Paraná
Miércoles 26 de Diciembre de 2018

Avanza el decreto para regular el horario de permanencia de menores en boliches

Los que no cumplieron aún 18 años podrán quedarse solo hasta las 2 o 3 de la mañana. Recién cuando se retiren ingresarán los mayores

Hace poco más de un mes, el escándalo en un boliche de la zona del Puerto Nuevo en Paraná, donde se incentivaba a adolescentes a exhibir partes íntimas a cambio de un vino espumante, aceleró un fuerte debate sobre la presencia de los menores en este tipo de locales.

La Ordenanza N° 8.615 establece que "a partir de los 14 años se puede ingresar a los boliches y permanecer en los mismos" y especifica que está prohibido "entregar o vender bebidas alcohólicas a menores de 18 años". Esta norma, que es la que actualmente regula las actividades bailables y los espectáculos de distracciones diversas, no establece un tope horario para esta franja etaria, y es lo que busca modificarse.

En una reunión llevada a cabo hace un par de semanas entre representantes de la Municipalidad; el Concejo Deliberante; el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf); las Comisiones Provinciales para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (Copreti); el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi); la División Minoridad de la Policía de Entre Ríos y empresarios de locales bailables se abordó esta problemática.
Tras el encuentro, distintas áreas de la comuna elaboraron un proyecto que limita el tiempo de la estancia de los adolescentes en los boliches, que fue entregado al intendente Sergio Varisco y se espera que, una vez que el mandatario reciba al alta médica, pueda rubricarlo. Así lo confirmó a UNO el fiscal municipal, Francisco Avero, quien manifestó: "El decreto ya está hecho y está en el despacho del intendente".
Sobre la medida, adelantó que la hora límite en que los menores de 18 años puedan estar en un boliche sería hasta las 2 o las 3 de la mañana, cuestión que todavía no se definió. No obstante, Avero aseguró que la iniciativa en sí cuenta con el aval y el consenso de los empresarios del sector: "Ellos están absolutamente de acuerdo, porque se logra también solucionar un problema con los menores y el consumo de alcohol", dijo, y recordó que al control del ingreso lo tienen que hacer la Municipalidad y Minoridad de la Policía de la Provincia.
Por su parte, Fabián Rueda, director de Habilitaciones Comerciales del Municipio, sostuvo: "El Decreto está para salir. Se elaboró el borrador y que haya un horario para los menores está consensuado con los dueños de los boliches bailables. Estamos seguros de que esta medida va a funcionar muy bien porque ellos mismos lo han pedido, ya que el tema de trabajar con los menores les ha traído bastantes inconvenientes. Y regular la permanencia los menores de 18 años dentro del establecimiento es algo que el intendente Varisco también nos había pedido. Incluso tenemos un compromiso de juntarnos en el mes de febrero para la reforma de la Ordenanza 8.615 y de este modo contar con una normativa nueva, ya que la que está vigente tiene varios años y registra varias modificaciones".
El funcionario indicó a UNO que el tope horario es "para evitar la mezcla que se hace hoy entre menores de 18 y mayores de edad". En este sentido, la medida apunta a que una vez que se retiran los adolescentes, con una tolerancia de media hora para que desalojen el lugar, se habilitará el ingreso de quienes superan los 18 años.
No obstante, observó que en la capital entrerriana por lo general los boliches que trabajan con menores no lo hacen con mayores: "Muchos abren los viernes, los chicos hacen sus previas y numerosas escuelas secundarias hacen eventos para juntar fondos y participan los padres. Establecer un horario va a estar bien, hasta por una cuestión de seguridad". Sobre este punto, manifestó que "se trata de darle seguridad a los menores cuando salen y que puedan regresar tranquilos", y reflexionó: "Vemos, no solo como funcionarios sino también como padres, la problemática de los jóvenes con el consumo del alcohol y usualmente se deposita en el Estado un rol de guardería: cuando pasa algo el Estado es culpable, pero cuando se busca regular se genera malestar en muchos grupos de padres".
Sobre el consumo de alcohol en los adolescentes, un tema que preocupa a distintos sectores, señaló: "Habitualmente se cumple en no vender bebidas alcohólicas a menores, pero hay quienes lo han hecho y se han labrado las actas correspondientes".
Desde el sector empresarial también se manifestaron a favor de la medida. Nelson Lafauci, quien trabaja en el rubro desde hace más de 25 años y estuvo a cargo de la ya disuelta Cámara de Bolicheros de Paraná, coincidió en que la mayoría de los locales que apuntan a un público de menores no trabajan con mayores y señaló: "Quedamos todos conformes de que se haga este decreto y entiendo que la Policía también está de acuerdo". No obstante, opinó que, más allá de los controles, "es un tema que es responsabilidad de todos, de los padres, de la Municipalidad, de los bolicheros y la Policía".




Pedido para que se extiendan los controles al Parque Urquiza

Respecto a la medida que impulsa el municipio de establecer un tope horario para los menores, uno de los referentes del sector empresario que prefirió no difundir su nombre, opinó: "Si bien es drástica, la única solución es que los menores de 18 no compartan los boliches con los mayores". Sobre este punto, explicó: "En el horario que van los más jóvenes directamente no hay que vender bebidas alcohólicas. Hoy pasa que va un chico de 16 o de 17 con alguien que ya tiene 18 y compra una cerveza, y es difícil controlar que los menores no tomen también".
A su vez, subrayó: "A la par, el municipio debe tomar medidas complementarias para evitar que se venda alcohol en las calles, porque más allá de acotar el horario de permanencia de los jóvenes de menos de 18 años, hay que extender los controles en el Parque Urquiza, ya que en ese sector hay muchos menores que consumen alcohol y después surgen todo tipo de problemas".

Comentarios