Productores

Cada vez son menos los productores hortícolas locales para abastecer a la región

En Paraná son solo 36 los productores que se dedican a esta actividad, que fue mermando por el avance de la urbanización y la pérdida de rentabilidad.

Viernes 23 de Octubre de 2020

Los productores hortícolas de Paraná son 36 en la actualidad. Hasta hace algunos años rondaban los 50, pero el número de personas que se dedican a esta sacrificada actividad se fue reduciendo paulatinamente debido a que la expansión urbana fue abarcando terrenos que históricamente se destinaron al cultivo de frutas y verduras, entre otras variables.

Se trata de un rubro que habitualmente se continúa como tradición familiar, y las dificultades del sector fueron generando además que muchos de los hijos de antiguos productores optaran por dedicarse a otra cosa, y esta es otra de las causas por las que fue mermando esta labor en la capital entrerriana. “Se va expandiendo la ciudad y van disminuyendo las quintas. Además, los productores de más edad van dejando y sus hijos no siguen por distintos motivos, entre ellos, porque no conviene y por el sacrificio que insume la actividad. Van desapareciendo de a poco”, aseguró a UNO Daniel Brandolín, productor local desde hace más de tres décadas, quien siguió los pasos de su padre y se crió entre la huerta.

Lo que más se cultiva en la zona es la verdura de hoja, con la que se abastece a los minoristas a través de la venta directa o del Mercado Concentrador El Charrúa, al que también llegan verduleros de otras ciudades de la provincia para abastecerse.

Habitualmente en agosto y septiembre se puede sembrar una variedad, aunque este año las heladas tardías demoraron esta posibilidad. Habitualmente se produce en esta fecha todo lo que es de hoja, como acelga, lechuga, achicoria, rúcula; también zapallito, remolacha, tomate y pimiento. Al respecto, Brandolín manifestó: “Se produce en Paraná principalmente lo que es verdura de hoja, como la acelga, la espinaca, la lechuga, el perejil, la achicoria, la rúcula. Ahora viene la época del zapallito zucchini; y dentro de unos días va a empezar lo que es pepino, por ejemplo; y repollo hay todo el año. La verdad que son muchos productos los que se cultivan en la zona”.

Mencionó que si bien se sigue produciendo algo de tomate en la región, “no se hace al mismo nivel que antes”, y se trae desde Corrientes, Mendoza y otros puntos del país.

“La verdura de hoja que se produce acá, si bien alcanza para abastecer a la zona, debería ser más, pero somos cada vez menos productores”, acotó.

Silvia Berzano, presidenta de la Asociación de Productores Hortícolas de Entre Ríos (APHER), coincidió en que actualmente hay menos producción, y dijo a UNO: “La ciudad se va expandiendo y uno se encuentra con que en los lugares donde hace años había producción hortícola terminan instalando un barrio. Estoy en el Acceso Norte, que siempre fue un lugar que era el cinturón verde, y hace un año pusieron un barrio en Don Bosco y Maya y en los campos de los alrededores donde incluso sembraban cereal, ahora no se puede. Y pasa lo mismo principalmente para el lado de El Paracao”.

La mujer, hija de un empleado de productores hortícolas, hace más de 20 años que se dedica a esta labor, subrayó: “El fuerte nuestro es todo lo que es verdura de hoja, como lechuga, achicoria y demás. Pero tenemos coliflor, brócoli, remolacha, zanahoria, algo de tomate a lo mejor hay en los invernaderos. Y lo que es pimiento, pepino, zapallito, berenjena, a lo mejor no está saliendo todavía porque con las heladas que hubo se sembró más tarde”.

También recordó que el sector, condicionado por las bondades o las inclemencias del tiempo, sufrió pérdidas con la tormenta con granizo que afectó a una zona de la ciudad: “Después del destrozo que hubo el otro día, que afectó a varios productores, empezó a repercutir el calor y la humedad en lo que son verduras de hoja, y estos días la terminan degradando, porque en vez de cicatrizar y quedar con un color normal, va quedando marrón la hoja y se termina tirando”, explicó.

Por otra parte, mencionó que hay frutas como la manzana y la pera, que se traen de la zona sur del país; también el durazno, la uva y otras variedades llegan de Mendoza, y la banana de Brasil, Bolivia o de Ecuador. “Solamente los citrus y el arándano son de Entre Ríos, en lo que es fruta casi todo llega desde otro lado”, aseguró.

El tomate que se consigue en este momento, dijo, llega de Salta y de Corrientes. “La papa también viene de afuera y hoy está cara: el verdulero está consiguiendo la bolsa a 700 pesos”, señaló Berzano.

A su vez, confió: “En el sector hemos perdido rentabilidad: a nosotros, que compramos semillas, plantines, fitosanitarios, nos están cobrando a valor dólar (a 82,50 pesos) y debemos vender a valor pesos. Y eso no se puede trasladar a los precios”, concluyó.

prod horticolas.jpg
Cada vez son menos los productores hortícolas locales para abastecer a la región 

Cada vez son menos los productores hortícolas locales para abastecer a la región

Lo más caro y lo más barato del mercado

La verdulería es un rubro difícil porque la mercadería es muy perecedera y necesita rotación constante, que muchas veces no se logra debido a que los precios condicionan la demanda.

“Octubre es un mes complicado porque hay cosas que no se consiguen. Hoy la uva y la sandía se traen de Brasil, y el cambio es desfavorable”, explicó a UNO Brian, verdulero de Paraná. Al ser consultado por los valores de productos que hoy son más costosos por una cuestión estacional, mencionó: “El tomate de primera calidad lo vendemos al público a 240 pesos, la papa a 40, la manzana buena a 250 pesos”.

No obstante, aseguró que el zapallito hoy está accesible, a tres kilos por 100 pesos; la cebolla a dos kilos por 80 pesos; y la frutilla de tamaño chico se consigue a 130 pesos el kilo, y la grande a 180.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario