Salud
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Alta demanda: a diario se atiende a unos 700 pacientes en el hospital De la Baxada

Cada vez más gente recurre al nosocomio, que cuenta con múltiples especialidades; en algunas, a veces no se da abasto con los turnos

Era poco antes de las 7 cuando Araceli Demartín llegó ayer al hospital De La Baxada Teresa de Ratto a sacar un turno para que un neurólogo vea a su mamá, –que es paciente de PAMI–, ya que para esta especialidad solo se otorgan los días 22 de cada mes. Se encontró con una extensa fila y con paciencia se dispuso a esperar. "Me dijeron que dan los turnos por teléfono, pero jamás atienden. Así que fui temprano y ya había más de 300 personas antes, y se fueron sumando otras 300 atrás mío", aseguró a UNO.
A su vez, comentó: "A la hora que estábamos esperando en la fila, por parlantes anunciaban para qué especialistas ya no había más turnos, y muchas personas obviamente se iban protestando, porque deben volver el próximo 22. Yo conseguí uno para mi mamá para el día 18 de diciembre. No sé qué vamos hacer porque está con un problema bastante delicado y necesita que el especialista la vea pronto. Es de PAMI y no tenemos dinero para pagar una consulta de 800 pesos o más".
Desde que se inauguró, en 2015, el nosocomio público que se abrió para complementar la atención de los ya existentes en la provincia habida cuenta de una necesidad concreta de la población, fue ampliando sus servicios. En la actualidad, según señaló a UNO Carlos Ramos, su director, se atienden entre 12.000 y 14.000 personas por mes; es decir, que por día llegan a ser 700, en promedio.
Ramos indicó que se brinda atención ambulatoria, tanto en diagnósticos como en tratamientos, y también rehabilitación en kinesiología y diagnóstico por imágenes.
"Hay atención de niños y de adultos, con o sin obra social. Por puerta de ingreso se cuenta con médicos generalistas, clínicos, pediatras, ginecólogos, cardiólogos, gastroenterólogos, otorrinos, dermatólogos, reumatólogos, fonoaudiólogos, neurólogos para adultos y para niños, al igual que psicología, nutrición, odontología, cardiología. Dentro de esta última especialidad está la parte de ergometría y diagnóstico cardiológico por imágenes. En kinesiología, la sala tiene distintos tipos de tratamientos, como gimnasio general, deportología, rehabilitación respiratoria, tratamiento de lumbalgia y del dolor. Está bastante especializado y lo ocupan sobre todo los tratamientos neurológicos que transitan una rehabilitación, y muchos de los pacientes de PAMI. Se busca que haya antes una derivación a cada especialista por parte del médico de cabecera de cada persona", explicó, y añadió que además se cuenta con laboratorio, sala de rayos, seriógrafos, ecógrafos, tomógrafos, mamógrafo y punción estereotáxica.
Si bien el Hospital tiene una amplia capacidad, hay casos donde determinadas especialidades no dan abasto frente a la alta demanda. "Son muchos los turnos que se dan. La buena atención del Hospital hace que cada día y en cada apertura de agenda sea más la gente que asiste. A su vez, se dan turnos por Facebook y se está trabajando con todos los centros de salud y con los hospitales del interior, con los que se estableció un sistema de derivaciones vía web, a través del cual nos solicitan turno directamente, porque hay mucha gente en la provincia que viene a tratarse acá en alguna especialidad, y dentro de un periodo de 24 a 48 horas se responde con el turno asignado al paciente".
En este marco, analizó: "Son muchos los turnos que se dan y el sistema es muy complejo. Hemos observado en las estadísticas que cuando alguien saca uno y si el tiempo de espera es muy largo, se empieza a faltar. Por ejemplo una persona tiene un dolor de muela y pide un turno urgente, pero recién hay para dentro de 20 días. Resulta que se le pasó el dolor a la semana siguiente y ya no viene. Eso en determinados tratamientos nos quita un montón de posibilidades para otras personas. Entonces definimos abrir la agenda en distintos momentos del mes para hacer el sistema más efectivo y la gente se pueda atender lo antes posible, si bien esto tiene un nivel de complejidad también".
"Esto en general se ha conseguido, pero en algunas especialidades puntuales se hace muy difícil poder atender el 100% de la demanda. Por ejemplo, para el electroencefalógrafo los turnos son muy acotados, porque son de 60 minutos y no se pueden dar muchos; con el ecógrafo pasa algo similar: por ahí hay 50 turnos y vienen 100 personas. Esto puede generar una situación de conflicto y nosotros estamos viendo constantemente de qué manera se puede intentar solucionarlo. En general el nivel de reclamos que tenemos es bajo, y para nosotros es muy importante responderlos, orientando a la persona o pidiendo disculpas", dijo, y advirtió: "Muchas veces en algunas áreas ya estamos llegando al colapso, porque directamente no podemos dar respuesta, a veces porque faltan médicos, o porque no hay equipos, y hasta pueden faltar consultorios, ya que el hospital va quedando chico frente a tanta demanda".
Por otra parte, Ramos aseguró que se está reformulando el Call Center: "Por ahí la gente llama para pedir un turno y entran montones de llamadas en un determinado momento. Vamos modificando lo que es posible, día a día y mes a mes".
Otro inconveniente que enfrenta el nosocomio, al igual que muchos otros de la provincia y del país, tanto en el ámbito público como en el privado, es la falta de especialistas: "Por ejemplo, es difícil conseguir neurólogos en Entre Ríos. Algunos viajan desde Santa Fe para atender acá y tienen una determinada cantidad de turnos. Hay pacientes a los que verlos lleva su tiempo, porque tiene un ACV o convulsiones. La demanda se viene incrementando por todos lados", aseguró.

Una deuda pendiente
Si bien desde que se anunció su creación hubo grandes expectativas sobre la posibilidad de suplir una gran necesidad de contar con mayor cantidad de camas para internación en la provincia, en la actualidad el hospital De la Baxada no tiene atención de urgencias ni salas de internaciones. "Nosotros bregamos todo el tiempo para que pueda completarse la obra y contar con una Guardia, un área de maternidad, quirófanos e internación, que además es lo que hace falta de manera urgente: más camas y más lugares de atención, porque cada vez hay más patologías y necesidades, las camas se van deteriorando y a veces no se consiguen, y eso pasa en las instituciones públicas y también en las privadas", expresó Ramos al respecto.

Comentarios