Buses pagó un poco más de sueldo a choferes pero paro sigue

Buses Paraná informó que depositó $100.000 a sus empleados, como un "compromiso". La UTA advierte que no es ni el 40% del salario adeudado y sostiene el paro.

Miércoles 17 de Abril de 2024

El culebrón del transporte público de pasajeros de Paraná sumó este miércoles el anuncio de las empresas concesionarias Buses Paraná de que abonó $100.000 más del sueldo adeudado de marzo a sus empleados, pero el gesto no alcanzó para desactivar la huelga total de colectivos. que cumplirá este jueves 10 días.

"Buses Paraná informa a la comunidad que en el día de la fecha ha abonado a cada uno de sus trabajadores la suma de $100.000, ratificando su compromiso de que los escasos recursos disponibles sean destinados, en primer término, a resolver el conflicto que mantiene a los usuarios de Paraná sin servicios de transporte urbano de pasajeros por ómnibus", informó la concesionaria en un comunicado difundido este miércoles por la noche.

Sin embargo, la medida de fuerza de la Unión Tranviarios del Automotor (UTA) que tiene a la ciudad sin colectivos desde el martes 9 de la semana pasada continuará. "Con lo que pagaron no se si llegan al 40 % por lo tanto el paro sigue", confirmó un dirigente de primera línea del sindicato ante la consulta de UNO.

El motivo del paro

La huelga de choferes inició ante la falta de pago, según estimaciones de la UTA, del 70% del sueldo de marzo de los trabajadores del volante. Lo que siguió fue un cruce de acusaciones entre la Municipalidad de Paraná y las empresas concesionarias (Mariano Moreno y ERSA, nucleadas en la agrupación Buses), respecto de quién tiene la culpa por la paralización del servicio.

Mientras tanto, la capital provincial y su área metropolitana (Oro Verde, San Benito y Colonia Avellaneda), donde viven unos 400.000 habitantes, está sin colectivos desde hace nueve días.

Sintéticamente, la postura del Municipio es que no registra deudas con las empresas -contra las acusaciones de Buses- y que las empresas deben garantizar el servicio porque sino estarían violando el contrato de concesión y deberían afrontar multas e incluso acciones judiciales.

En pocas palabras, la versión de Buses es que el tarifario vigente y la falta de aportes municipales no alcanzan a cubrir los costos de funcionamiento (combustible y salarios) y que las empresas no tienen de dónde sacar más dinero para completar las liquidaciones de haberes.

Sin colectivos

El comunicado de este miércoles reportó que los empresarios "mantienen permanentes reuniones con las autoridades provinciales, de las que esperamos surjan alternativas válidas para alcanzar aquel objetivo". Y contraatacó nuevamente a la comuna: "El titular de los servicios y responsable de su estructuración, control y sustentabilidad, la Municipalidad de Paraná, hasta el día de la fecha no ha dado muestras de tener siquiera interés en la resolución del conflicto".

A su vez, acusaron que entre enero de 2023 y marzo de 2024, se ha acumulado un déficit de $2.454 millones, de los cuales $1.100 corresponden al primer trimestre de 2024, originados solo por la actual gestión municipal, reclamados de manera reiterada" por parte de los concesionarios.

Como una posible solución al conflicto, las empresas señalaron que esto requiere de "la intervención en recursos de parte de Estado Municipal (con tarifas o compensaciones)" y recordaron que "no son las empresas las que fijan el precio" de los boletos.

LEER MÁS: Paro de transporte: el titular de Buses Paraná respondió al municipio