Secciones
La Provincia

Ammar presentará un proyecto de ley para regularizar el trabajo sexual

Desde la organización de meretrices se busca escindir la trata del trabajo sexual autónomo. En marzo, presentarían un proyecto de ley ante la Legislatura provincial, con el objetivo de blanquear la profesión y terminar con la precarización de las trabajadoras.

Martes 20 de Noviembre de 2012

La Asocioación de Mujeres Meretrices de la Argentina (Ammar), filial Entre Ríos, trabaja en un proyecto de ley que apunta a la regularización del trabajo sexual y a garantizar los derechos de quienes lo ejercen. De esta temática hablaron esta mañana, en un desayuno de trabajo con periodistas.

“La idea es debatir públicamente el tema de la ley para toda la sociedad y sobre todo para la gente que tiene injerencia en la materia legal, para que no queden márgenes al respecto”, dijo a UNO Claudia Carranza, secretaria General de la organización a nivel provincial, y añadió que el objetivo es presentarla en la Legislatura provincial en marzo, “pero vamos a ver cómo están los tiempos y así decidir cuál es el mejor momento para hacerlo”.

Según explicó, el fin de este proyecto es darle regularidad a las trabajadoras sexuales, con derechos y garantías en tanto trabajadoras. “Eso haría realmente la diferencia de empezar a abordar la temática, para que haya una inclusión real, de aportes para las compañeras que tienen familia, por ejemplo”.

Asimismo, explicó que actualmente existen unas 140 trabajadoras sexuales que ejercen su profesión en las calles de la ciudad, y que un alto porcentaje es oriundo de Santa Fe. Este dato fue traído a colación tras referirse al cierre de los prostíbulos en Paraná, medida impulsada por Ejecutivo Municipal. Así, destacó que muchas de esas mujeres “dejaron de trabajar en los prostíbulos para pasar a trabajar en la clandestinidad, lo cual invisibiliza la situación. Algunas fueron a la calle donde también hay explotación”.

Carranza destacó que es importante diferenciar la trata del trabajo sexual, ya que éste último se ejerce en forma autónoma y a cambio de una remuneración para beneficio de la propia trabajadora.

“El trabajar en la calle puede llegar más autonomía, pero siempre y cuando la persona que lo ejerce la pueda asumir. No hay que perseguir a las trabajadoras, ni al cliente, sino a los proxenetas, que son quienes explotan. La mayoría de las compañeras no son vulnerables porque conocen su trabajo y esa es una de las cuestiones que hay que entender. Pero nosotras sostenemos que las condiciones en las que se ejerce el trabajo sexual tienen que estar reguladas, tienen que ser saludables. El trabajo sexual no debería provocar daños psicofísicos a quienes lo ejercen. Tiene que ser abordado de forma integral, desde la salud mental, física y social. No cualquiera puede ejercer el trabajo sexual, pero si existiera esta ley habría un marco regulatorio para quienes pueden ejercerlo e implicaría mejores condiciones”, manifestó la Secretaria de Ammar Entre Ríos.

Por último, señaló que “estas condiciones deberían verse desde dónde las formamos, para quiénes, siempre desde el conocimiento de lo que es el trabajo sexual. No sólo en materia de salud, sino desde el derecho, de manera que dejen de estar al margen de la sociedad”.

Mañana, a las 18, habrá una mesa debate en la cámara de Diputados de la provincia, en donde estará disertando el diputado Juan José Albornoz; María Inés Contreras, representante de la organización Ammar a nivel nacional; y Alicia Soñez, secretaria Gremial de ATE, quienes aclararán cuestiones que atañen al trabajo sexual. “Tenemos que pensar socialmente el porqué de la necesidad del trabajo sexual, y cómo mejoraría esta ley la vida real de las personas, cómo se traduciría en una mejor calidad de vida”, concluyó Carranza.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario