Obras
Miércoles 22 de Agosto de 2018

Avanza la obra iniciada hace tres semanas en Ramírez y Laurencena

Ejecutan intervenciones en la principal avenida de conexión troncal norte-sur de Paraná, como en la vía de acceso este hacia la Costanera

La obra de repavimentación de avenida Ramírez desde Laurencena hasta avenida De las Américas, y de avenida Laurencena, entre Ramírez y calle Güemes está a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (UTE), conformada por las empresas OIC SA y Demartín y ya llevan tres semanas de iniciados los trabajos.
En el inicio de la semana, sobre la trocha oeste de avenida Ramírez se mantiene el corte total de tránsito entre calles Villaguay y General Racedo, que se extenderá unos días más a raíz de la detección de la rotura de una nueva cañería de agua potable en la intersección de Ramírez y Racedo. Por esa razón, Obras Sanitarias deberá trabajar en todo el ancho de la trocha, y luego deberá realizarse la compactación de la base y el hormigonado, por lo que el secado del trabajo demandará posteriormente entre cinco o siete días.
Ese tramo entre Villaguay y Racedo presentaba un notable deterioro de la calzada debido al emplazamiento hace una década de las nuevas cañerías de agua potable colocadas en el marco de la construcción de la nueva planta potabilizadora y su unión con los centros de distribución, sin luego haberse realizado la adecuada reconstrucción de la calzada.
En tanto que a partir de ayer se dispone un nuevo corte de tránsito –parcial– del lado del cantero de Ramírez, entre calles Enrique Carbó y Villaguay, para la reparación de losas ubicadas lindantes al cantero central. Por lo tanto, el tránsito vehicular quedará reducido en ese tramo a un carril. Se recomienda a los automovilistas transitar con precaución, y en la medida de lo posible evitar transitar por la zona en horas pico para evitar los congestionamientos vehiculares.
En tanto, sobre avenida Laurencena se ejecutó la semana pasada la reconstrucción de las losas de hormigón del carril próximo a la acera norte, en los 50 metros desde la bajada desde avenida Ramírez. Posteriormente la calzada es asfáltica, y desde allí se trabajó en el fresado hasta calle Güemes.
Además, se procedió a la reconstrucción de medio badén, en esa intersección, para permitir el paso vehicular aunque con precaución.
Desde hoy los trabajos prosiguen con el bacheo y fresado del lado sur, entre Liniers y Güemes. Por esas tareas, la circulación vehicular en sentido oeste-este sufre un desvío por calle Güemes y posteriormente Liniers, para retomar Laurencena en el sentido habitual. El sentido contrario (este-oeste) está habilitado en todo el tramo de intervenciones. Puede ser necesario en algún momento, por el movimiento de maquinarias, algún corte total.

Comentarios