Modo Verano

Alquilar una quinta cuesta igual que viajar al sur de Brasil

Por 10 días, alquilar una casa quinta en Paraná o en cercanías cuesta 150.000 pesos. A ese precio se puede conseguir un paquete a Camboriú con desayuno

Sábado 08 de Octubre de 2022

Pasar las vacaciones en una casa quinta alquilada cercana del lugar de residencia en vez de viajar a otro lado fue un fenómeno que se impuso en 2020, con las restricciones por la pandemia del coronavirus. Esta demanda inusitada se sostuvo el verano pasado, habida cuenta de que en algunos destinos se mantuvieron las limitaciones por olas de contagios de Covid; y condicionamientos para cruzar las fronteras.

Pero todo eso quedó atrás y hoy se puede viajar a otro lado o al exterior si se tienen los recursos, en vez de quedarse a descansar en la zona de residencia, sobre todo considerando los costos de alquiler que tienen hoy las casas quintas, que hoy parten de los 15.000 pesos diarios, es decir, 150.000 pesos por 10 días. Y si bien aumentaron por debajo de la inflación en algunos casos, valen prácticamente lo mismo que le cuesta a alguien irse a Camboriú, al sur de Brasil, ya que a ese importe se puede conseguir un paquete de 10 días para en enero o febrero en bus, en base doble y con desayuno incluido.

En esta comparación hay que considerar que el precio del paquete a Brasil es por persona, y que las casas quintas tienen lugar para que pernocten entre seis u ocho individuos, dependiendo del lugar.

Alquilar una quinta en la zona cuesta entre 15.000 y 25.000 pesos diarios..jpg
Alquilar una quinta en la zona cuesta entre 15.000 y 25.000 pesos diarios

Alquilar una quinta en la zona cuesta entre 15.000 y 25.000 pesos diarios

Además, hay que tener en cuenta que el hecho de que el alquiler de las casas quintas valgan tanto de cara a la próxima temporada estival no es algo arbitrario: tiene que ver con los altos costos de mantenimiento en un país como la Argentina, en el que se proyecta un 100% de inflación anual al llegar fin de año y esto impacta indefectiblemente en los valores de cualquier servicio vinculado a las vacaciones.

Frente a este panorama, con una demanda retraída, al menos por ahora, varios de los propietarios de las casas quintas que forman parte de la oferta local no son demasiado optimistas en cuanto a que haya un repunte. Tal es el caso de Víctor, que tiene una quinta en las afueras de Paraná con capacidad para seis personas, con piscina y todas las comodidades: “Por ahora la demanda viene muy fría. Antes, para esta altura del año, yo ya tenía reservado casi todo diciembre y casi todo enero. Por ahora hay algunas consultas, pero incluso aquellas personas que reservaban habitualmente todos los años para pasar alguna quincena o más días en el verano, me dicen que lo están pensando. Creo que la gente se está tomando demasiado tiempo para concretar y mi sensación es que va a ser muy baja la demanda en esta temporada”, comentó a UNO.

En cuanto a los valores, señaló: “Rondan los 15.000 pesos por día y calculo que es el precio en el que estamos todos. Pienso que no vamos a subir más cuando llegue enero, porque creo que la gente no puede pagar más: por 10 días, solo de hospedaje, tienen que gastar 150.000 para alquilar una quinta”.

“Me parece que no da para más, porque si tenemos que poner un precio aplicando un 100% sobre los valores del año pasado, como se proyecta la inflación, tendríamos que cobra entre 20.000 y 25.000 pesos por día este año, y es muy difícil alquilar así”, agregó.

A diferencia de otros años, tampoco tiene reservas confirmadas para las fiestas de Navidad y Año Nuevo, una época en que solía haber una fuerte demanda, y aclaró: “Pasa que pongo condiciones para alquilar como mínimo 10 o 12 días en esa etapa y cobro un poquitito más en Navidad y a Fin de Año”.

Carlos Dechanzi, propietario de una quinta en alquiler en Oro Verde que cuenta con un complejo con cancha de fútbol, un lugar para eventos y una casa para ocho personas, coincidió en que la demanda bajó. A principios de este año, había mencionado a UNO que el último verano tuvo ocupación plena desde diciembre y las reservas solían extenderse incluso hasta marzo. Hoy la situación es distinta y explicó: “Hay muchas consultas pero pocos concretan, esa es la realidad. Lo que pasa es que este año hay un tema de costos, y pasa que por ahí la gente no se adapta a lo que tenemos que cobrar este año”.

La demanda de quintas ya no es la misma que en 2020 y 2021..jpg
La demanda de quintas ya no es la misma que en 2020 y 2021

La demanda de quintas ya no es la misma que en 2020 y 2021

En este marco, refirió: “Yo alquilo por día y tengo dos opciones: una para eventos, y en ese caso el precio varía según la cantidad de participantes; y otra es para vacacionar en una casa con capacidad para ocho personas. Los precios subieron, como en todo el país; en Mar del Plata, en Buenos Aires y en otros lados están aplicando incrementos del 70% al valor del año pasado, incluso hasta un 80%. Y en ese caso tengo que cobrar entre 20.000 y 25.000 pesos por día la casa, y para los eventos calculo que va a ser de 30.000 a 40.000 pesos el precio”.

“Una cosa eran las vacaciones cuando la gente no salía por la pandemia, pero ahora cambió. Sin embargo, cuando empiece el calor van a empezar a crecer las consultas para las despedidas. Por ahí ahora les parece mucho el precio, pero hoy un kilo de pescado cuesta alrededor de 3.000 pesos, un kilo de uvas está a 1.500. Y ahora viene el aumento de la luz, que no sabemos cómo va a ser; y tampoco conocemos cómo vienen los acuerdos de precios en diciembre”, observó, y opinó: “Viene un alza de costos enorme en todo, pero la gente se cree que va a alquilar una quinta por 10.000 pesos. Yo la alquilo completa, con todo en el lugar, con un espacio enorme, y lo que estoy pidiendo es un precio justo”.

Acto seguido, subrayó: “Si no cobro medianamente bien con todas las comodidades que ofrezco, prefiero no alquilar. Porque después pasa que al aire acondicionado lo prenden desde las mañana hasta el otro día porque hace calor, y yo no les puedo decir que lo apaguen. El costo de luz es terrible, también del gas; el mantenimiento de la pileta es otra cosa que subió: el cloro aumentó un 100%. Tengo una pileta que es grande, hay problemas con el agua en Oro Verde porque es salada, dura, y es un tema, porque cuanto más se usa más costos tengo, por eso prefiero no utilizarla y no gastar en vez de alquilar la quinta por menos”.

Sobre este punto, concluyó: “Pienso que con el correr de las semanas la gente se va a dar cuenta de que si pedimos 20.000 pesos por día, cuando el año pasado eran entre 12.000 y 15.000 el precio, es algo razonable. Porque si comparamos con un hotel, cuesta 7.000 pesos por día por persona, y en la quinta caben ocho, con absolutamente todo incluido: solo tienen que traer la comida y la bebida”.

NOTA RELACIONADA: Alquilar una casa quinta en la zona, una odisea este verano

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario