Secciones
Carmelitas Descalzas

Audiencia con testigos claves en el juicio a la exmadre superiora Esther Toledo

Se escuchará al psicólogo que atendió a una de las víctimas y a una religiosa que dejó el convento. El viernes serán los alegatos en el Tribunal gualeyo.

Martes 25 de Junio de 2019

Continuará este martes la etapa de testimoniales en el juicio donde se busca establecer la responsabilidad de una religiosa por supuestos tormentos y de privación de la libertad en perjuicio de dos monjas en el Convento de las Carmelitas Descalzas de Nogoyá. La causa tiene como imputada a Luisa Esther Toledo, la expriora de la institución que quedó seriamente comprometida luego de haberse escuchado los relatos de las víctimas. Según la hipótesis de la Fiscalía, a cargo de Gamal Taleb, la responsable de la institución cometió “graves violaciones a los Derechos Humanos” por el grado de severidad de las penas que aplicaba a las religiosas y el tiempo que las mantuvo en cautiverio.

Embed

Para este martes está previsto que declaren dos testigos propuestos por la acusación pública: uno de ellos será el psicólogo de una de las víctimas y además se escuchará a una monja que decidió abandonar el convento.

Embed

Todo parece indicar que el eje de los alegatos de clausura se centrará en la manera en que Toledo aplicaba e interpretaba la Constitución de las Carmelitas Descalzas. Así lo dejó entrever el fiscal Taleb en la apertura del debate, y por el contrario, los defensores Miguel Cullen y Guillermo Vartorellli solicitaron la absolución de su asistida por considerar que no se cometió delito. Para ello plantearon, que a diferencia del argumento de la Fiscalía, la forma de conducir que tenía Toledo se ajustaban a la normativa de la Constitución de las Carmelitas Descalzas.

Embed

Días decisivos

Será una semana decisiva para el juicio oral y público que se desarrolla en el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay. El Ministerio Público Fiscal, que además integra el fiscal Rodrigo Molina, considera que se cuenta con la evidencia necesaria para requerir una pena de prisión efectiva para Toledo. Lo que resta definir es el monto de la misma, algo que se conocerá con certeza el viernes en la jornada de alegatos.

Se basarán para ello en la prueba testimonial aportada por las dos víctimas, aunque se espera que sea trascendente lo que pueda decir el psicólogo que atendió a una de las denunciantes. “Fue contemporánea de las denunciantes, por eso puede contar por haberlo vivido lo que sucedía en el convento”, le dijo a UNO Marcelo Albarenque, el hermano de una de las víctimas. Si bien apeló a la cautela y al respeto, se mostró expectante por la decisión de la Justicia en este caso: “Esperamos una sentencia condenatoria”.

El caso se hizo público a partir de la publicación que realizó la revista Análisis y que motivó la intervención de oficio del fiscal de Nogoyá, Federico Uriburu.

Una de las primeras medidas dispuestas fue el allanamiento a la sede del convento, donde se secuestraron elementos vinculados a la causa, entre ellos los supuestos elementos que utilizaba Toledo para aplicar los tormentos denunciados.

En cuanto a la incorporación de nuevo material de prueba se esperan que en las próximas horas sea remitido el pliego con las preguntas que deberá responder el obispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari. Al igual que en el proceso judicial que enfrentó Justo José Ilarraz, el prelado pidió responder por escrito haciendo uso de su condición de máxima autoridad eclesiástica.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario