Tengo un servicio de cuponera, que son prepagas, que es más conveniente”.

En el caso de su cadetería trabajan mucho con farmacias, que es lo que más se mueve hoy en día, y con un par de heladerías, además de otros comercios. Abarcan todo el ejido de Paraná, con un precio básico que arranca en los 60 pesos por kilómetro de recorrido, que es el valor que manejan también muchos de sus pares. Pero además, con una tarifa plana que oscila los 150 y los 200 pesos, llevan cosas también a los municipios vecinos, como Oro Verde, San Benito y Colonia Avellaneda.

En cuanto a las curiosidades que trajo esta época, contó con humor que mucha gente igual se muestra apurada por recibir los pedidos, aunque está en su casa sin hacer nada; y que recibieron un pedido de una chica para que le llevaran un cachorro que le habían regalado, al que Buralli decidió buscarlo con su automóvil para que llegue sano y salvo a destino.

cadetes.jpg
La demanda del servicio se triplicó en Paraná

La demanda del servicio se triplicó en Paraná

Claudio Duré, quien tiene una cadetería desde hace 25 años, coincidió con que el flujo de trabajo aumentó muchísimo en el contexto actual. “Hacemos paquetería, delivery, encomiendas, viandas, y lo que se sumó mucho ahora con el comienzo de la cuarentena fueron los envíos de locales de ropa y productos de farmacias”, indicó a UNO, y confió que hasta han llevado articulos de sex-shop que alguien les encarga para no tener que ir a hacer la compra personalmente.

También han recibido pedidos de usuarios que quieren que les compren cigarrillos, pero en tiempos de escasez de este producto, evaluó: “Le digo a la gente que nosotros no tenemos problemas en hacerle ese mandado, pero tampoco es cuestión de recorrerse la ciudad entera para conseguir y después tener que informarle al cliente que debemos cobrarle más por la distancia que hicimos; por eso por ahí son solicitudes que no estamos tomando, al igual que los trámites que requieren hacer colas y tener que esperar largas horas para ser atendido, porque es mucha la demanda y perdemos toda la mañana”.

Por último, ante la mayor cantidad de pedidos, remarcó con satisfacción: “Estamos contentos porque ante esta situación podemos darle trabajo a más gente, en este tiempo en que muchos han perdido su empleo o no pueden desempeñar su oficio habitual por la cuarentena y en la cadetería pueden ganarse su sustento”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario