Paraná
Viernes 29 de Junio de 2018

Arreglaron el caño y volverá el agua en la zona de la iglesia Nuestra Señora de la Piedad

Los empleados municipales trabajaron para cambiar la llave que se quebró. Los vecinos reclamaron que pasaron una semana sin el servicio.

Tres empleados municipales de Obras Sanitarias hicieron todo lo posible para arreglar la llave del caño que se quebró en la esquina de Paraguay y Pellegrini, a dos cuadras de la peatonal San Martín en Paraná.

Gerardo Romero fue el que más esfuerzo realizó porque le tocó sumergirse a ciegas para colocar los tornillos que permitieron sellar la pieza nueva.

En este video se puede ver el esfuerzo del muchacho que pasó mucho frío más allá de que el sol de la siesta calentaba el ambiente.

Embed

Embed

Embed

Los vecinos de la zona lindante a la iglesia Nuestra Señora de la Piedad pasaron cerca de una semana con problemas en el suministro de agua. Algunos con el servicio limitado y otros sin nada.

En el medio los trabajadores municipales que, a simple viste, carecen de los materiales esenciales. El muchacho que bajaba a colocar los tornillos carecía de cualquier tipo de protección. Uno de los empleados más antiguos remarcó que tenían una sola bomba extractora porque les faltaba un prolongador para colocar la segunda.

En este contexto realizaron la conexión a la electricidad en una casa particular lo que, en cierta manera, vuelve todo más peligroso. Es más el tercer empleado deslizó que sufrió una descarga cuando realizaba la tarea que este viernes le tocó a Gerardo.

Cada dos días, en promedio, arreglan un caño roto porque como son viejos y en invierno, cuando baja la demanda, se contraen.

El problema es que en verano, cuando sube el caudal, también estallan. La solución sería replicar el recambio de caños que realizó una empresa privada cerca de la Casa de Gobierno hace un par de años pero calculan que es una inversión millonaria.


Embed




Comentarios