Secciones
Gualeguay

Apuran la reactivación del frigorífico equino de Gualeguay

Un total de 61 exobreros del frigorífico cedieron créditos a la cooperativa, para que ésta pueda adquirir la planta. La jueza podría resolver en dos semanas.

Jueves 18 de Noviembre de 2021

Un total de 61 cooperativistas del Frigorífico Equino de Entre Ríos Sociedad Anónima (Feersa) cedieron sus créditos a la cooperativa que se conformó luego de haberse declarado la quiebra de una empresa modelo en la región. Se trata de un acto legal propiciado por la Justicia que representa un gran paso para el salvataje de la firma, y que habilita a la cooperativa de trabajadores a comprar el predio por la vía de la compensación. Fue una mañana de gran valor simbólico y sentimental para los exobreros, quienes junto al abogado Federico Villanueva se presentaron en el juzgado nacional de Primera Instancia en lo Comercial N° 26, convocados por la jueza que dirige el proceso de quiebra. El frigorífico de Gualeguay y todo su entorno empresario atravesó una profunda crisis que fue debilitando la actividad productiva. Conflictos familiares derivaron en pujas en la Justicia, involucrando los intereses de la fábrica, que en su momento de mayor esplendor concentró el mayor caudal de exportaciones de carne de caballo.

Los pasos a seguir

El abogado de los cooperativistas explicó a UNO que en esta instancia no es necesario contar con el aval del 100% de las voluntades, en la práctica debe “ser un volumen grande. El número de 61 es representativo, no hace falta que estén todos, pero sí que la cesión de los créditos (el volumen de dinero) alcance para cobrar. Con este número estamos excedidos “.

LEÉ MÁS: Gualeguay: está cerca la reapertura del frigorífico equino

En este proceso que genera nuevas expectativas la intención es ir sumando más exempleados que se sumen a la cooperativa, con la intención de fortalecer un proyecto participativo y que afiance los lazos sociales cuando sea el momento de reactivar la producción. “No queremos que quede nadie afuera, es solo eso, no haya mezquindades”, planteó Villanueva.

El proceso legal

Los créditos cedidos a la Justicia equivalen a la participación de cada extrabajador en la empresa. Se podrían comparar con una indemnización por despido, ya que en el momento en el que se cerró la compañía, la mayoría de los empleados se consideraron despedidos. “Ese crédito de antigüedad, preaviso de vacaciones, no se pagó en su momento. Como no fue pago, nosotros hicimos toda la verificación de esos créditos en la quiebra, por lo cual un síndico determinó que a García se le debía 4 pesos más intereses, a Gómez se le debe un monto X. Cada uno tiene su propio crédito, que es totalmente distinto entre sí, porque algunos tienen más antigüedad o un tipo de categoría distinta de trabajo. En concreto, ayer cada trabajador cedió por completo sus créditos a la cooperativa, para que la misma compre el predio por medio de una compensación”, precisó el letrado.

Ese consentimiento individual quedó firmado en un acta, donde también participó el Sindicato de la Carne de Gualeguay, representado por Aldo Díaz.

“Ellos se oponen”

Mientras el sector que representa a los extrabajadores acordaron seguir con el plan de salvataje del frigorífico, en la vereda contraria el sindicato se opone a este proyecto por razones que todavía se desconocen. “No tienen asidero jurídico para oponerse. No sé a ciencia cierta porque tienen esta actitud, pero creo que son intereses totalmente económicos, donde quizás hayan comprado voluntades. En este marco nos excede saberlo. No hay lógica para que se opongan, como no hay lógica tengo que pensar otra cosa”, analizó Villanueva.

La decisión judicial

En base a experiencias anteriores, la representación legal de la cooperativa estima que la jueza se podría llegar a tomar entre dos o tres semanas para resolver la cuestión. “Ella tiene que decidir si la forma de enajenación de la planta se hace por compensación o es por subasta. Entendemos que con los números y con la gente que vino, será 100% por la vía de la compensación. Se va a tomar su tiempo para hacerlo; estamos muy a fin de año, los plazos ahora son distintos”, manifestó el profesional.

Al hacer una valoración de la movilización hacia el juzgado porteño, indicó: “Hay una sensación de victoria en el aire, por lo menos de los compañeros de la cooperativa, de parte nuestra como profesionales. Desde lo espiritual estamos viviendo un momento increíble. Si la jueza nos dice que la planta es de la cooperativa, mañana se empieza a trabajar”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario