Secciones
La Provincia

Aseguran que la Iglesia no colabora con la causa Ilarraz

El abogado querellante, Milton Urrutia, entiende que “el Arzobispado de Paraná dilata el envío de información”. Le parecen “sospechosos” los errores que se cometen en los documentos.

Jueves 15 de Noviembre de 2012

La colaboración del Arzobispado de Paraná en la causa que se lleva adelante contra el sacerdote Justo José Ilarraz, acusado de abuso de menores en el Seminario Arquidiocesano, deja mucho que desear, según la opinión del abogado querellante Milton Urrutia.

“Dilatan el envío de información, y cuando la envían hay errores muy sospechosos”, afirmó el letrado, en diálogo con FM Litoral.
 

“Mandaron la nómina de todos los alumnos internos y externos con muchos errores, todo desordenado”, explicó el querellante, que además fue seminarista. “Faltan nombres de los seminaristas, como por ejemplo el secretario de monseñor. Es vergonzoso. Confunden externos con internos y eso se lo voy a advertir al juez por escrito, porque eso está hecho de exprofeso. Si no tienen la documentación de los alumnos debe intervenir el Consejo General de Educación”.
 

Urrutia destacó el avance que tiene la causa que investiga el juez de Instrucción Alejandro Grippo. En este sentido adelantó que hoy habrá una nueva declaración testimonial. Será la de un joven que dice haber observado a Ilarraz en una situación comprometida con un menor en 1990. Esto se lo habría contado a Juan Alberto Puiggari, quien era el director espiritual del joven. “Puiggari lo mandó en castigo a barrer el patio”, precisó el abogado.

No le interesa
Causó sorpresa en los Tribunales que el arzobispo de Paraná, Puiggari, pusiera condiciones a la Justicia para prestar declaración en el marco de la causa penal contra Ilarraz por Promoción a la corrupción de menores agravada.
 

Ayer a la mañana jueces, abogados y fiscales no salían de su asombro por la falta de respeto del titular del Iglesia Católica al magistrado. “A monseñor Puiggari parece no interesarle la causa. Se ampara en la posible prescripción para evitar declarar. Es una vergüenza para la gente”, aseguró Urrutia, quien sostuvo que “Puiggari es un gran estratega y un gran mentiroso”, y aseguró: “Puiggari dice que se siente violado por la inspección judicial del seminario. ¿Y las víctimas de Ilarraz, cómo se sienten, eso no le importa?”.
 

Urrutia adelantó que pedirá en las próximas horas que Estanislao Karlic responde cómo va a declarar, ya que si bien regresó a la Argentina no ha respondido a la requisitoria de la Justicia.
 

Los abusos siguen ocurriendo
El abogado Milton Urrutia le pidió a los feligreses que no creen en los abusos, que soliciten en la curia la investigación diocesana y la apertura de los archivos secretos. Es su modo de ayudar a desmitificar la situación. Además advirtió que “hoy hay sacerdotes que han sido trasladados de Paraná al norte entrerriano por tener relaciones con menores”, y añadió: “Porque Puiggari no muestra los legajos de los curas”.
 

También Urrutia precisó que el canciller de la curia, el sacerdote Hernán Quijano Guesalaga, realizó viajes a Roma y llegó a Grecia con el padre Justo José Ilarraz. “Cuando estuvo en Oro Verde tenía colgado un cuadro con Ilarraz y una vuelta un cura le preguntó ¿Y eso? es Ilarraz con un noviecito que tenía. Me da vergüenza dijo y lo descolgó”, afirmó el querellante.
 

Denuncias
Desde el 13 de setiembre cuando la Revista Análisis hizo pública la denuncia contra Ilarraz, hasta ayer UNO ha recibido correos electrónicos y llamados telefónicos de personas vinculadas a la Iglesia que denuncian a curas de la Arquidiócesis de Paraná y Gualeguaychú por casos de homosexualidad o abuso de menores. En los dos casos, UNO pudo corroborar que los sacerdotes fueron traslados de iglesia y como ocurrió en el caso Ilarraz no hay denuncia penal por los supuestos abusos a menores.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario