La Provincia
Sábado 09 de Diciembre de 2017

Bebé cayó a una pileta y debió ser derivado de urgencia al hospital San Roque

Timoteo y su familia son de Gualeguaychú. El viernes, mientras sus padres realizaban tareas de mantenimiento en una quinta, el pequeño cayó al agua.

Timoteo cumplió el año de vida hace pocos días. Es el más chico de tres hermanos y este viernes, junto a sus papás, se encontraba en una vivienda de Pueblo Belgrano donde el matrimonio realiza tareas de mantenimiento. Su mamá Palmira le dio una galletita y el bebé siguió jugando en el pasto, mientras sus padres terminaban de cortar el mismo. Al cabo de pocos minutos, la mamá no lo vio y ahí se dio cuenta de lo peor.

Timoteo, atraído por el agua, se acercó a mirar y cayó. "Cuando Daniel, su papá, lo sacó, balbuceaba pero no estaba bien" contó Palmira a MaximaOnLine. Llamaron a la policía mientras ellos como podían trataban de hacer la Recuperación Cardio Respiratoria.


En minutos llegó la policía de Comisaría Quinta y mientras el oficial ayudante Neri Leonel Frías hacía RCP, el Cabo 1° Lucas Chesini, conducía rápidamente el patrullero hacia el hospital.

"Esperar la ambulancia era imposible, salimos a los bocinazos porque no andaba la sirena y escoltados por otros policías, llegamos creo que en cinco minutos. Todo fue tan rápido, pero gracias a Dios y a la reanimación que le iban haciendo en el patrullero mientras yo lo contenía, el nene siguió reaccionando. Nos trasladaron enseguida al hospital San Roque de Paraná. Acá me dijeron que está estable y ni siquiera ha necesitado ingresar a Terapia", siguió contando la mamá del pequeño.

El lamentable episodio ocurrió a las 13 horas del viernes en una vivienda de calle San Salvador de Pueblo Belgrano. A las 15 el bebé fue trasladado a Paraná por el servicio de emergencias del hospital Centenario.

El matrimonio agradeció el rápido accionar de la policía y también del hospital, que permitió que Timoteo se esté recuperando favorablemente.

Comentarios