Carta del Lector
Lunes 29 de Octubre de 2018

Allende, ¿misógino y violento?

Llegó a la Redacción de UNO una carta de lector sobre la denuncia por violencia psicológica que la ministra de Salud, Sonia Velázquez, realizó contra el diputado provincial y titular de UPCN, José Allende.

Llegó a la Redacción de UNO una carta de lector sobre la denuncia por violencia psicológica que la ministra de Salud, Sonia Velázquez, realizó contra el diputado provincial y titular de UPCN, José Allende.

Como mujer quiero poner en estas pobres palabras lo que mi corazón me manda, apesadumbrado frente a tantas voces que se alzan en un tema tan actual e importante como la violencia de género. Y habiéndolo pensado, antes que juicios o nuevas denuncias, manifiesto mi testimonio junto con algunas preguntas, para que libremente quien quiera pueda reflexionar hondamente, y no de manera liviana, superficial u oportunista, tan graves acusaciones.

¿Puede el mismo hombre que me ha enseñado a amar a mi madre, a amarme a mí misma y a amar la vida odiar a las mujeres?, ¿puede esa misma persona que ha entregado casi toda su vida a la lucha obrera, a la reivindicación de los trabajadores y trabajadoras más olvidados, a la igualdad de oportunidades en el ámbito político y gremial, ser un violento y un opresor?
He crecido al lado de un padre que con su ejemplo de vida y su amor me ha ayudado a sentirme una mujer profundamente libre, con voz firme y pensamiento propio; un dirigente que desde hace décadas impulsa y promueve con apoyo y actitudes bien concretas el acceso efectivo de tantas mujeres a los espacios de poder más decisivos; un hombre que ha crecido en la política rodeado de mujeres que han crecido con él, valiosísimas mujeres que dejan su vida por un proyecto en común, acompañándolo y fundamentalmente enriqueciendo el ideario que comparten.
La verdad deja huellas imborrables en la realidad, las acciones que emprendemos y los ideales que nos mueven hablan por sí solos, esa voz puede taparse pero no calla. La violencia de la mentira grita, pero las caretas de la hipocresía tarde o temprano caen.
No hay falacia que construya, por eso creo y confío en que es aquélla verdad la que nos hace libres de las cadenas del doblez. He sido bendecida con mi padre y de mi corazón agradecido brotan estas simples palabras en honor al testimonio de amor y entrega que su vida significa para mí.

La carta lleva la firma de Victoria Allende (DNI 30.787.064), hija del diputado.

Embed

Comentarios