Secciones
La Provincia

Buscan opciones para mejorar el transporte urbano de pasajeros

Autoridades del municipio se reúnen a partir de las 11 con los titulares de ERSA y Mariano Moreno. Estiman que en nueve meses se podrá implementar un nuevo programa para optimizar el servicio.

Martes 10 de Julio de 2012

Desde la Secretaría de Planeamiento, Infraestructura y Servicios de la comuna se convocó a una reunión a los titulares de las dos empresas concesionarias encargadas de brindar el servicio de transporte urbano de pasajeros en Paraná. El cónclave será a las 11 y estarán presentes el titular de esta repartición, Guillermo Federik; el subsecretario de Transporte y Tránsito, Héctor Bergara; el secretario del área Legal y Administrativa, Gustavo Acosta; y un grupo de representantes del Concejo Deliberante. En este marco, concurrirán el gerente de ERSA, Roberto Albisu, y el de la empresa Mariano Moreno y titular de la Asociación de Transporte Urbano de Pasajeros (ATUP) Marcelo Lischet.
 

“Se trata de una reunión técnica para establecer los criterios que deben implementarse para el mejoramiento del servicio, ya que tenemos una serie de propuestas para optimizar el transporte de pasajeros a partir de las contrataciones que hemos hecho, atendiendo a las quejas de los usuarios”, explicó a UNO Federik.
 

Por otra parte, señaló que se expondrá un “proyecto de planificación sustentable en el tiempo, conforme a un mejoramiento paulatino del servicio”, y se evaluará un incremento de la tarifa, pero “será diferenciado, según las distintas franjas de usuarios, sin afectar al sector obrero ni al estudiantil, que deben ser subsidiados. Pensamos en un aumento compensatorio en el boleto común”.

Otro tema que será tratado en el encuentro de hoy será el del nuevo proceso de concesión del servicio: “Vamos a encarar una vez que se concluya la elaboración del programa denominado TUMA (Transporte Urbano de Metrópolis Argentinas), que ineludiblemente va a requerir un nuevo proceso de licitación”, añadió Federik, a la vez que definió: “Hoy la concesión es para un servicio determinado, pero ante la necesidad de modificarlo estamos seguros de que van a aparecer otros requerimientos. Ya no se tratará de megaconcesiones, sino que más bien habrá acuerdos particulares para los distintos tramos”.
 

El tiempo que demandará el estudio previo para la implementación de una nueva propuesta para el transporte urbano de pasajeros va a requerir alrededor de nueve meses . “Creemos que a mediados del próximo año estaremos en condiciones de definir de común acuerdo los requisitos para lograr una movilidad urbana equitativa”, estipuló el funcionario, mientras que los usuarios siguen esperando una respuesta.


 

La queja más recurrente es por problemas con las frecuencias
El secretario de Planeamiento municipal, Guillermo Federik, indicó a UNO: “En la actualidad se está haciendo un estudio en base a encuestas de origen y destino. Por un lado tenemos en cuenta la recepción de las quejas de los usuarios a través de los canales habituales, como son la Defensoría del Pueblo y los medios de comunicación, y por otro lado contamos con el relevamiento que lleva adelante el municipio a través de los distintos sistemas de control, como el uso de GPS, el trabajo de los inspectores y la observación de la funcionalidad del transporte urbano”. Consultado acerca de cuáles son las quejas más frecuentes de quienes utilizan el servicio, comentó: “La frecuencia en determinados horarios es la preocupación más recurrente”. A esto le sigue “la falta de limpieza en algunas unidades y la ausencia de la accesibilidad universal en distintas líneas; también advertimos, en algunos casos, problemas en ciertos circuitos o recorridos “, puntualizó.

 

Frecuencia en los feriados
Ayer fue feriado y UNO realizó un sondeo en las paradas céntricas de Paraná para conocer la opinión de los usuarios del servicio. En este sentido, la mayoría expresó su malestar por el tiempo de espera que demanda la llegada de un colectivo los días feriados.

“Esperé 40 minutos en la zona de la Base Aérea para tomar una unidad hasta el centro, y ahora hace 20 minutos que espero la Línea 9 para ir a San Agustín”, manifestó Romina, una joven que se resignó a viajar en colectivo para visitar a un familiar. Como ella, fueron varios los que aguardaron más de media hora, luego de una jornada de trabajo o de esparcimiento. “Me desempeño en el rubro gastronómico y los feriados tengo que salir de mi casa mucho tiempo antes para llegar a horario”, aportó otra de las mujeres que esperaba en una garita.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario