Paraná
Lunes 14 de Enero de 2019

Bañistas ingresan a las aguas del Thompson, pese a no estar habilitadas

Sin boyado, con cartelería indicativa de "Playa sin habilitación", aunque con la presencia de guardavidas por precaución, niños y grandes acceden al Paraná, sin temor a los riesgos tanto sanitarios como por la falta de medidas de seguridad, en coincidencia con un río en creciente.

En cada jornada de sol y de calor en la ciudad, la escena se repite en la costa del balneario Thompson. Decenas de bañistas ingresan a las aguas del río Paraná, pese a que la playa no está habilitada, porque los estudios microbiológicos determinaron sucesivamente durante las últimas semanas, que las aguas permanecen contaminadas.
Sin boyado, con cartelería indicativa de "Playa sin habilitación", aunque con la presencia de guardavidas por precaución, niños y grandes acceden al Paraná, sin temor a los riesgos tanto sanitarios como por la falta de medidas de seguridad, en coincidencia con un río en creciente.
Pese a los esfuerzos y trabajos realizados por el gobierno municipal previos a la llegada del verano, la contaminación que ocasionó el arroyo Las Viejas no pudo ser superada. No sólo se realizó un desvío para parte del desagote aguas abajo del Thompson –próximas a Puerto Sánchez–, sino que se limpió el viejo canal y se construyó una escollera para que el arroyo vuelque su caudal más adentro del Paraná.
Sin embargo, los análisis nunca lograron alcanzar los estándares permitidos, por lo que desde hace tres veranos que el Thompson, la principal playa de la capital provincial, permanece inhabilitada.
El piletón de hormigón, construido para paliar tal déficit, resulta tan insuficiente como poco atractivo para la gran cantidad de familias que particularmente cada fin de semana asiste a ese sector de la costa.
Del mismo modo que ocurre con los menores que se arrojan al río desde el muelle de Bajada Grande, lindante a la playa, parece una tarea dificultosa el control para impedir que los bañistas acceden a las aguas en sectores prohibidos.

Comentarios