La Provincia

Bailes y actividad al aire libre, la nueva tendencia en gimnasios

Los locales de Paraná decidieron cooptar a las miles de personas que entrenan por su cuenta con profesores en espacios públicos. Crece la demanda de clases de danza para estar en movimiento.

Lunes 27 de Agosto de 2012

La tendencia para llegar con un cuerpo en forma a la primavera, por estos días en los gimnasios de Paraná, es bailar como lo hacen en la televisión.
 

Ahora los centros convencionales de entrenamiento, en donde la danza se suma como una disciplina más, acondicionan la infraestructura para recibir entre el 20% y el 30% más de los socios habituales.
 

Como los gimnasios entendieron cómo piensan sus clientes, ahora es el momento en que lanzan los paquetes de tres y seis meses. Los administradores buscan generar un vínculo entre los alumnos y los entrenadores para que el cupo de socios se mantenga en el tiempo. Sobre todo porque es una cuestión lógica: la persona que va al gimnasio y la pasa mal no vuelve más.
 

Por eso a las clases de bailes de diferentes ritmos musicales (sobre todo latinos) llegan cada vez más personas. “Estiliza el cuerpo, libera endorfinas y quema grasas”, explicó el profesor Gustavo Renaud, responsable de uno de los gimnasios más importantes de la capital provincial. Con su equipo de trabajo crearon clases de baile que combinan coreografías básicas que se van concatenando y el trabajo culmina con una importante intensidad. “La idea es estar en movimiento pero a través de una actividad que tiene mucho de lúdico”, detalló Renaud. Además se realiza dos veces por semana lo que representa una carga bastante liviana.

Novedades
Los gimnasios se preparan con todo para la llegada de los primeros calorcitos de primavera, que es cuando llegan los socios “golondrinas”. Como también saben qué es lo que están buscando, en el gimnasio que funciona en la segunda cuadra de la peatonal San Martín en setiembre lanzarán el CX Worx. Una clase de 30 minutos express, localizada e intensa que tiene como objetivo primordial la parte media del cuerpo. En el mundo hablan de que este tipo de entrenamiento es “todo un reto y una revolucionaria forma de entrenar la fuerza central del cuerpo que comprende los músculos del abdomen, oblicuos y espalda baja”.

Afuera
Los gimnasios de Paraná están trabajando en conjunto con equipos que se especializan en ciclismo y running. Por eso entrenan bajo techo y cuando pueden salen a “al aire libre” para intensificar el trabajo. Es que en Paraná, desde hace un par de años, sucede lo mismo que en la grandes ciudades. Cada vez hay más personas que comienzan a correr carreras de cuatro, ocho y 21 kilómetros.

La vida en bicicleta
En Paraná el uso de la bicicleta nació entre el deporte y la necesidad. Estaban los que la usaban para competir y los que la utilizaban como medio de transporte. Durante mucho tiempo dejó de estar de moda y en la última década se registró un boom, que parece no tener techo.
 

Es que ahora andar en bicicleta es hasta una postura política. La idea de luchar contra la contaminación que producen los automóviles y las motocicletas impulsa que cada vez más paranaenses comiencen a tener conciencia. A esto hay que sumarle que cada vez se consiguen mejores bicicletas y sus dueños aprovechan que mientras se movilizan por la ciudad mejoran la condición física.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario