Secciones
La Provincia

Área Paraná: declaró Geuna pero no recordó casi nada sobre la represión

El exjefe de Policía de Entre Ríos, que trabajó en Investigaciones durante la dictadura, testimonió en el juicio. Dijo no saber si se hacían procedimientos “antisubversivos”. El juez prorrogó las prisiones preventivas de lo imputados.

Miércoles 26 de Noviembre de 2014

Alfredo Hoffman/De la Redacción de UNO

 

Ángel Ernesto Geuna, quien fue jefe de la Policía de Entre Ríos durante el segundo y el tercer gobierno de Jorge Busti, declaró este miércoles en la causa en que se investigan delitos de lesa humanidad. Durante su testimonio, el hombre alegó falta de memoria o desconocimiento sobre la ejecución de la represión ilegal y sobre ciertas autoridades de la fuerza de seguridad que la llevaron adelante. Causó sorpresa en la sala que siquiera contestó correctamente cuándo fue el año del último golpe de Estado.

Además declaró otro expolicía, Carlos Alberto Militello, quien al igual que Geuna al momento de los hechos se desempeñaba en el área de Investigaciones de la Policía. Fue la penúltima audiencia de la megacausa Área Paraná. Solamente falta que declaren dos testigos, uno de ellos lo hará en su domicilio por problemas de salud y el otro en fecha a confirmar pero “a la brevedad”, según dijo el juez federal Leandro Ríos. Entonces sí se entraría en la recta final de la causa.

Geuna y Militello aparecieron en el listado de testigos a propuesta de la defensa del imputado Cosme Ignacio Marino Demonte, para que contestaran una serie de preguntas referentes al funcionamiento de la Dirección de Investigaciones de la Policía durante la última dictadura. Fue una curiosa estrategia defensiva, ya que ninguno de los dos dijo conocer a Demonte, quien se desempeñaba en la Policía Federal, ni declaró nada en defensa de éste.

De todos modos, para la reconstrucción de la verdad histórica resultaba importante conocer datos sobre Investigaciones, en cuya sede de aquella época funcionó un centro clandestino de detención, tal lo relatado por algunas víctimas. Aquella sede era el inmueble del actual Museo de Bellas Artes Pedro E. Martínez, en calle Buenos Aires. Sin embargo Geuna solo aportó imprecisiones y equivocaciones.

Por ejemplo, el ex jefe de la fuerza de seguridad comenzó no recordando exactamente en qué años se desempeñó en Investigaciones: estimó que fue entre 1972 o 1973 y 1976 o 1977. Dijo que luego pasó a Logística, porque los “militares que habían avasallado la institución” lo habían mandado a “ver si había que cambiar algún foco” a pesar de su ya alta jerarquía.

Dentro de Investigaciones, en el actual Museo situado frente a la plaza Alvear, fue encargado de las secciones Leyes Especiales y Robos y Hurtos, donde realizaba trabajo de calle, y a su vez dependía de Delitos y Sumarios, cuyos jefes fueron Juan Pablo Escobar y uno de apellido Zaragoza, indicó.

En aquel edificio también funcionaba “la parte de Inteligencia”, cuyo jefe dijo no recordar. Tampoco supo detallar qué hacía esa repartición ni si se realizaban tareas “antisubversivas”, como se denominaba en la época a los allanamientos y detenciones ilegales por razones políticas. A pesar de que hay víctimas que declararon que estuvieron allí detenidos, Geuna no vio esto. “No había calabozos. Sí había un subsuelo con dos o tres camas y una rampa por donde podía entrar un auto”, indicó.

Sí se acordó de que allí trabajaba Carlos Carvallo, actual prófugo de la Justicia, porque recientemente leyó en la prensa que el locutor que trabaja en una radio de Posadas (Misiones) se escapó al dictarse su detención. “Lo tuve de cadete un año en la Escuela de Policía. Después se fue a los servicios de inteligencia del Estado”, dijo.

La mayor imprecisión fue cuando dijo que la última dictadura se inició “en 1973-74” y se extendió hasta “1982-83”. Esto le llamó la atención al juez, quien volvió a preguntarle sobre lo mismo, pero obtuvo la misma respuesta fallida. Como se sabe y se enseña en las escuelas, la dictadura comenzó el 24 de marzo de 1976 y finalizó el 10 de diciembre de 1983.

Finalmente aportó que “la gente de Inteligencia iba a una reunión semanal o quincenal que se hacía en el Comando (de Brigada), con representantes de cada fuerza” y que le parecía que Carvallo era uno de los que participaba.

Carlos Alberto Militello, el otro testigo de este miércoles, también se desempeñó en Investigaciones durante los primeros años de la dictadura. Este hombre sí recordó que el encargado de esa dependencia era Juan Carlos Alberto Rodríguez y el director de Informaciones (o Inteligencia) era Álvaro Roldán.

Asimismo, dijo que no había “personal de operaciones antisubversivas, formalmente”, pero luego se enteró por comentarios y por los medios que “hubo gente que estuvo involucrada”. Al igual que Geuna, negó que en el actual Museo hayan habido detenidos por razones políticas.

A pesar de que compartía el lugar de trabajo con el personal de “Informaciones”, dijo no tener conocimiento sobre las tareas que allí se realizaban.

Siguen presos

Se conoció que el juez Leandro Ríos prorrogó por un año las prisiones preventivas de los imputados en la causa Área Paraná que están privados de su libertad. Ellos son: José Anselmo Appelhans, Rosa Susana Bidinost, Hugo Mario Moyano, Carlos Horacio Zapata, Alberto Rivas (todos con prisión domiciliaria), Jorge Humberto Appiani y Cosme Demonte (presos en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná). Por su parte, el enjuiciado Oscar Ramón Obaid permanece excarcelado.

En la misma resolución, Ríos decidió mantener la suspensión del proceso respecto de los represores Luis Francisco Armocida y Ramón Genaro Díaz Bessone, quienes fueron separados del juicio por razones de salud. Sin embargo, dispuso que se realicen nuevas evaluaciones médicas de ambos, a fin de determinar si persisten las condiciones que desencadenaron ese beneficio. Para esto el juez convocará a los peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario