Secciones
Cannabis

Autocultivo de cannabis medicinal: esperan por apertura de registro provincial

Quienes utilizan cannabis medicinal para tratar diferentes dolencias afirman que es necesario contar en Entre Ríos con esta valiosa herramienta

Sábado 05 de Junio de 2021

El uso del cannabis medicinal fue encontrando eco en la sociedad y en materia legislativa hubo avances significativos en los últimos años. En este marco, hace poco más de seis meses se legalizó en la Argentina el autocultivo de cannabis terapéutico, hace justo un mes se aprobó una ley en Entre Ríos que establece el acceso seguro al cannabis medicinal y podrán cultivarlo para este uso personas y organismos públicos de Entre Ríos, pero no laboratorios.

A su vez, este miércoles el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas presentó hoy el proyecto de ley “Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial” que establece los mecanismos para la regulación de la actividad, fomenta el desarrollo de la cadena productiva y, especialmente, promueve el desempeño de las cooperativas del sector y de las PyMEs. Si bien esta iniciativa no influye en el autocultivo, quienes deben recurrir al uso medicinal del cannabis destacan que ayudará a tener un acceso seguro a quienes por algún motivo no quieren o no pueden realizar su propio cultivo, y muchas veces quedan a merced de un mercado ilegal e informal que no garantiza calidad, e incluso muchas veces ofrece productos que en realidad están adulterados y no cumplen su fin. Una de las ONG que viene bregando por la legalidad del autocultivo es Mamá Cultiva, cuyos referentes en Entre Ríos vienen realizando un minucioso trabajo de sensibilización sobre el tema, ya que la mayoría conoce de cerca el sufrimiento y las dolencias de sus hijos, hermanos u otro familiar que lograron aliviarse con la utilización de aceite de cannabis. Y si bien ya son más de 200 los integrantes en la provincia de este movimiento que sigue creciendo, aún no cuentan en Entre Ríos con un Registro Provincial donde inscribirse para estar al resguardo de cualquier allanamiento policial ante una denuncia o sospecha de la posesión de plantas en el domicilio. Si bien se avanza en un Registro Nacional, la ley provincial indica que es el Ministerio de Salud la autoridad de aplicación y le encomienda la creación de dos registros provinciales: uno de Usuarios y Cultivadores de cannabis con fines Medicinales, Terapéuticos o Paliativos y otro de Farmacias autorizadas a producir preparados fitoterapéuticos y formulaciones magistrales.

A su vez, deberá emitir la Certificación de Acceso al Cannabis Medicinal (CACM) que servirá de constancia para las personas autorizadas por la ley a cultivar, cultivar, transportar y almacenar. Las personas humanas, asociaciones civiles y fundaciones sólo deberán presentar una indicación médica que prescriba el uso del cannabis Carolina Olavarría, referente de Mamá Cultiva Entre Ríos, comentó a UNO que aguardan la incorporación de dicho Registro.

“Todavía no tenemos el registro provincial de Usuarios para poder hacerlo, que es lo que estamos pidiendo, porque mientras tanto seguimos en la misma situación que antes de la ley en Entre Ríos, continuamos cultivando, pero con miedo a sufrir algún allanamiento, que se siguen dando y a menudo vemos noticias de alguien a quien se le secuestraron sus plantas y su medicina”. Según contó, el proceso para extraer la resina para elaborar el aceite lleva tiempo, y como es un tratamiento que no debe interrumpirse, se busca que este tipo de situaciones no ocurran. “Empezamos consiguiendo la semilla, que es algo muy difícil porque está prohibido la venta, y luego hacemos un cultivo orgánico de la semilla hasta la floración, que es un proceso que lleva aproximadamente nueve meses.

Una vez que pasa ese tiempo, y que las flores y los cotiledones se ponen suficientemente maduras, hacemos el corte y el secado, que demanda entre un mes y medio y dos meses más. Ahí podemos hacer la extracción, que se macera en alcohol y aceite de oliva. Lo colamos y evaporamos ese alcohol, y al final nos queda la resina, que es lo que necesitamos para hacer el aceite”, explicó.

Es un procedimiento que reviste su complejidad y ante la posibilidad de que las plantas puedan ser afectadas por hongos, insectos y demás, es que tratan de tener al menos cerca de una decena de ellas para poder extraer lo que necesitan. Sobre este punto, Carolina indicó: “Cuando hacemos la extracción sacamos por lo menos seis goteros, que nos sirve por los menos para seis meses. Se conserva en la heladera y sabemos que nuestro familiar tiene garantizado el tratamiento por ese tiempo”.

mamá cultiva.jpg
Autocultivo de cannabis medicinal: esperan por apertura de registro provincial

Autocultivo de cannabis medicinal: esperan por apertura de registro provincial

En el “mercado negro” un frasquito que dura un mes vale entre 4.000 y 5.000 pesos, y no todos cuentan con ese dinero. Pero no es solamente el factor económico lo que hace que muchas mamás o familias hagan sus cultivos: “Nuestro cultivo es orgánico y sabemos qué le estamos suministrando a nuestro familiar”, subrayó. En su caso, su hija de 15 años es la destinataria del aceite de cannabis. La joven tiene síndrome de Rett, una enfermedad congénita con compromiso neurológico. Desde que hace el tratamiento ha logrado, según contó su mamá, “controlar los cuadros de epilepsia, se frenaron las convulsiones, pudo volver a conectar, en la parte motriz está mejor, y cognitivamente también hubo muchos avances”.

No obstante, a pesar de los probados beneficios en los distintos pacientes, la referente paranaense de Mamá Cultiva observó que muchos médicos especializados en la parte neurológica todavía son reacios a aceptar o recomendar el uso de cannabis medicinal. “Son sobre todo los médicos del dolor, como los traumatólogos, los que sí acompañan a los pacientes en esto y nos están ayudando”, destacó. Por último, comentó: “El aceite de cannabis sirve para muchas dolencias, como la epilepsia refractaria, para el caso de dolor por fibromialgia, para lo que tienen que soportar los pacientes oncológicos por su enfermedad o ante el tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

Muchos llegan al uso del cannabis medicinal como último recurso, a veces por desesperación, y espera que sea el primero”. “Esperamos en este sentido el acompañamiento médico, que es muy importante. Y por supuesto también el registro de usuarios provincial, que sería muy importante para nosotros. Entendemos que por la pandemia y la demanda que tiene el Ministerio de Salud puede demorarse, pero aguardamos que este año ya se pueda implementar”, dijo a modo de conclusión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario