La Provincia
Viernes 18 de Mayo de 2018

Alumnos reforestaron un monte nativo afectado por un incendio

Estudiantes de distintas escuelas recorrieron el predio donde funciona el programa Yacaré y junto a sus referentes plantaron especies autóctonas

El Centro Demostrador Educativo de Producciones Sustentables y Energías Alternativas, que funciona en Bajada Grande en el marco del programa Yacaré, recibió ayer a unos 80 alumnos de distintos cursos de las escuelas Guadalupe, Francisco Soler, Juan Carlos Esparza y De La Baxada.
El objetivo fue celebrar el Día Mundial de la Tierra, que se conmemoró el 22 de abril, y si bien se había organizado una actividad para esa fecha, se postergó por el mal tiempo que afectó a la región. Ayer finalmente pudieron festejar, y entre las actividades que llevaron adelante, los más chicos desarrollaron actividades lúdicas y recreativas para aprender de una manera amena cómo se hace una huerta, qué cuidados debe tener, de qué manera regarlas y qué se puede cultivar en ella.
Además, recorrieron el Sendero de Interpretación del Monte Nativo con el que cuentan en este espacio, y que durante el verano sufrió la pérdida de varios de sus ejemplares tras un incendio que se desató producto de las altas temperaturas. Fue en ese entonces que un grupo de docentes de la escuela Guadalupe propuso hacer una forestación, y se abocaron a la tarea de buscar y seleccionar árboles, entre otras acciones previas.
"Cuando nos manifestaron esta idea, decidimos ampliar la actividad e invitar a las escuelas de la zona, como De La Baxada y Francisco Soler, instituciones que están acompañando al centro educativo todo el año y visitándonos siempre. Esto de la plantación de árboles nos llevó a otras actividades", dijo a UNO Yolanda Querchi, coordinadora del Programa y responsable técnica del Centro.
A su vez, indicó: "Valoramos esta iniciativa de los docentes y alumnos de la escuela Guadalupe, que en un principio habíamos decidido hacerla para el Día Mundial de la Tierra, que es el 22 de abril, pero no se pudo por la lluvia. Así que ahora además con esta propuesta nos adelantamos a celebrar el Día Mundial del Ambiente, que es el 5 de junio".
"La idea es festejar la vida, homenajear la Tierra y defender los bienes naturales, para lo cual entendemos que no debe hacerse en un día particular sino todo el año", dijo Querchi, y agregó: "Son especies autóctonas las que plantaron los chicos. Hay ejemplares de algarrobo, lapacho, guayabo, ceibo, ubajay, y también contamos con un limonero, que fue una donación del INTA para la huerta que tenemos en el predio".
Durante la recorrida que efectuaron los estudiantes por el Sendero de Interpretación del Monte Nativo los acompañó el biólogo Alfredo Berduc, invitado especialmente para compartir esta propuesta. El experto les brindó información acerca de las particularidades del monte nativo entrerriano y de los árboles que plantaron, y ayudó a concretar la tarea que con entusiasmo realizaron los alumnos. "El algarrobo es un árbol típico de una zona más seca. Los guaraníes le decían el ibopé, que es el árbol que está puesto al lado del camino para servirse, y los quechuas lo llaman tacu y se refieren a él como el árbol por excelencia, porque da muy buena madera, además unos frutos comestibles que son muy nutritivos y muy buenas mieles, y tiene propiedades medicinales, además de brindar muy buena sombra. Por todo eso es un árbol muy valorado en toda la zona de la Argentina donde habita", mencionó.
En referencia al guayabo, explicó: "Es un árbol típico de nuestros bordes de ríos y arroyos, sobre todo de estos últimos, y le dicen ´el arrayán del norte´, porque la particularidad de su corteza es que es desnuda. Da unas flores blancas muy aromáticas y muy lindas".
Sobre el ubajay, dijo: "Es un árbol de muy lindo porte que viene desde la selva misionera a través del río. Es típico de las islas y las costas. Su nombre es de origen guaraní y significa ´la fruta que no es dulce´. Es agria y comestible, muy usada para hacer dulces".
Martín Pérez Campos, responsable del taller de Pintura de la Escuela Guadalupe, quien acompañó a los alumnos de 2° a 6° año que estuvieron presentes, expresó: "Nosotros nos enteramos del incendio que hubo hace unos meses e hicimos contacto con el lugar. Nos quisimos sumar a plantar árboles y también vinimos a pintar un mural, que es una actividad que siempre hacemos en la escuela".
"Este es un grupo de alumnos que viene trabajando hace mucho en diferentes talleres, así que están habituados y se entusiasman con realizar este tipo de actividades", resaltó, asimismo, comentó: "Somos profesores de varias materias los que vinimos, como Historia, Biología, Ciencias Naturales, y el taller de Pintura. Siempre estamos abordando la cuestión ambiental en la escuela y fomentando el debato y las charlas sobre temas como la ley de semillas, Monsanto, la agricultura familiar, la economía y las agriculturas alternativas. Esta es una gran oportunidad para venir a conocer el trabajo que se realiza acá y seguir hablando de la temática".
Por su parte, Silvina Mendoza, profesora de Biología de 2° año B de la escuela Juan Carlos Esparza, destacó la iniciativa y manifestó: "Hemos venido antes con muchos grupos, que piden volver porque les gusta, trabajando con temas vinculados a nuestro ambiente, para que lo conozcan".
"Este es un lugar hermoso y por ahí no hemos tenido la suerte de coordinar actividades más seguido, ya que a veces no es tan fácil, pero es un lugar que debería conocerse en toda la ciudad de Paraná y que merece ser visitado y recorrido", concluyó.

Proyecto Yacaré
Yolanda Querchi comentó a UNO que el Centro Demostrador Educativo de Producciones Sustentables y Energías Alternativas, se enmarca en el programa Yacaré, que se inició como un proyecto de recuperación de la especie yacaré overo, y explicó: "Esa etapa de recuperación y repoblamiento terminó. Ahora estamos en una etapa de población silvestre equilibrada en su hábitat, con un predominio de animales jóvenes en etapa reproductiva".
Por último, destacó: "Nosotros defendemos los humedales, de los cuales el yacaré es emblemático y prestamos mucha atención a su presencia en este ámbito. Por suerte tenemos el privilegio de tener humedales en la provincia, como ecosistemas dinámicos, con una rica biodiversidad".

Comentarios