La Provincia

Anticipan que en Crespo habrá internas en el PJ

Un grupo de dirigentes del justicialismo le comunicó a Urribarri  que se opondrán a la reelección de Robles

Viernes 20 de Marzo de 2015

El justicialismo tendrá internas en la ciudad más poblada de Paraná campaña. Diversos sectores del justicialismo de Crespo coinciden en el rechazo a la aspiración reeleccionista del actual intendente, Ariel  Robles,  e hicieron pública su intención de disputar la candidatura a intendente de la pujante localidad en las elecciones primarias.


 Pero además, para que la cuestión no quedara en una simple declaración  -al fin de cuentas se sabe desde mediados de 2014 que existían sectores del justicialismo con ganas de enfrentar al intendente- mantuvieron una reunión el viernes con el ministro de Gobierno, Adán Bahl, para anoticialismo al respecto, y que a su vez el titular de la cartera política se lo informara al gobernador, Sergio Urribarri.


Participaron del acuerdo el exintendente Rolando Kaheler, el dirigente Rubén Zapata, el abogado Alejandro Canavesio,  y varios otros referentes de la política local.


Al encuentro con Bahl asistió, además de los tres mencionados, el concejal  Schulz, un edil identificado con el exintendente Juan Carlos Brambilla, que en mayo de 2014 abandonó el bloque denunciando irregularidades y con duras críticas  a Robles.


La situación generó un importante revuelo en Crespo porque Cachi Brambilla, actual senador por el Departamento Paraná, apoya la  reelección mientras que el actual intendente apoya la reelección de Brambilla en el Senado.


Asimismo estuvieron la concejala Elizabeth Weinzettel, vinculada al sector de Zapata; el docente Milton Ríos, el extitular de Obras Públicas municipal Claudio Accornero; el exviceintendente César Muro, actual director del hospital; el exconcejal Eduardo Haberkon y el exsecretario de Gobierno de Brambilla, Raúl Zaragoza.


Los reproches de sectores del peronismo a Robles no son nuevos, en el sentido de haber dejado de lado la estructura del justicialismo para gobernar con sus allegados. Sin embargo, la novedad es que el eventual regreso de Brambilla al municipio, como una posibilidad latente, ya no  contiene al resto de la dirigencia.


Lo que le dijeron a Bahl es que la imagen del intendente Robles no garantiza el triunfo del justicialismo y que su gestión no satisface a los ciudadanos de Crespo, y menos a una  parte importante del peronismo de esa localidad. También que, de ser Robles nuevamente el candidato, existen chances de perder la elección frente al radicalismo.


Claro que Robles no está solo y cuenta con el apoyo del viceintendente, Pedro Cibau, aunque algunos de los militantes del sector están con el grupo de Kaheler, Zapata y Canavesio. También juega a favor del actual intendente el posible apoyo del partido vecinal liderado por el expresidente municipal Eduardo Salcerini,  enrolado actualmente en el kirchnerismo. La precandidatura del grupo estará entre los dos rubios de este trío: el exintendente Kaheler o el abogado Canavesio, y así se lo informaron al ministro.


Si bien se sabe que Crespo es la ciudad de Paraná campaña donde el justicialismo tiene un panorama más complicado, también se lo considera por la importancia relativa de esa localidad en el total de votos del distrito.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario