Secciones
Verano

Bajante: otro verano sin playas en Paraná

Por la bajante, y según el pronóstico de continuidad de sequía, no se podrá acceder a las aguas del río Paraná en balnearios tradicionales

Jueves 26 de Agosto de 2021

Históricamente la capital provincial ha quedado prisionera de los movimientos naturales del río para definir la realidad sobre la habilitación de playas debido a que el canal del río está muy próximo a su costa. A esa cíclica realidad de subas y bajas de caudales se sumó que desde hace cinco años el acceso al río Paraná en las aguas sobre la costa del Thompson está vedado debido a la contaminación detectada por la desembocadura del arroyo Las Viejas.

playas paraná.jpg
Otro verano sin playas en Paraná

Otro verano sin playas en Paraná

En los veranos 19-20 y 20-21, la bajante ya existente impidió la apertura de temporada, aunque en febrero el caudal del río Paraná dio un inesperado y sorpresivo alivio que permitió, al alcanzar un pico 3,28 metros a mediados de mes, que haya bañistas en el balneario municipal de Costanera Baja y en Bajada Grande.

En la actual situación, con un río en -40 centímetros, resulta inviable la apertura de los sectores costeros tradicionales, y abre interrogantes y generan preocupación eventuales usos de bancos de arena –exclusivo para quienes poseen embarcaciones o realizan traslados–, ya que caminar por el lecho del río es riesgoso, advierten las autoridades de Prefectura Naval.

El pronóstico de los organismos nacionales para los próximos meses advierte que el escenario de sequía y bajante se mantendrá, e incluso podría acentuarse. Según el Instituto Nacional del Agua (INA) hay tres escenarios posibles de aquí a diciembre: continuación de la tendencia de bajante según registros recientes, que en Paraná ocasionaría pisos de -60 centímetros de agua; otro más crítico que el escenario anterior, representando una situación intermedia, con una altura que podría caer en la capital provincial hasta -76 centímetros; y un tercer escenario, aún más crítico, tendiente al registrado en 1944 (la bajante más severa registrada) y en el inicio del verano 2021/22. En este caso, la altura frente al Puerto Nuevo podría arrojar -90 centímetros. Las distintas agencias meteorológicas del país y de la región ya adelantan, además, que es muy factible La Niña hasta diciembre.

En ese sentido, en su último informe, la Bolsa de Cereales de Entre Ríos indicó que “los modelos de pronóstico se van inclinando cada vez con mayor probabilidad sobre la reaparición de un evento frío para esta primavera. Entre octubre y enero, la probabilidad se ubica cercana al 60%”. “Vemos que desde octubre el indicador ya toma una posición La Niña, manteniéndose durante noviembre y diciembre. Luego la tendencia comienza a revertirse”, plantea.

Es que la falta de lluvias en toda la cuenca del Plata es la que agravó el escenario hídrico. El informe añade que sobre el sudeste de Sudamérica seguirán prevaleciendo las lluvias por debajo de los valores normales para el trimestre de primavera

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario