Secciones
Colón

Alivio en Colón: "Es una buena noticia que se haya podido controlar el brote de coronavirus"

La directora del hospital San Benjamín de Colón agradeció el esfuerzo de la ciudad. "No fue nada fácil", dijo. Destacó la loable tarea del personal de salud.

Lunes 29 de Junio de 2020

Los días de angustia parecen haber pasado para Colón, San José y Liebig, ya que según confirmó ayer el Ministerio de Salud dejaron de tener transmisión local por conglomerado. Para acreditar ese status debieron pasar 14 días sin nuevos casos positivos de coronavirus, y que a los pacientes que contrajeron la enfermedad se les haya establecido el nexo epidemiológico. “Es una buena noticia que se haya podido controlar el brote”, subrayó la directora del hospital San Benjamín, Norma Hernández. En Colón, principalmente, y en el resto de las ciudades, la progresión de casos fue de menor a mayor, hasta que debido a la gravedad de la situación se declaró a la región como zona de transmisión por conglomerado. “Se ganó una batalla en todo caso, no la guerra. Aunque no me gustan las comparaciones militares, esto es paso a paso”, recalcó Hernández en declaraciones a UNO.

Para la profesional una de las claves para sortear la crisis fue el esfuerzo de la comunidad luego de la desazón que significó el cierre de comercios y la paralización de la actividad comercial. “No fue nada fácil, y de eso somos conscientes. Es una comunidad que estaba con un nivel de actividad importante y que estaba tratando de reconstruir su normalidad. De golpe tuvo que volver a encerrarse y limitar su actividad, volver a cerrar negocios, muchos de ellos tuvieron las esperanzas cifradas en poder mejorar su situación económica. Esto es un reconocimiento al esfuerzo que se pidió en un primer momento; valió la pena. Si en ese momento hubiéramos seguimos moviéndonos, hoy no estaríamos celebrando haber vuelto a no ser un conglomerado y a no tener transmisión comunitaria tampoco”, justificó una de las integrantes del Comité de Organización en Emergencias de Salud (COES) de Colón.

colón.jpg
Los días de angustia parecen haber pasado para Colón, San José y Liebig, ya que según confirmó ayer el Ministerio de Salud dejaron de tener transmisión local por conglomerado

Los días de angustia parecen haber pasado para Colón, San José y Liebig, ya que según confirmó ayer el Ministerio de Salud dejaron de tener transmisión local por conglomerado

La ciudad, identificada por su potencial turístico y enfocada en el desarrollo termal, tuvo su momento más crítico el 5 de junio cuando se reportaron siete casos positivos de Covid-19. Pero a partir de las acciones sanitarias, de control y la responsabilidad de la ciudadanía se pudo superar una emergencia inédita en la zona. Si bien todos colaboraron para alcanzar el objetivo, la responsable del San Benjamín destacó la abnegada tarea y en varios frentes del personal de salud. No fue una tarea fácil para nadie y obviamente para el personal de salud, que tuvo que pasar varios días con muchas horas de trabajo. Estuvieron pendientes de la atención de las personas que estaban internadas, a llamar telefónicamente a los contactos y ver si estaban con síntomas, citarlos, evaluarlos, realizarles el hisopado, realizar la limpieza del lugar para todos estemos tranquilos y seguros. Se tomaron todas las precauciones de uso de material de seguridad”.

Un trabajo de hormiga

El rastreo de los nexos epidemiológicos de cada uno de los casos diagnosticados de Covid-19 quizás haya sido el trabajo más arduo y sistemático encarado por los equipos de salud durante la fase de conglomerado. “Todos los positivos tuvieron nexo epidemiológico entre ellos. El trabajo de comunicarse con cada una de las personas que estaban afectadas, pedirles que recuerden con qué personas habían tenido interacción, aunque fuera mínima en las 48 horas previas a los síntomas. Es una situación angustiante, porque no hay que perder de vista que estas personas estaban enfermas, aunque la mayoría se sentía muy bien. Tuvimos solo un caso de una persona que empeoró durante la internación y donde fue necesario un seguimiento más cercano, suministrándole antibióticos”, repasó Hernández.

En relación a los pacientes que todavía siguen cursando la enfermedad, y por ende aún no recibieron el alta, la facultativa explicó: “Son 16 en total los que todavía no tienen PCR negativo, algunos de ellos tras la última determinación del COES se resolvió que tras 15 días de aislamiento institucional, si la PCR es positiva, se los puede aislar en un domicilio. Los demás continúan en un aislamiento institucional porque no contaban con las condiciones en su vivienda para el confinamiento”.

A la fecha los casos confirmados de Covid-19 en el Departamento son 31, siendo el último contagio registrado en el conglomerado Colón-San José-Liebig, el 15 de junio.

“Ha sido doloroso, pero cuidemos lo que logramos”

El intendente de Colón, José Luis Walser, confirmó que la localidad “pudo superar un momento difícil y de zozobra” cuando se inició el brote de contagios ocurrido en los primeros días del mes. En un informe virtual anunció que la ciudad regresa a la fase de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, decretada por el gobierno nacional. “Hemos hecho un gran trabajo, pero debemos tener en cuenta que no estamos ajenos a volver a vivir una situación de este tipo. Vamos a convivir con el virus. En este momento cobran un gran importancia la responsabilidad social y las medidas de control”, rescató.

El presidente municipal planteó la posibilidad de habilitar nuevas actividades, aunque para ello explicó que es necesario fijar algunas pautas de organización. “Tenemos la ventaja que conocemos lo que es retroceder de fase. Y el aprendizaje que nos deja es la importancia de cambiar los hábitos, no compartir el mate, evitar los abrazos y el saludo con un beso.

Del mismo modo, Walser agradeció el trabajo de los agentes sanitarios y su compromiso en la atención de los pacientes, al igual que el seguimiento de los nexos epidemiológicos. “Tenemos capacidad para organizarnos como comunidad.

Colón reglamentó nuevamente las salidas recreativas y estableció recomendaciones para su implementación. Las actividades saludables se podrán realizar en el grupo familiar estrecho y conviviente de 8 a 20 con el máximo de una hora de salida. Los adultos mayores podrán hacerlo entre las 11 y las 16.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario