Obras
Lunes 15 de Enero de 2018

Avenida Ramírez tendrá una trocha extra para descongestionar el tránsito en Cinco Esquinas

Las obras se extenderán durante nueve meses. La particularidad es una nueva trocha sobre el carril oeste, entre calles Alem y Enrique Carbó

La Municipalidad de Paraná lanzó el llamado a Licitación Pública 173/17 para adjudicar y contratar la ejecución de la rehabilitación y repavimentación de avenida Ramírez, entre Laurencena y bulevar Racedo.

LEE MÁS: A casi una década de su presentación, removerán las punteras de Ramírez

La obra, que cuenta con un presupuesto oficial de 44.436.252,28 pesos, contempla mejoras integrales de ambas trochas con el fin de mejorar la transitabilidad y brindar mayor seguridad a los usuarios. Las propuestas se conocerán el 1º de febrero.

El proyecto tiene por objetivo prolongar la vida útil de la tradicional arteria paranaense que se encuentra con un elevado nivel de deterioro. Además tiende a brindar la máxima seguridad posible a los usuarios con un pavimento libre de baches y deformaciones. Las tareas se extenderán por un lapso de nueve meses corridos.

El proyecto
Los trabajos consistirán en el tratamiento de juntas de hormigón y fisuras (longitudinales y transversales) con limpieza y sellado con material asfáltico. Bacheo de hormigón, donde se removerá el sector por completo para su posterior reconstrucción, siendo un total de 651.73 metros cuadrados a reparar. Y la posterior demarcación horizontal con línea divisoria de carriles, línea de frenado, senda peatonal y flechas direccionales.

La restauración de 445.50 metros lineales de cordones (interiores y exteriores) entre los que se encuentran cierres y aperturas de canteros centrales, deterioros, bajadas de cordones para acceso a vehículos, entre otros. Y la reparación de 73 cordones con salida de desagües domiciliarios. Además se construirán dársenas para los contenedores de residuos para no entorpecer el tránsito y estacionamiento en la zonas permitidas.

Adecuación de tapas, llaves de Obras Sanitaria Municipal (OSM), las que suman 12 en total, y reconstrucción de tapas de sumideros (siendo un total de 12) que se han deteriorado con el tiempo. Las mismas serán adecuadas al nivel de la rasante del pavimento rígido aledaño.

Las 31 punteras de hormigón existentes serán eliminadas debido a que en varias ocasiones no permiten el radio de giro adecuado. En tanto el nuevo paso peatonal a nivel se ubicará luego de las columnas de alumbrado, brindando más radio de giro vehicular y seguridad al peatón.


Nuevo carril para evitar congestiones
La avenida contará con una trocha adicional entre Alem y Carbó, y hasta 30 metros de transición sobre el tramo que da a plaza Manuel Belgrano, para atenuar el congestionamiento del tránsito que se produce en horas pico. En el lado oeste se construirá un carril de 2 metros de ancho; el ancho general pasará de 8,60 metros a 10,60 metros.

Comentarios